Pensamos

Cultura 06 de noviembre de 2023 ALEJANDRO PARRAL PARRAL

web pensamos

Hace unos ayeres en estas fechas me puse a pensar, que mal me hizo pensar y no saber cuando callar, me postulé sabio ante un mundo nuevo de ignorancias y dudas, me planteaba respuestas que ni siquiera generaban intriga, no era más que un conformista disfrazado de alguien que según él sabe aprender, no era más que un simple miserable y un tonto, no más que un pernicioso.

Me puse de juez con mi yo de hace unos meses, limitándome, pensando que limitaba mi ignorancia, ni parecía saber, creía en el mito de la meritocracia, unos simples caprichos que me gustaban aterrorizar, ahora no hago otra cosa más que ver y reír sin más.

Pobre de ese rufián, pensaba sin cesar, cuando de juez estaba, vaya que fui duro conmigo, parecía que no me compadecía ni siquiera por ser ese pobre hazme reír que pensaba que todos me amaban, pero realmente lo que hacía era decirles lo que amaban escuchar, para alimentar su sucio estos despiadados sin ninguna verdad.

No parezco un buen juez juzgándome a mi mismo, así que porque no también en este instante me doy la libertad de atacar a los demás, ególatras, embusteros, carroñeros, sin objetivo en la vida, quedados para ya no esperar, sufridos de corazón, hipócritas de alma y corazón, pero bueno.

-¿Quién me creó yo?- un simple desolado y enojado en la vida que se juzga pensado que es superior, sin oler la propia putedumbre que yace en mi interior, -oh, aquí el más pobre y desolado soy yo- “victimismo” mi mejor falsa emoción, torre de agonías y golpes en el pecho y corazón.

Pero ya basta, no soy ese quien dicen que soy y espero nunca serlo, para no dar gusto ni a mí ni a los de viejo o joven corazón, pobre de mí que me puse a pensar y no me pude callar, como quisiera a veces mi boca y cabeza controlar y clausurar para poder fumigar de las chinchetas ideas que llenan de picantes, pero molestas ideas.

Pobre de mí, algún día un cuchillo me pondrá fin y por la letra que me creo rebelde e innovador he de morir, ni más ni menos, eso mi propio juez he de dictar en esta ocasión, así que el único culpable soy yo.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email