La comunicación social en gobierno de Villegas al estilo mafioso de don Corleone, es cosa de “familia”

Local 11 de diciembre de 2023 Jesús Marín

web comunicacion

La comunicación social del gobierno de durango, la agencia publicitaria al servicio del gobernador Esteban Villegas, cooptadora y dadora de los chayotes a los medios de comunicación corporativos, a los medios tradiciones en Durango, se encuentra en el ojo del huracán, en un escándalo mediático, ya público y denunciado en redes a nivel nacional y que debería acabar en los tribunales penales, si Durango no fuera Durango, donde la impunidad, el trafique y la corrupción, son el lema de gobierno actual.

Se denunció al director de Comunicación Social del gobierno estatal, Víctor Hernández Fuentes, como autor de tráfico de influencias, de un flagrante y obsceno caso de nepotismo, al favorecer con contratos millonarios al periódico de su padre, el periodista Víctor Hernández Guerrero, director del semanario “La Semana Ahora”.  Beneficiarlo con contratos jugosos e injustificables, por parte del hijo al padre. Negocios de familia, al más puro estilo siciliano. Don Vito Corleone estaría orgulloso.

Contratos que oscilan entre los trescientos mil pesos, sin justificación ni licitación, en un descarado nepotismo, que es un insulto al verdadero oficio de ser periodista.

Víctor Hernández Fuentes, cuya trayectoria periodista es mínima, siempre al amparo de su señor padre, también es acusado de beneficiar con contratos a sus tíos Hernández Guerrero. Es un acto claro de corrupción, con pruebas y documentos.

El gobernador Esteban Villegas, más ocupado en aparecer en el “Gordo y la flaca”, promocionando la carrera de cantantes de él y de su primo, regalando botellas de mezcal, mencionado su amor por la cantada, no ha dicho ni media palabra. Por el obsceno caso de nepotismo millonario de un funcionario nombrado por él en su gabinete, funcionario de primer nivel. Ni la Fiscalía Anticorrupción se ha expresado al respecto. Eso sí, abrirá carpetas de investigación y las archivará.

Víctor Hernández padre, en sus mocedades periodísticas, se tenía por un periodista de combate y principios, pero el tiempo y el poder gubernamental lo fueron domesticando, poderoso caballeo es don dinero. Le dio poder y fortuna hasta fundar su propio medio de comunicación, que es una manera de algunos directores de los medios informativos y pseudo periodistas en Durango de hacerse de fortuna y propiedades. Hasta llegó a colaborar en un programa dizque de crítica política y de opinión con Rafael Herrera Piedra, primo hermano del ex gobernador Jorge Herrera Caldera.

Rafael Herrera Piedra pasó una temporada en una lujosa “celda” del CERESO por sus presuntas corruptelas y transas. Un castigo simbólico ya que el exgobernador Herrera Caldera sigue siendo poderoso en la entidad. Vacaciones pagadas a coste del erario.

Es una lástima que Víctor Hernández y familia estén implicados en una denuncia de este tipo, el poco o mucho prestigio que había logrado en su carrera de más de treinta años en el periodismo duranguense, se derrumbó estrepitosamente.

El periodista y director de Razacero, Fernando Miranda Servín, ante FECCED, denuncia al director de Comunicación Social de Durango. 

La querella contra Hernández Fuentes implica los graves delitos de conflicto de interés, cohecho, peculado, desvío de recursos públicos, fraude y exacción fraudulenta, uso indebido de atribuciones y facultades, tráfico de influencia, ejercicio abusivo de funciones y enriquecimiento ilícito.

De todos es sabido que Comunicación Social es una dependencia manejada con dineros para corromper y sobornar a los medios tradicionales, ya sean impresos y comunicaciones. Son los tan mentados chayotes y que en Durango volvieron a manejar grandes recursos financieros, tras modificación en el Congreso nacional.

Basta abrir un medio electrónico o leer las revistas pagadas por el gobierno para encontrarse los boletines a favor de este pésimo gobierno. Dice una sabia conseja que en México un periodista gana más por lo que calla que por lo escribe.

La prueba más contundente es que el “periodista” López Dóriga ganó más de 200 millones en el último año de Peña Nieto, por ello, el odio acérrimo que hoy le profesa a nuestro presidente López Obrador, al denunciarlo y ya no darle moche.

Otra de las funciones de Comunicación Social del gobierno es amenazar y corromper a los medios no alineados al régimen estatal.

