Déficit de $1,677 millones en presupuesto de Durango 2024

Al servicio de la deuda se irán $3,600 millones Los duranguenses seguirán pagando los “platos rotos” Y el responsable del quebranto financiero, el ex gobernador Aispuro Torres, impune

Local 19 de diciembre de 2023 Jesús Francisco Sánchez C.

web presupuesto

Las finanzas del gobierno de Durango enfrentarán en el ejercicio 2024 un déficit por lo menos del orden de los 1,677 millones de pesos, seguirán con la secuela del quebranto financiero heredado por la administración de José Rosas Aispuro Torres -quien sigue gozando de impunidad- y además se destinarán recursos por 3 mil 600 millones de pesos por concepto del servicio de la deuda y su amortización, muy por encima de lo que se destinará a la obra pública que serán sólo 1,990 millones de pesos.

El presupuesto de egresos del próximo año aprobado por unanimidad por los integrantes de todas las fracciones políticas partidistas representadas en el Congreso del Estado -PRI, PAN, Morena, PRD, PVEM y PT- contempla un ejercicio de gasto por 42 mil 629 millones de pesos, en tanto que la Ley de Ingresos aprobada contiene sólo 40 mil 952 millones de pesos, por lo que existe un déficit financiero por 1,677 millones de pesos.

“La deuda pública continúa ejerciendo presión sobre el erario por los costos financieros que conlleva y los adeudos fiscales de ejercicios anteriores”, señala el propio dictamen aprobado del presupuesto de egresos y refiere además que “derivado de esta situación para el ejercicio fiscal 2024, se destinarán 3 mil 600 millones de pesos para contribuir a solventar las necesidades de este capítulo, esto representa una disminución de 17.85 por ciento respecto al ejercicio fiscal anterior. Se destaca que esta disminución se debe primordialmente a la amortización de la deuda que se efectuó en el ejercicio 2023”.

Sólo por intereses de la deuda pública estatal se deberán pagar recursos por 1,138 millones de pesos.

El presupuesto estatal en lo fundamental se lo engulle el propio aparato burocrático: a gasto corriente se destinarán 31 mil 395 millones de pesos y dentro de éste, sólo en servicios personales -que contempla la abultada y onerosa nómina de la élite burocrática y el costo de las prestaciones- se destinarán recursos por 15 mil 519 millones de pesos, un incremento del 8.67% con respecto al 2023 en que se contempló una erogación de 14 mil 281 millones de pesos.

Para Inversión Pública se destinarán únicamente 1,990 millones de pesos, monto correspondiente a infraestructura carretera, subsidios hidroagrícolas, gastos de inversión municipal así como estatal y subsidios administración del agua y agua potable en varios proyectos en el Presupuesto de Egresos de la Federación 2024, refiere el documento.

Para el 2024 no se contempla la solicitud de endeudamiento vía créditos de largo plazo, es decir, aquellos que rebasen el ejercicio y periodo gubernamental actual; no es el caso en lo que se refiere a créditos de corto plazo, como ha sucedido a lo largo del presente año de 2023 y desde que arrancó su administración Esteban Villegas en el 2022.

Cabe recordar que el gobierno de Villegas contrató 600 millones de pesos más de deuda y se suman a los 2 mil 730 millones de pesos adquiridos en los primeros ocho meses de su mandato, de los cuales enfrenta un saldo de 1,086.9 millones de pesos, para sumar una deuda neta en su mandato sólo durante el primer año del orden de los 1,686.9 millones de pesos. Todo ello para “cubrir la insuficiencia de liquidez de carácter temporal”, es decir, el quebranto financiero que heredó de su antecesor, José Rosas Aispuro Torres, y sobre quien no ha fincado responsabilidad legal alguna.

Estos dos nuevos créditos contratados por el gobierno de Villegas son de corto plazo, es decir, con la obligación de liquidarse en un término de un año, de ahí a que no requirieron le autorización del Congreso del Estado. 

De acuerdo con información publicada por Espacio Libre, estos créditos fueron contraídos el primero de ellos el pasado 10 de octubre con la institución de banca múltiple Grupo Financiero Multiva por un monto de 300 millones de pesos y registrado el día 9 de noviembre en el registro público único de deuda de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP); el segundo por un monto adicional de 300 millones de pesos se adquirió con Grupo Financiero HSBC, Institución de Banca Múltiple, el día 12 de octubre pasado y registrado en la SHCP el 9 de noviembre. 

Así, con estas cifras, luce la radiografía financiera del gobierno de Esteban Villegas, en donde los duranguenses siguen pagando los “platos rotos” del quebranto financiero y el responsable mayor, José Rosas Aispuro Torres, sigue gozando de la impunidad que le otorga su sucesor, el actual gobernador.

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email