El Hospital 450 entre el milagro y la esperanza, urge sea funcional

El gobernador Villegas debería dejarse de politiquerías y selfies y honrar más la profesión de médico que profesa

Local 30 de abril de 2024 JESÚS MARÍN

hospital web

En el gobierno de Ismael Hernández Deras se inició la construcción del que se pretendía ser el mejor hospital del norte de México. Hospital para festejar el 450 aniversario de la fundación de Durango.

La construcción del inmueble inició en el 2005 y hasta finales del 2012 se encontraba todavía en obra negra, pese a inversiones multimillonarias por parte del Gobierno Federal para concluirlo. 

Inicialmente planeado como un Hospital Regional de Alta Especialidad, lueguito en Hospital General de Alta Especialidad y hoy simplemente Hospital General 450.

Lo inauguró el presidente Peña Nieto allá por el 2014, ante lisonjas del entonces gobernador Jorge Herrera Caldera.

El hospital tendría 208 camas hospitalarias, 25 módulos de consulta externa, 16 camas para urgencias, nueve clínicas de especialidad, terapia intensiva, banco de sangre, auditorio, jardín terapéutico y un centro antialacránico. Sonaba a toda una chulada 

Y para cerrar el magno cuadro del Hospital 450, contaría con cuidados coronarios, imagenología, nueve quirófanos, ortopedia. Y un largo rosario de servicios y atención médicos. Un sueño guajiro.

La realidad actual de Hospital 450 es otra muy diferente. Nunca ha funcionado al cien por ciento. Ni siquiera a un 80%, falta de apoyo por parte del gobierno estatal y federal. La desviación de recursos. En Durango se tiene años de no invertir en el sector salud.

El hospital 450 carece de todo menos del ingenio de sus enfermeras, doctores y personal médico. A veces no funciona algún área pero siempre tratando de atender al paciente. Y paliar sus enfermedades.

La mayoría de los que acuden al hospital no tiene otra opción para curarse. Las operaciones quirúrgicas que ahí se realizan, la mayoría no tendría recursos económicos para pagarse un quirófano, con especialistas y apoyo hospitalario.

Cierto, el hospital carece a veces de lo más mínimo. Trabaja con deficiencias de equipos y medicinas, pero es todo lo que tenemos, mientras el gobernador, siendo el mismo de profesión médica, y quien debería conocer el problema de salud y atención hospitalaria, ya que si es médico como dice su título, sufrió todo ese proceso de estudiante, pasante, hizo internado, guardias, debe conocer desde la misma extraña las carencias de un hospital. Y la salud es lo primero en un pueblo. Debería destinar un gran presupuesto a poner al Hospital 450 al cien por ciento.

Debe cesar sus viajes al extranjero con pretexto de buscar inversiones. Gastar millonadas en sueldos y comisiones moches. El Hospital 450, única luz en la salud de los duranguenses, no merece trabajar sin los recursos mínimos, con demanda de personal en todas las áreas.

El gobernador Esteban Villegas se debería dejar de poliqueterías y selfies y honrar más la profesión de médico que profesa.

Te puede interesar
portada web rector

Los trinquetes del rector Rubén Solís Ríos desfalcan la UJED

Marino Montoya Contreras
Local 10 de mayo de 2024

Pierde juicios laborales por 5.4 mdp y embargan emblemático edificio universitario. Malversó 27 millones de pesos del Fondo de Pensiones y lo obligaron a reintegrarlos. Solís se va, pero con una jubilación superior a los $280 mil mensuales.

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email