Cuando los vi

Cultura 28 de mayo de 2024 ALEJANDRO PARRAL PARRAL

los vi web

Me aferro a promesas que juré cumplir, pero sinceramente ni siquiera pensé en hacerlas realidad. Me aterraba por las noches pensando, ¿qué haré cuando no lo haga?. Pero si soy sincero me da igual, me da completamente igual. Pues no sé, ¿quién soy?. No sé por qué hice esas promesas en primer lugar, no sé por qué me comprometí cuando eso es lo que más me aterra y paraliza.

Me subí a algo de lo que no puedo escapar, corro, una y otra vez sin parar, pero, me logran alcanzar. ¿Es aterrador? Claro que lo es, no puedo ni siquiera estar bajo la luz de la luna sin pensar en que haré, sin pensar en que me convertí. ¿Aterrador? Creo que no lo sé, solo veo los ojos de los demás y pienso que no sienten lo mismo que yo, podría ser que solo les doy igual o simplemente no quieren sentir.

No sé cuál sea la respuesta de verdad, solo sé que esas miradas sin alma me lastiman, sonríen y me ven mientras lo hacen. Pero, ¿serán realidad esas sonrisas que dejan escapar? Me siento incómodo cuando eso pasa, suda mi frente y mi espalda, solo me ven y vuelven a reír, incomodando el lugar, no sé si deba de bromear, o solo sonreír igual y pasar desapercibido sin más, no sé si realmente me noten, espero que nadie pueda saber qué es lo que realmente pienso cuando los veo, qué pienso cuando volteo para otro lado, fingiendo que no me importa que estén ahí, fingiendo que no quiero recibir toda esa atención y las bromas tan simples, fingiendo que son una coincidencia más y no algo planeado y ejecutado como si fuera un frío ser.

No sé si se dieron cuenta realmente lo que hacía, o solo es mi mente engañándome y asustándome, diciendo lo que más temo, temblando que me puedan descifrar y realmente vean todas esas promesas, ese ser que se encuentra detrás de quién finjo que soy, detrás de ese ser agradable y bromista que piensan que soy.

Tal vez los incomodo con el obsequio de mi compañía y unos buenos días, no lo sé, es imposible de saber, pero siempre estaré aquí pensando, ¿quién soy?, con el miedo a que sepan que no siento realmente lo que quiero sentir y que me aterra que me descubran, pero al final del día solo queda sonreír y hacerlos sentir cómodos, igual que un día anterior y él anterior a ese, haciéndolos creer que el amor existe en todos nosotros, tal vez haciéndolos creer que yo soy real y ellos conmigo.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email