El eclipse total de sol

el mayor evento en Durango

Local 26 de marzo de 2024 MARTÍN M. GONZÁLEZ

eclipse web

Marzo ha sido un mes para que el turismo y los duranguenses, aprovechando las vacaciones de semana santa, disfruten una variada cartelera de entretenimientos, espectáculos, cultura y arte, de vario pinta, calidad y niveles.

El Festival de Primavera de la Universidad Juárez recién ha terminado, entre sus tumultuosas y sospechosas elecciones de sus directores facultades, el escándalo de los millones que se le dan a las sociedades de estudiantes sin que tengan que justificarlo ni presentar facturas.

El Día Mundial del Artesano, celebrado el 19 de marzo, con su santo patrono, San José, padre del mesías, de oficio carpintero, con una muestra artesanal en la plaza Fundadores.

Artesanos escogidos por su arte y linaje, sin incluir a los importadores de fayuca china, apenas un puñado de lo que sobrevive de esta especie en extinción llamada artesano duranguense.

Casi una semana de expo venta, bailes folclóricos y asombros indígenas. Sus premios, sin tomar en cuenta los diferentes niveles en el detalle y el arte. Sus reliquias soperas.

Una semanita donde los artesanos, sobre todo los indígenas tepehuanos y huicholes, son reconocidos como personas, con necesidades de comer y vivir, ya no como curiosidades ancestrales. Y los reviven del nostálgico olvido, para ignorarlos el resto del año.

El inicio del mal llamado Festival Ricardo Castro, que no tiene por ninguna parte ni a Ricardo ni a Castro. Un negociazo para el alcalde José Antonio Ochoa, con sus oscuros contratos de ocho millones. Un revivir de astros apagados, de pedritos ya casi Don Pedro. Así de burdas y populistas maromas y circos, pura adormedadera para no pensar ni cuestionarse. Solo consume y consume.

Pero sin duda alguna, el evento que se los llevará de calle, gracias a la gran difusión en los medios y en las redes, será el próximo gran eclipse total de sol a celebrarse el 8 de abril, que por casi cinco minutos o menos, según la zona donde se le observe, oscurecerá el día.

Cegará a este azul nuestro y por momentos la luna tapará al sol, sumergiéndonos en las tinieblas del principio de los tiempos. Sin hechizos ni supercherías, sin fines del mundo, sin castigos de Dios. 

La antigua danza de los astros, la vieja historia de amor entre la luna y el sol. Los sacerdotes mayas implorando el perdón de los dioses mientras hundían el puñal de jade verde. Y sin embargo se mueven…

Según el turismo estatal, los hoteles estarán llenos al máximo de miles de turistas que armados con telescopios y lentes oscuros, asaltarán los puntos donde se apreciará el fenómeno de mejor manera.

El gobierno de Esteban ha tomado el eclipse total de sol como uno de los grandes eventos de su gobierno, como prueba de Dios, de que su “soñar en grande” es una realidad divina.

Es un eclipse, quien Esteban no lo prometió en su campaña, pero ahora se lo cumple a los duranguenses. Será un eclipse que reactivará la moribunda economía duranguense, por el billete que dejarán los miles de turistas que vendrán a esos cinco minutos de oscuridad oscura. Eso si se cumplen las expectativas de turismo.

Por lo pronto, Esteban, nuestro soñador y vernáculo gobernador, ordena un operativo especial para garantizar la seguridad del turismo nacional e internacional. Brindar mayor seguridad en las vacaciones de Semana Santa, en el evento de la Semana de la Moto y el desarrollo del fenómeno natural del eclipse solar.

El fenómeno es solo eso: un fenómeno astronómico que ha venido sucediendo desde millones de años. Debe verse con los cuidados y preocupaciones pertinentes, sin esperar milagros ni curaciones cósmicas.

Según informaciones que circulan en internet: serás la misma persona después del eclipse total del 8 de abril. Cierto será un fenómeno astronómico irrepetible para quienes estamos vivos, la luna tapará por completo el sol y oscurecerá alrededor del mediodía el noreste de México.

Les recordamos que el eclipse total de sol: NO limpia energías. NO te hace vibrar más alto. NO limpia tu aura. NO equilibra el mundo natural. NO se relaciona con los signos del zodiaco. NO causa mal de ojo. NO tiene efectos en la embarazadas. NO tiene que ver con ningún ritual de meditación. NO es señal del fin de los tiempos.

Sí sirve para dejarlos ciegos o afectar su vista si no lo ven con la protección adecuada. No caigan en charlatanería espiritual y disfruten ese bonito fenómeno si tienen oportunidad. Recuerden que los planetas, al sol y al Universo completo, le importamos un soberano comino.

Por lo pronto, el eclipse en Durango ha servido para “ocultar” los problemas que nos aquejan desde que Esteban y su primo, tomaron el poder: la impunidad del ex gobernador Rosas Aispuro, la crisis sin resolver de meningitis. El desfalco de 24 mil millones pesos que mantiene en la miseria a Durango. La inutilidad de las fiscalías. Una cultura mediocre cuyo mayor atractivo es llevar a los niños a los museos. El bajo nivel de empleo remunerativo. Una larga lista de pendientes, regazados desde que el PRI es PRI en Durango, es decir toda la vida. Ojalá tuviéramos un eclipse cada tres meses. Y muy poco del prianismo.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email