La batalla de las ideas: progresismo o conservadurismo

El relevo generacional llegará

Opinión 08 de mayo de 2023 DANIEL ANTONIO LARA PALACIOS

web daniel

En años recientes se ha acuñado el término “generación de cristal”, usado por las generaciones más añejas para referirse despectivamente a los más jóvenes, que generalmente tienden a quejarse de actitudes, hábitos y/o costumbres de los mayores.

Esto ha sido acompañado de una nueva forma de corrección política, sobre todo en redes sociales, misma que ha dado lugar a la cultura de cancelación, que es la manera en que se expresa el desacuerdo con discursos o acciones que van en contra de los valores que se persiguen como ideales.

Hay algunos grupos de la sociedad que han sido sistemáticamente vulnerados, tanto socialmente como desde las políticas públicas y la burocracia: las mujeres, la comunidad de la diversidad sexual en todas sus expresiones, los pueblos originarios, entre otros que han sido históricamente maltratados, despojados de derechos fundamentales a los que todo ser humano debería tener acceso en una sociedad moderna.

El mundo está cambiando, el relevo generacional llegará, se acerca el momento en el que esta discusión sobre la corrección política alcanzará a las acciones de gobierno, es inevitable, como en su momento lo fue el voto femenino, el matrimonio entre personas del mismo sexo, la ley ejidal que permite a los pueblos administrar sus tierras conforme a sus intereses.

El progreso de las naciones está ligado a la innovación, los derechos conseguidos y la mejoría de la calidad de vida de las mayorías y de las minorías no privilegiadas, pero ese ideal no se consigue fácilmente, se da a través de las ideas que se acompañan de luchas, para posteriormente alcanzar a ser derechos o leyes.

La mal llamada “generación de cristal” es sensible ante esta lucha por una sociedad más igualitaria, y abandera luchas que las generaciones anteriores abandonaron, tal vez les faltaba información debido al cerco mediático que existió antes de la existencia de las plataformas digitales.

Por eso no es sorpresa ver a personas jóvenes quejándose de las malas condiciones laborales, los feminicidios, la discriminación hacia las minorías LGBT, el racismo, las deficiencias del sistema educativo, la falta de oportunidades, etc. Hoy se vive la confrontación entre el conservadurismo y el progresismo, entre ser distintos o quedarnos como estábamos.

No hay que ser ingenuos, una parte del conservadurismo se adjudica como propias estas luchas con la intención de ganar adeptos, cuando sistemáticamente se han opuesto al progreso y han pisoteado los derechos de muchos; solo hay que ver la historia para saber quién se cuelga de los logros progresistas, para sacar raja política de los movimientos sociales que pagaron, incluso con sangre, los avances que hay en materia de igualdad en todos los sentidos.

La sociedad en general debe cuestionarse si los reclamos de los más jóvenes son realmente ridículos o exagerados, porque las luchas que consiguieron derechos que hoy damos por sentados, en su momento fueron vistos como imposibles o inapropiados, para que haya progreso debe haber cambio y las nuevas generaciones parecen tener claro que la inclusión y la igualdad debería ser la ley.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email