Pese a la denuncia documental presentada contra su director de Comunicación, el cantante vernáculo Esteban Villegas, como única respuesta, ante el descarado acto de corrupción, mantiene en su cargo a su director de Comunicación Social, Víctor Hugo Hernández Fuentes.

Víctor Hugo Hernández Fuentes, según  pruebas documentales, presentadas, ha utilizado su cargo para otorgarle a su padre, Víctor Rubén Hernández Guerrero, jugosos contratos publicitarios que, hasta el momento, a un año y meses del mediocre y fracasado gobierno de Villegas,  ascienden a un millón 218 mil ,siendo injustificado , a no ser por amor fraterno y familiar, ya que su medio no tiene gran transcendencia. Como diría Don Corleone, es un negocio de familia, es “Cosa Nostra”

Según  investigación de Razacero, el millón 218 mil sigue creciendo, en medio de la impunidad del chayote, el equipo de Razacero a través del Instituto Duranguense de Acceso a la Información Pública (IDAIP) denuncia dos transferencias bancarias del gobierno de Durango a la cuenta del “periodista” Víctor Rubén Hernández Guerrero. 

Una de las transferencias es 406 mil pesos , del 2 de diciembre de 2022 bajo el concepto de “comunicación, diseño y producción”; la otra, del 21 de diciembre de 2022, un monto de 754 mil pesos, con  concepto de “comunicación junio”.

Ahora falta ver la reacción de la “familia” de los Hernández Guerrero, si hará una oferta que no se pueda rechazar. Una denuncia por difamación estilo Tatiana Clouthier contra el doctor Halife.

Es nula la transparencia, la impunidad que reina en el gobierno de Esteban Villegas, las oscuras contrataciones, los manejos de la FENADU, del Festival Revueltas y una larga lista de manejos sucios y oscuros del gobernador.

Sus viajes al extranjero en sus giras turísticas de promoción a su carrera de cantante, sus viajes a China, a todo lujo y sin reportar ni parar gastos. Su aparición en el Estado de México, cuando el PRIAN perdió la gubernatura ante Morena. Su no aclaración de sueldos y prebendas, su poco respeto al ciudadano al imponer un impuesto de replaqueo, ya declarado ilegal.

¿Se justifican los 406 mil pesos pagados a su padre Víctor Hernández Guerrero por su hijo, por concepto de “comunicación, diseño y producción”? ¿Es ético y moral, es legal y decente? ¿Es de Dios y de sus mandatos divinos, como “el no mentiras ni el no robaras”? Algunos comen santos y cagan diablos.

La FECCED, a cargo de Noel Díaz Rodríguez, que ha demostrado su incapacidad, su nula disponibilidad para combatir la corrupción y las denuncias contra ex funcionarios, por desfalcos, como el del exgobernador y su antiguo jefe, Aispuro Torres, donde estúpidamente dice tener varias carpetas abiertas las cuales en más de un año no ha sido capaz de resolver, ni llevar ante la ley que dice representar.

Este licenciado, Noel Díaz, mencionado en una investigación del Ejército por sospechas de colaborar con los Cárteles, según investigaciones periodísticas nacionales, investigará la denuncia por los actos ilícitos denunciados, los delitos de conflicto de interés, cohecho, peculado, desvío de recursos públicos, fraude y exacción fraudulenta, uso indebido de atribuciones y facultades, tráfico de influencia, ejercicio abusivo de funciones y enriquecimiento ilícito, denuncias avaladas con pruebas documentales contundentes por el director de Razacero, Fernando Miranda Servín.

De ser ciertas estas denuncias, el fiscal anticorrupción duranguense debe aplicar todo el peso de la ley al director de Comunicación Social del gobierno de Durango, Víctor Hugo Hernández Fuentes, quien “debe ser destituido, inhabilitado y puesto a disposición de un juez por los delitos graves que ha estado cometiendo”.

Veremos si en Durango hay estado de derecho y justicia, esa que tanto cacarea el vernáculo cantante Villegas que cobra como gobernador y se maneja como Jeque árabe.

Te puede interesar
portada web rector

Los trinquetes del rector Rubén Solís Ríos desfalcan la UJED

Marino Montoya Contreras
Local 10 de mayo de 2024

Pierde juicios laborales por 5.4 mdp y embargan emblemático edificio universitario. Malversó 27 millones de pesos del Fondo de Pensiones y lo obligaron a reintegrarlos. Solís se va, pero con una jubilación superior a los $280 mil mensuales.

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email