Otniel García y Enrique Benítez: diferentes partidos, mismo origen

Local 27 de noviembre de 2023 COLECTIVO ROSAURA REVUELTAS

web partidos

Si la semana pasada se llevaron la nota los espectaculares de Sandra Amaya y la portada de Cynthia Mont, esta semana retumbaron con fuerza los espectaculares de Otniel García y Enrique Benítez. El primero por Morena, rompiendo la máxima de la precampaña de no recurrir a espectaculares y el segundo por el PRI-PAN también con el mismo método sin ningún recato. Ambos pertenecientes a la élite política local y surgidos del mismo semillero priísta, buscan una senaduría sin tener más méritos que haber cubierto puestos políticos al amparo de las jerarquías elitistas propias del PRI Durango en los inicios del siglo XXI.

No obstante, las posibilidades para ambos son diferentes. Mientras Benítez goza del respaldo del gobierno estatal y de su maquinaria electoral, Otniel camina alerta bajo la sombra de Gonzalo Yáñez. Y es que en la semana se filtró la lista de prioridades en las fórmulas de los estados y la primera en Durango fue asignada para el PT lo que es entendible dado la alianza histórica con el partido de Alberto Anaya y lo que significan sus estructuras partidistas en la región. Por ende, Otniel tendría que buscar ganar la senaduría voto por voto lo que se antoja difícil por la poca legitimidad de Morena Durango en el estado.

Del otro lado, Benítez ejerció violencia de género contra la actual candidata presidencial, la Dra. Claudia Sheinbaum en el marco de la compra del gobierno federal a Iberdrola por 13 plantas de generación eléctrica sin que los colectivos locales feministas se pronunciaran al respecto. Sólo el Comité Estatal lanzó un pronunciamiento, cuando lo evidente era buscar su inhabilitación. Sandra Amaya también se pronunció de manera férrea y contundente desde la República de Twitter sin mayores efectos. Ahora Benítez tiene posibilidades amplias de ganar la senaduría porque es uno de los hombres de hierro de Esteban Villegas y éste no desaprovechará la oportunidad de contar con un incendiario en el Senado.

Morena Durango no está diseñada en la política local para competir en elecciones, sino para administrar el capital político de Andrés Manuel López Obrador como si Morena fuera una franquicia comercial. Se busca administrar el recurso del partido para simular competir, pero nada más. Difícilmente se puede pensar en ganar elecciones porque para hacerlo se requiere compromiso moral y conciencia política y ambos recursos son escasos en la actual estructura partidista. No hay compromiso moral, sino redes de compadrazgo y política de cuates. Con eso alcanza para tomar cerveza y hacer tiktoks pero no para ganar elecciones.

Frente a los grupos tradicionales de la élite regional toca a la ciudadanía reagruparse. A las colectivas feministas nos toca la participación activa y dejar de recoger los cristales rotos en los que se han colado fakeministas de ocasión y comparsas de los mismos grupos de poder. A la sociedad en general le toca participar dejando de lado quién tiene o no sangre guinda sino construir partido todos los días. De lo contrario, nuestras causas e indignación seguirán siendo administradas por los actuales gerentes partidistas. A la izquierda militante se le acaba el tiempo: o acciona o siguen siendo espectadores. 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email