¿Traición del PT a la 4T en Durango?

La ruptura de la coalición local

Local 21 de mayo de 2024 JOSÉ G. MARTÍNEZ

portada web

En las elecciones 2024 uno de los objetivos centrales del movimiento de transformación en curso impulsado por el presidente Andrés Manuel López Obrador -además del triunfo en la elección presidencial con Claudia Sheinbaum- es el llamado Plan C, es decir, obtener la mayoría calificada (las dos terceras partes) en el Congreso de la Unión (cámaras de Senadores y Diputados federales) y la mayoría simple (la mitad más uno) de los congresos locales, para realizar las reformas constitucionales que se necesitan para continuar con este cambio profundo en México.

En el estado de Durango salta a la vista un escenario que va en contra de este propósito: el Partido del Trabajo (PT) optó por ir solo en la contienda para diputados en los 15 distritos electorales locales, sin tener ninguna posibilidad de triunfo en ninguno de ellos, de acuerdo con su menguada fuerza electoral y el histórico de votación que ha obtenido en los últimos tres procesos electorales locales que le han situado en un marginal 7% de la votación total en la entidad en el 2018 y que en 2021 se desplomó a 3.1%, que le sirvió apenas para conservar su registro, es decir, pasó de panzazo y milagrosamente no perdió el registro local.

Este hecho de no ir en coalición con Morena, será crucial en el resultado de algunos distritos electorales, sobre todo en los más competidos entre las dos principales fuerzas, Morena y el PRIANRD, ya que la diferencia de la derrota del morenismo sería precisamente el porcentaje marginal que obtendría el PT y facilitar la entrega con ello del control de la mayoría del Congreso del Estado a la coalición del gobernador priista Esteban Villegas Villarreal.

Es decir, esta decisión del PT de ir solos, sin Morena, estaría significando impedir que los partidos aliados a la Cuarta Transformación obtengan la mayoría del parlamento local y otorgársela al PRIANRD y por ende al titular del ejecutivo estatal.

En los últimos tres procesos electorales para la elección de diputados locales, el PT obtuvo los porcentajes más altos distritales en el año de 2018 con un 10% en los distritos locales 01, 02 y 04 y una votación estatal del 7%. Esos han sido sus números más altos de sus últimas incursiones electorales y con estas cifras y mejorando aún el pronóstico más alentador, las posibilidades de triunfo de los candidatos petistas en los 15 distritos, ¿cuáles cree usted que son? Ningunas. No ganarán ni uno solo de los 15 distritos locales.

En el 2021, la caída en las cifras electorales del PT se profundiza aún más: sus mejores resultados los obtuvo en los distritos 04 con apenas el 5.38% de la votación. Cabe señalar que aún cuando participaron en coalición con Morena, ésta fue su marginal aportación como partido. En los tres distritos con sede en Gómez Palacio no obtuvo ni el 1%  y en el distrito 01 no llegó ni al 4%.

Aquí, surgen varias interrogantes:

1.- Si una de las misiones superiores de la 4T es el Plan C, lograr la mayoría en los congresos ¿porqué en Durango se toma una decisión contraria a ello?

2.- ¿Qué orilló al petismo duranguense ir solo y así favorecer a una eventual hegemonía local del PRIANRD?

3.- ¿Se puede considerar este hecho como una traición al movimiento de la 4T y al Plan C?

De la aportación de los datos duros electorales en esta entrega, se pueden anticipar los siguientes escenarios:

1.- El PT no tiene posibilidades de triunfo en ninguno de los 15 distritos electorales locales.

2.- Los votos que obtenga el PT en algunos distritos representarán la derrota de Morena, esencialmente en los de más alta competencia con el PRIANRD y por ende el triunfo de esta coalición opositora a la 4T.

3.- El propósito  de esta decisión del PT sería entonces entregar la mayoría del Congreso del Estado al PRIANRD y al gobernador Esteban Villegas, disponiendo éste así de las decisiones que al interior del parlamento se tomen, entre ellas todos los procesos legislativos que tienen que ver con el presupuesto estatal, las contribuciones fiscales de los duranguenses, el control y revisión financieros y las eventuales autorizaciones de endeudamiento que ha seguido al igual que su predecesor José Rosas Aispuro.

La interrogante final es si hubo negociación entre la dirigencia petista local con el gobernador prianista, en un escenario en donde el líder vitalicio y dueño de la franquicia del PT en el estado de Durango, Alejandro González Yáñez, tiene un negro historial de negociante, es algo así como un mercenario.

En Durango este oscuro personaje que se hace llamar ‘Gonzalo’, tiene  fama de déspota, de soberbio, de ególatra, de altanero, de arrogante y pedante; es un personaje repudiado por los duranguenses a grado tal que de 13 veces que ha sido candidato solo ha ganado tres por la vía del voto directo la primera en 1992 como presidente municipal, hace 32 años, cuando la gente aun no lo conocía; luego una diputación federal y en 2018 como senador, esto por la inercia del voto pro AMLO.

Actualmente es senador y va como candidato de nuevo a la senaduría de la coalición Morena-PT-PVEM. Y va seguro porque perdiendo entraría como segundo lugar ya que es cabeza de la fórmula.

Los que no van nada seguros son los 15 incautos candidatos locales, a quienes los usa para que en aquellos distritos competidos entre Morena y el PRIAN, los 3 o 4 o 5 puntos que obtengan los petistas, sean la diferencia que pueda hacer perder a los candidatos morenistas, entregándole así al PRIAN la mayoría del Congreso del Estado, esto es una clara traición a la 4T, y aun asi tiene el descaro de pedir el voto para el PT con la falacia de que en Durango el PT es la 4T.

Que no te engañen, en las diputaciones locales de Durango el PT no es la 4T, ni tu voto servirá para el Plan C. Ya basta de simulaciones, arreglos en lo oscurito y engaños. Este personaje de apodo ‘Gonzalo’, solo va por sus intereses personales, no es la 4T, siempre ha estado a merced del mejor postor, tiene fama de mercenario político.

Es una lástima que en medio de la defensa de un proyecto de nación haya políticos venales que sobrepongan sus intereses personales o de grupo y aun así se digan que son la 4T, que son Claudistas, evidenciando su mezquindad, al más puro estilo de la demagogia política.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email