Desde aviadores y oportunistas pretenden colarse en los registros de candidatos de Morena y PT

En Durango, dos casos emblemáticos: Gilberto Pérez Obregón y Ramiro Ramírez Martínez

Local 20 de febrero de 2024 CARLOS ARMANDO ACOSTA

pt web

En todos los partidos políticos hay oportunistas que se cuelan como la humedad con los dirigentes para obtener algunos beneficios ya sea directa o indirectamente, busca chambas, busca ventajas  y si se puede, por qué no hasta un cargo en sus filas o algún registro en las listas (solo en las listas ) a algún cargo de elección popular, todo depende del grado de lambisconería, esto último a los que son serviles para poder seguir utilizándolos como trabajadores gratuitos en las más elementales labores del partido como pintar bardas, colgar lonas y hacer bulto en los mítines y templetes.

Recientemente, con la apertura de los partidos a “abrirse a la sociedad civil”, muchos aprovechan para inscribirse y aparecer ahí como suspirantes, aunque en términos reales no sea más que un alarde momentáneo, una llamarada de petate verde y un sueño guajiro, pero hasta a eso le sacan raja, (de lo perdido lo que aparezca).

Tal es el caso de dos personajes muy peculiares. Gilberto Pérez Oregón desempleado y Ramiro Ramírez Martínez, “profesor” (aviador) de dos escuelas primarias, los dos inscritos como suspirantes a diputados locales al primer distrito electoral, el primero por el PT y el segundo por Morena, obviamente sin ninguna posibilidad real de poder quedar como candidatos, ya que la finalidad de éstos partidos políticos es justificar la apertura que abren a “toda la ciudadanía” y dar cumplimiento así al mandato constitucional. 

El primer caso es el de Ramiro Ramírez Martínez, aviador de dos escuelas primarias quien hace alarde de que el partido de Morena le ha ofrecido una diputación, y anteriormente la presidencia municipal y hasta la gubernatura del Estado de Durango, con el fin de impresionar a compañeros, directores y su supervisor para que le crean y lo protejan permitiéndole seguir siendo aviador, que en términos reales lo es desde hace más de 10 años.

A través de quejas de padres de familia y compañeros de los centros educativos donde este aviador cobra, se ha hecho evidente la molestia en su contra, ya que cuenta con dos plazas como maestro de educación primaria federal y prácticamente siempre ha estado ausente de las aulas de clases, sin importarle en lo más mínimo cumplir con su trabajo que es atender a los alumnos en las áreas de computación y biblioteca.

El citado Ramiro Ramírez Martínez el tiempo que le pagan por dar clases lo utiliza para hacer manifestaciones en contra de la Secretaría de Educación Pública y también en contra del sindicato de la sección 12 y por señalamientos de alterar el orden público en años pasados fue detenido y recluido en el centro de readaptación social número uno de Durango.

Es bien sabido a través de padres de familia y maestros quienes se han quejado de las permanentes ausencias en sus centros de trabajo en las escuelas General Blas Corral ubicada en la colonia Adolfo López Mateos y en la primaria Juana de Asbaje localizada en la colonia Francisco Zarco, en donde  Ramírez Martínez siempre ha ocupado la comisión de biblioteca escolar o computación en ambas escuelas, comisiones que le sirven para presentarse sólo esporádicamente a firmar la asistencia para justificar el cobro de un sueldo que no devenga.

Este literal aviador, argumenta a sus directores que le es imposible permanecer en sus centros de trabajo porque su presencia en Morena es imprescindible para realizar importantes labores en ese partido político, ya que asegura que será el próximo diputado y que es un hecho que también será el próximo gobernador de Durango ya que dicho partido político le hace insistentemente esos ofrecimientos y lo consideran como su mejor opción (sic).

El cuestionamiento es: ¿sabrá la SEED, el SNTE sección 12 y el partido Morena que el mencionado Ramiro Ramírez Martínez es un aviador? ¿Sabrán los directores de las escuelas que lo protegen y solapan que les está tomando el pelo? ¿Con qué calidad moral y ética este seudo profesor asegura que tendrá un puesto de diputado y que además será el próximo gobernador de Durango, cuando ni siquiera cumple con su trabajo en las aulas en las que siempre está ausente, demostrando así durante más de diez años el nulo interés que tiene por la educación de la niñez.

Es lamentable que este tipo de maestros quienes son apoyados por las autoridades directivas y de supervisión, no atiendan a los alumnos y alumnas en las áreas que son complementarias e importantes en su formación educativa, lo cual es lo menos importante para este seudo profesor cuyo único interés es cobrar su doble plaza, en este sentido su permanente ausencia laboral lo convierte en un aviador más.

No es grave que el citado aviador suspirante pueda tener mitomanía, delirios de grandeza o sueños guajiros y que además los comparta con quienes estén dispuestos a creerle, lo grave es que atente contra el derecho de los niños por quienes justifica su sueldo, lo grave es que cobre no sólo uno, sino dos sueldos sin trabajar, lo grave es que ese dinero que injustificadamente se le paga, sea dinero del erario público, lo grave es que un partido como Morena desconozca el perfil de los suspirantes que acuden a registrarse, que aunque el registro está abierto a toda la ciudadanía, por lo menos, tendría que hacerles una pequeña investigación para evitar que se cuelen personajes como este, lo grave es que la SEED permita que siga habiendo aviadores a pesar de que al inicio de este gobierno se prometió erradicar esta vieja práctica de corrupción.

Por supuesto que la irresponsabilidad de este suspirante aviador, ha sido solapada  por los directores de la escuela Juana de Asbaje, Moisés Rocha Fuentes y por el director de la escuela General Blas Corral Martínez, Homero Gámez Almanza, así como también por el supervisor de la zona escolar 110 Ventura Ortega Ramos quien tiene un familiar (yerno) que durante años también ha estado cobrando en la nómina de la SEED en calidad de aviador.

Otro suspirante que se coló al registro para Diputado por el primer Distrito electoral local por el PT es Gilberto Pérez Obregón, el “Gil”, ha estado envuelto en varios escándalos, uno de ellos es haberse enfrentado en una guerra de difamaciones en contra de una mujer a quien le debía dinero, al no pagarle ella procedió legalmente y finalmente se quedó con la garantía de dicho préstamo, una casa en la colonia López Mateos, donde el Gil tenía un negocio de productos de limpieza. Una vez iniciado el pleito legal por el cobro del dinero, Gilberto Pérez Obregón fue capaz de utilizar a su propio hijo menor de edad para acusar a su acreedora de violación, argumentando que ella había violado a su menor hijo.

A esto le siguieron fuertes ataques en las redes del Gil hacia su acreedora. 

Una vez que su acreedora logró comprobar su inocencia ante esa acusación Pérez Obregón atacó a la jueza con señalamientos de corrupción también en redes sociales. Al día de hoy se le obligó legalmente a retirar todas sus publicaciones en redes sociales tanto a su acreedora como a la jueza que dictaminó en su contra.

Recientemente este suspirante del PT a la candidatura por el primer distrito electoral fue despedido de su trabajo en el que tenía poco más de un año de antigüedad como vigilante de la Universidad Autónoma de Durango (UAD), el motivo del despido según autoridades de esa universidad fue por acoso sexual en contra de una alumna. Ahora este personaje está registrado como aspirante a un cargo de elección popular por el PT. 

Los partidos al menos deberían investigar qué tipo de ciudadanos son a los que les brindan el registro como suspirantes.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email