Welcome to Duranbaches, capital mundial del hoyo

Nuestra ciudad de Durango se desmorona a pedazos

Local 19 de septiembre de 2023 JESÚS MARÍN

web baches

Esta tan estropeada mi vida…

El único acierto que tengo

caer en el único bache de la vía.

Mi vida no tiene tropiezos,

tiene caídas en balde,

en balde de agua charco.

 

Saltando baches en la vida, por Le Mita

 

 

Nuestra ciudad se desmorona a pedazos. La pobreza ya es algo cotidiano en nuestros hogares, pero el orgullo duranguense nos levanta. No hay esperanza en Durango. Baches sí. Un chingo.

Inseguridad igual, sólo que ya no tenemos que nos roben. Nos han saqueado por años, los mismos partidos, con sus candidatos mediocres, con sus ambiciones mezquinas. Las mismas ratas con sus promesas estúpidas, con sus carteloncitos, sus fotos de hienas, sonriendo.

No falta aquel que se “acomide” a sembrar arbolitos, aunque sepamos que le vale madre la ecología.  O aquel que se gasta el dinero público en su campaña de anunciar su primer año de informe de gobierno, ensuciando la ciudad con su foto de chuleador.

Pobre de duranguito con esa sarta de buitres como candidatos. Así cómo tener esperanzas.

Durango capital, está a punto de escribir su nombre con letras doradas en el libro de récords mundiales de Guinness, al ser una ciudad en ruinas, destruida y muy jodida, sin sufrir ningún temblor. 

Cómo pruebas, las ruinas del puente ubicado en el bulevar Francisco Villa, los miles de cientos de hoyancos y baches de sus calles, las casonas antiguas del centro histórico a punto de derrumbarse. 

Enhorabuena a los duranguenses, por fin figuraremos en el panorama mundial. Gracias Estebandido y Toñín el chulo, gracias a su corrupción y pendejismo, no lo hubiéramos logrado.

Durango pa delante, Durango unido. Durango protegido, Durango enculado y rete chulo.

Yo no creo en milagros. Ni de los más milagrosos. El presidente municipal, el presidente más chulo que hemos padecido, según dice y anuncia él mismo, Toño Ochoa, declaró hace un año, que pavimentaría toda la ciudad en tiempo récord. Lo que no hicieron en décadas los gobiernos priístas, paniaguados y demás fauna ratonil.

Este chulo y enculeador edil ha dicho que ahora sí, pavimentará toda la ciudad, mínimo las calles de sus compitas y familiares.

Pavimentaría de los cerros a los valles, de barrancos a callejones, de cielo azul al mar, ah cabrón, no tenemos mar, pero igual, pavimentaciones reales o imaginarios.

Si alguno de ustedes ha adoptado un bache o ya lo hicieron miembro de la familia, vaya despidiéndose de su bache. Falta lo que diga la asociación de baches de Durango, ya que hay baches de la tercera edad que será un crimen histórico taparlos. Baches históricos cuya presencia ya es indispensable y cotidiana, en nuestras calles. Sería muy doloroso que nos deshagamos de esos baches. Habrá que declararlos ciudadanos distinguidos de nuestra ciudad, patrimonio de la humanidad y tesoro nacional.

Por lo pronto escribimos una carta de agradecimiento a nuestras autoridades municipales.

Querido chulo de chulos, señor alcalde Toñín Ochoa:

“Gracias porque nunca habíamos tenido tantos y hermosos baches por nuestra ciudad. No hay calle o avenida que no cuente con su hermoso bache. Los hay de todo tipo y profundidad. Grandes y pequeños. 

Los hay familiares que son alquilados como alberquitas para familias que ya no pueden ir a Mazatlán por la inseguridad de la súper. 

Nuestro amado terruño luce garbosamente bacheado por sus avenidas. Ya forman parte de nuestra durangueñeidad.

Se le están poniendo nombres de nuestros héroes a los baches. Pronto nuestro alcalde recibirá un reconocimiento por parte de los habitantes de la Luna, por ser la capital norteña de los baches.

Habrá un concurso del mejor poema a un bache, patrocinado por las llanteras internacionales. 

Los baches, junto el próximo eclipse de sol, serán detonantes turísticos. Gente de la NASA revisará nuestros amados baches para realizar sus prácticas espaciales, ya que Duranghetto, con sus baches y cráteres, es lo más parecido a un paisaje lunar.

Entendemos que el no solucionar el problema de los baches, es para no quitarles la chamba a los talleres mecánicos con tanto automóvil madreado.

Gracias chuleador alcalde, su gobierno ha propiciado la proliferación y reproducción de baches, han crecido de forma bestial. A lo bruto. Tal como a usted le gusta gobernar. Felicidades Toñín chulo. 

La sociedad protectora de baches lo hará doctor honoris causa. Durango te quiero chulamente bacheado.

Incluso la organización protectora del bache de la ONU, los organismos y fundaciones de los baches, en México y Durango, urgen a proteger a esta pobre criatura que ha sido humillado, perseguido linchado, mutilado, le han sacado la lengua, le han quitado su torta a la hora del recreo, casi casi violado. Y no es justo. El bache tiene sentimientos, tiene hueca y negra alma.

El único crimen de este inocente bache es crecer y crecer, dañar transmisiones en los carritos.

Así es, damas y caballeros, salvemos a los baches de Durango. Adopta a un bache.

El siguiente documento es ultra secreto, fue encontrado olvidado en uno de los baños del Museo de la Ciudad, después de una terrible y orgiástica borrachera que organiza el chulo de chulo. Es un fragmento…

 

“Confesiones secretas de un alcalde”

 

… les juro que ya estaban ahí cuando yo llegué. Yo no tengo culpa ninguna. Algunos tienen hasta cincuenta años de existir…

Yo no tengo nada que ver con ellos. Yo los heredé de mis antecesores. Si tienen algún reclamo que hacer, algún daño a sus vehículos NO ES MI CULPA. 

El hecho que durante mi primer año se hayan reproducido como moscas y aparezca en las calles y avenidas de mi ciudad (que no es de ustedes) es culpa de algún virus llamado mala planeación o voluntad de hacer las cosas bien. Pero no es mi culpa. Yo me lavo mis chulas manos. 

Cuando llegué, ellos, los baches, ya estaban ahí. Puedo gastar doce millones en letreros, anunciando lo chulo que soy, pero no cumplir mi promesa de tapar todos los baches del universo…

Además, ya son parte de nuestra cultura como duranguenses. Así que aprendan a vivir y a convivir con los baches. Ámenlos. Porque llegaron para quedarse.

Yo puedo apoyarlos con los trámites en el registro municipal para adoptar baches. Puedo sugerirles estos bonitos nombres: hoyo, socavón, agujero, rodera, zanja, depresión.

Es más, en mi bondad magnánima, me ofrezco a ser padrino de algunos. Y cuando crezcan sus baches, les haré examen de la chulez gratis. Y en navidad darles un aguinaldo el día de Reyes.

En la próxima solemne sesión de Cabildo propondré un día dedicado al bache. Construir un monumento al bache en la plaza, ahí junto a mi enorme ego de chulo, el chulo más chulo de la ciudad.

Finalmente les prometo que cuando sea Senador declarar un día nacional de bache, llamado duranbaches. (aplausos).

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email