Templo de Los Ángeles, ícono duranguense

Cultura 08 de mayo de 2023 ALFREDO ANTONIO SOLANO ARELLANO

web templo

Uno de los lugares donde los habitantes de la ciudad de Durango pueden acudir a manifestar su devoción a Dios es el Templo de los Ángeles, enclavado en lo que se conoció como el Barrio de China. Su construcción inicia en el año de 1809.

En su edificación intervino el maestro zacatecano Benigno Montoya Muñoz quien gracias a su talento para trabajar la cantera se puede apreciar y disfrutar del templo de los Ángeles, cuya portada es de estilo neoclásico. La puerta de acceso al templo se forma por un “arco de medio punto y sobre el dintel, tenemos un medallón protegido por dos aleros, a manera de frontón abierto”. (1)

En el segundo cuerpo del templo, es posible apreciar una ventana coral acompañada por dos pilastras a cada lado, tiene un pequeño frontón abierto donde es posible apreciar un monograma de la Virgen María reina.

En lo referente a la parte superior de la portada del templo de Los Ángeles, en su eje vertical, destaca una figura femenina que sostiene un ancla, la cual representa “la esperanza, a su lado hay dos angelillos en actitud despreocupada y pensativa”. (2)

De estilo neogótico son los campanarios, conformados por dos cuerpos, ambos ostentan machones entre los vanos y cada cuerpos termina con entablamiento, la cubierta es cónica con remates diminutos que circundan su base y encima de ella luce una cruz de hierro.

En forma octagonal se edificó el tambor de la cúpula, “tiene aparente la cantera de que está construido, así como las dovelas de los cerramientos rebajados de las ocho ventanas; termina la cubierta del tambor con una linternilla y una cruz”. (3)

El templo de los Ángeles cuenta con tres naves las cuales forman una cruz latina. Tiene dos capillas laterales una de las cuales está dedicada a San Antonio de Padua y la otra a San Francisco de Asís. Construido en cantera y en estilo neogótico, el ciprés de la Virgen de los Ángeles, en él se percibe “la profundidad de la delicadeza y la habilidad artística de un alma sensible”. (4) 

Las cuatro columnas que se levantan a los lados del ciprés están adornadas con arcadas ojivales que circundan en el fuste hacia arriba, rematan con agujas flamígeras.

Complementan el ciprés dos ángeles que sostienen una guirnalda de rosas la cual los une a una de las columnas descritas, “este ciprés neogótico es el primero que emprende Benigno Montoya en un edificio religioso y pone tal expresividad en sus detalles que el conjunto resulta impresionante”. (5)

En el templo de Los Ángeles destacan las figuras geométricas, se supone que del estilo neogótico parte la construcción lineal y vertical de la construcción lineal y vertical de la proporción precisa del volumen, así como la técnica para imprimir luminosidad y lisura a las superficies. “Las nevaduras y los ejes se marcan a modo de delicado dibujo de filigrana y subrayan la tonalidad blanca o gris de la cantera”. (5)

Notas:

1.- Montoya Burciaga Francisco Rugo, Benigno Montoya Muñoz. Escultor, pintor y arquitecto, Tradición Impresa, Durango, Dgo, 2014, p. 177.

2.- Ibidem.

3.- Ibidem.

4.- Ibidem.

5.- Montoya Burciaga, Op cit, p 179.

6.- Montoya Burciaga, Op cit, p 179.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email