El camino de Marcelo

Acabó su carrera como un traidor, como un salinista de pura cepa

Nacional 06 de noviembre de 2023 Jesús Marín

web ebrard

¿Y dónde está Marcelo? Ese ex canciller que se dijo robado en las encuestas. Ese que no tiene palabra ni honor y que acabó su carrera como un traidor, como un Salinista de pura cepa.
Ese Marcelo, soberbio y altivo, que se creyó a la altura de López Obrador. Que se creyó popular y querido por el pueblo y las estrellas. El Marcelo, machista y misógino, que declaró que no se iba a someter a esa “señora” al desdeñar el triunfo de Claudia por más de 15 puntos, en las encuestas, incluso en la encasa encuestadora que el mismo Marcelito propuso.
¿Dónde está el ex canciller? ¿Ya regresó de sus vacaciones en Roma? ¿Y sus millones de seguidores que, según su soberbia, decía tener? ¿Dónde están? Dónde está el orgullo, dónde está la soberbia.
Ha exigido de todo. Desde anular las encuestas, hasta que vaya el partido Morena a pedirle perdón de rodillas. Ha exigido un 25 % de candidaturas en las próximas elecciones. Ha exigido que Dios Padre, baje del cielo a ungirlo como el candidato de Dios a la presidencia.
Quién se cree este arrogante Marcelo que cada día, en cada declaración comete auto suicidio. Solito se entierra la katana unos centímetros. Se hunde más y más en un laberinto de soledad y desolación. Pierde toda credibilidad política y publica. El excanciller en su laberinto, minotauro ciego y arrogante.
Pobre de Marcelo, se esperaba más de un hombre tan ducho en la política, heredero del quehacer y mañas de Manuel Camacho. Un hombre que como jefe de la ciudad de México y canciller realizó un buen trabajo. Un hombre que por mas de cuarenta años en la política actuó como un chiquillo caprichoso y estúpido. Marcelo, Marcelito, de que te sirvió tener mas de sesenta años, de que te sirvió ser un gallo tan jugado. Mira cómo veniste a perder. Mira qué bajo has caído, criaturita del Señor.
El camino de Marcelo es la soledad. Y el olvido. Y el repudio. Es el camino de la traición y de un traidor en el exilio. Derrotado por su ego y orgullo. Ciego de ambiciones y de poder.
El camino de Marcelo es pasarse a la oposición, ser el candidato por el partido Movimiento Ciudadano, ponerse al mando y capricho de Dante Delgado, oligarca y dictador del partido naranja, del pan naranja.
Qué bajo has caído Marcelo. Tantos años de hipócrita afiliación a la izquierda. De ser un hombre respetado a convertirte en un traidor, en un mendigante de la política.
Podrás ser el candidato de la oposición, pero ni tú, ni la botarga de Xóchitl, juntos, y sumando, podrían derrotar a la Cuarta Transformación. Ya no representas nada ni a nadie. Los traidores pronto son olvidados y repudiados. 
El camino de Marcelo es la ignominia y el olvido. Pobre del ex carnal Marcelo, acabar así.

Te puede interesar
web continuidad

Habrá continuidad

Jesús Francisco Sánchez
Nacional 04 de diciembre de 2023

Ya se sentaron las bases: AMLO; Sí funciona el Humanismo Mexicano, nuevo modelo en el mundo

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email