A propósito de marzo…

“Soy feliz cuando me veo con otro, pero al mismo tiempo me desilusiono, porque espero un placer que sólo tú me puedes dar”. Simone de Beauvior a Jean-Paul Sartre

Cultura 13 de marzo de 2023 NURIA METZLI MONTOYA SALINAS

venus latina web

“Todo comenzó en mi vida con una infancia feliz”.

La musa del feminismo contemporáneo e inspiradora de los derechos de la mujer, enseñó el amor libre y la infidelidad como deber recíproco, estipulado en un contrato que ella y su pareja renovaban cada dos años: “El deber de ser infieles para asegurarse contra los engaños”.

La escritora francesa socializó con Claude Lévi-Strauss, Raymond Aron y Paul Nizan. Conoció al escritor de La Náusea en los cursos de filosofía de La Sorbona de París; un hombre estrábico, feo y con lentes de botella que la embelesó con su ternura y profunda inteligencia. Cuando hablaban de literatura no existían los demás. Su única avidez era la de conocerse intelectualmente, indagando el uno dentro del otro, retroalimentando la búsqueda que cada uno cultivaba. Él se convirtió en el padre del existencialismo, ella en la paladina de los derechos de la mujer.

Este provechoso periodo intelectual los llevó a establecerse como pareja por el resto de la vida, viviendo separados -e incluso-, permitiéndose ambos, otras relaciones como experimento de vida.  Adoptaron una hija aún sin nunca compartir el mismo techo.

“La felicidad está hecha de momentos repetitivos en compañía de quien quieres y con quien te lleves bien”.

Las célebres ponencias de Beauvior, que también expuso como existencialista, llegaron a ser identificadas y junto con Sartre participaron en eventos literarios y de debate de la época. Conocieron a Ernest Hemingway, Franz Kafka, Marcel Proust y Virginia Woolf.

Simone Incitó a las mujeres a ser activas en la lucha no contra los hombres, sino contra el patriarcado. En sus elucidaciones, Paul la había corregido explicándole que lo que pensaba venía de una mujer, entonces no parecía auténtico. Debía deslindarse de sí misma, olvidar el género.  Pronto Simone instó a la mujer a estudiar y trabajar para lograr su independencia económica. Esto significaba crecer y entender el mundo desde otro punto de vista, no desde la forma femenina que nos lleva a obedecer, a desear y esperar. Exhortó también al hombre a participar ayudando en las tareas del hogar y en el cuidado de los hijos.

“El segundo sexo”, 1940, uno de los numerosos libros que publicó y el que le dio el perfil de feminista, es considerado entre los más importantes manifiestos del feminismo de la segunda mitad del siglo XX, donde habló de las diferencias históricas entre los géneros desde cada punto de vista: psicológico, sociológico, biológico, antropológico, histórico y sexual.

“El destino de la mujer es el mismo que el del hombre. La mujer, debe diferenciarse de él, sólo por el hecho de ser procreadora de vida, en ningún momento esto debe ser causa de una diferencia de estatus o de algún tipo de opresión”. S.B.

Te puede interesar
casualidad web

Casualidad

CARLOS YESCAS ALVARADO
Cultura 23 de enero de 2024

Hoy vino a verme el que no fui, Aquel otro... José Emilio Pacheco, fragmento de Aquel otro

penelope web

La muerte se llama Penélope

Jesús Marín
Cultura 09 de enero de 2024

…Y el ángel olvidándose de su imagen divina, sin importarle nada, se entregó en brazos de su demonio para amarse eternamente en una caricia del alma… Crónicas de la Estirpe Negra

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email