Devociones

Cultura 21 de marzo de 2023 LETICIA SALAZAR CASTAÑEDA

web devociones

Hueca en mi masa de años espero el último descuello, como esas montañas que no saben disimular sus cavernas,

como sibarita de fantasmas y espejismos brincando al centro de su devoción suicida.

 

Eso de mirarse al espejo y recordar lo que aún no sucede nos enfrenta a verdades que se pierden al llegar al plano de la palabra.

 

Pero basta esconder la identidad en una sonrisa y empiezan a bajar de tono los conceptos,

con ello demuestro que el espejo sí miente.

 

Es cierto que vine aquí por voluntad propia,

por eso cuido cada una de mis células y un aire orgánico se me unta como algo mío.

 

Soy más de la tierra que de otros reinos,

de ingrediente que duele al desdoblamiento de los ojos,

¿será por eso que la tierra me invita con avidez a su festín de gusanos?

 

En todas direcciones me delata la vida,

me denuncia mi homo sapiens con la causa y efecto del miedo a mi propia especie.

 

Brotan recuerdos por la fisura de algún gesto extraño,

y ladro a la noche para que liberes sus estrellas.

 

Gotea con discreción mi grifo adentro,

seco de buenas intenciones…

 

Un aullido retrocede a la cueva original.

Pero no grito,

el eco vuelve leyenda todo lo que grita y yo sí pasé por este mundo,

donde cada vez que un gallo canta un tal Pedro vuelve a las andadas…

 

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email