¿Han potenciado el turismo los festivales culturales?

El tiempo es su camino

Opinión 05 de junio de 2023 MIGUEL ÁNGEL BURCIAGA DÍAZ

web catedral

Entre los diversos argumentos que se utilizan para justificar la manera en que se programan los festivales en nuestro estado, no podemos dejar pasar el del fomento al turismo, que ahora dentro del discurso político se maneja como “explotar la vocación turística de nuestra ciudad”.

Nadie dice que la cultura no es un gancho para atraer turismo, el problema que es que el argumento se basa en justificar la inversión exagerada que se hace en unos pocos conciertos de artistas comerciales con los que supuestamente se logrará atraer visitantes de otras entidades.

Existen diversas fallas en estos planteos, al menos en la efectividad que pretenden ya que realmente no tienen ninguna relación directa con lo que propiamente podemos llamar turismo y tampoco con lo que se necesita para que esta actividad tenga un verdadero impacto económico.

De entrada, si se observan las estadísticas de INEGI, SECTUR, así como las selecciones de diversas agencias de viaje y turismo, los principales destinos son las playas, de ahí se derivan ciudades del interior de gran patrimonio histórico y riqueza económica, como lo son CDMX, Guadalajara, Monterrey y después lugares con un gran diversidad cultural y natural como es el caso de los estados del Istmo, Oaxaca, etc.

Esto se corresponde con la lógica del turismo, ya que lo primero que busca un viajero es un lugar de esparcimiento/descanso, por ello que las playas siempre llevan la mejor ventaja. Secundariamente viene el interés por el conocimiento de patrimonio cultural, pero en este caso patrimonio cultural emblemático y permanente, lo cual se refiere por ejemplo a ruinas arqueológicas, conjuntos arquitectónicos destacados, museos, gastronomía o prácticas culturales tradicionales que tienen un gran legado histórico. Al final viene la búsqueda de paisajes específicos o la posibilidad de que un evento temporal capte el interés de los viajeros.

Durango lamentablemente, si bien tiene un patrimonio histórico muy valioso no logra competir con el patrimonio de otros destinos por lo que difícilmente se torna en un destino prioritario en la lógica turística, incluso para viajeros nacionales. De hecho, en general las estadísticas de Durango se fortalecen más por las visitas familiares en épocas vacacionales que por la búsqueda de algo específico para hacer en la ciudad.

Es cierto que un evento determinado, como un festival puede fortalecer el turismo, pero esto sólo podría ser útil si el festival ofreciera algo especial que no se pueda encontrar en otra parte o que difícilmente pueda aparecer en otra programación. Entonces ¿Cómo podríamos fortalecer el turismo si la agenda de los festivales duranguenses se construye a partir de artistas y colectivos que ya vienen de gira por otros festivales y de que la inversión que se hace en artistas comerciales, la cual es ominosa para nuestros recursos, aún así está destinada a artistas comerciales que se presentan con regularidad en todas las plazas y regiones del país con bastante frecuencia?

Por ejemplo, consultando la información de la gira de Pepe Aguilar, estuvo prácticamente en todos los estados del norte del país, incluso en estados vecinos a Durango y de ahí se pasó a ferias bastante cercanas como la de San Marcos en Aguascalientes o la de San Luis Potosí, donde tuvo que cancelar por no vender ni siquiera el 10% de los boletos. Difícilmente se trata de un artista que pueda movilizar a una persona para visitar otro destino. Es verdad, Durango los presenta gratuitamente, pero igual al viajero le implica hacer una inversión de traslado, hospedaje y comida que generalmente no tiene a mano y que si lo tuviera francamente podría ser más conveniente ir a un lugar donde además de Pepe Aguilar (en el supuesto que pudiera ser un artista de interés) se presentará en una programación mucho más diversa y completa de eventos artísticos, ya sean comerciales o no, donde seguramente él ni siquiera sea considerado el gancho de atracción.

En el último festival, Durango solo ofreció como potenciador de turismo dos artistas comerciales que demandaron un gasto de 13 millones y que francamente no representan un atractivo notable, porque aún en los rankings comerciales hace tiempo que no son artistas muy vendedores. Si bien para justificar el efecto del festival mezclaron las típicas visitas familiares que ocurren en Semana Santa con el turismo fomentado por el festival, la realidad es que la diferencia entre estas cantidades y las de otras Semanas Santas de años sin festivales no tienen mucha diferencia, los aumentos son poco significativos, ya que se manejan como mucho en un 2%. De hecho acabado el festival varios representantes de sectores empresariales se quejaron en medios de comunicación de que el Festival Ricardo Castro no les ayudó a captar la cantidad de visitantes que esperaban.

Durango es de los estados que menos productividad económica generan por turismo y si bien no considero que sea una mala idea tratar de explotar este sector, los festivales no han contribuido a mejorar la situación y la verdadera razón es porque no ofrecen nada que merezca la pena para movilizarse de un lugar a otro. 

Lo cierto es que se podría fomentar un turismo cultural real en Durango, pero para ello en vez de gastarse todas las fichas en eventos efímeros año con año, se debe fortalecer un patrimonio cultural permanente y distintivo que esté a disposición todo el año y que al ser más original o poco común en la región fortalezca el interés de potenciales turistas. Riqueza patrimonial claro que tenemos, la tenemos en arquitectura, historia, gastronomía, música, tradiciones. Lo que no tenemos es una inversión y promoción seria en ninguno de estos aspectos, que generalmente sobreviven más por voluntad y esfuerzo de algunos interesados que por el apoyo del sector público.

De ahí que la próxima semana veremos el tema de las faltas de fuentes de inversión en la cultura duranguense.

Dudas y comentarios: [email protected]

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email