Desmantelan bibliotecas en Municipio de Durango

Los más de 400 bibliotecarios del estado protestan contra Ochoa Rodríguez

Local 06 de agosto de 2023 Martín M. González

web bibliotecas

Es insoportable el fascismo que está ejerciendo el presidente municipal José Antonio Ochoa Rodríguez en la destrucción del Municipio de Durango. Ya no tarda en crear su fuerza de camisas negras y auto nombrarse el Führer. Y sustituir el logo del PAN por una swástica nazi.

Alguien, alguna autoridad federal, debe pararlo. Hay que denunciarlo a Derechos Humanos de la ONU, convocar a marchas, antes de que sea demasiado tarde y lo que se ha logrado en más de cuatrocientos años sea destruido por la avaricia y sed de poder de este panista y fascista.

 ¿Quién para los desmanes de Ochoa Rodríguez? Que la Secretaría de Gobernación intervenga, que el presidente López Obrador tome cartas en el asunto y al igual que rescató al hundido gobierno Esteban Villegas, pare este presidente municipal, lo sometan a juicio político y lo destituyan del puesto. Es un funcionario público, un trabajador del pueblo y debe ser despedido.

Ahora este panista va contra el principal elemento de cultura y libertad. Quiere desmantelar la red de bibliotecas del Municipio. Quiere prohibir los libros de las bibliotecas, que el pueblo no lea, sumirlos en la ignorancia.

Me recuerda la noche de los cuchillos largos en la Alemania Nazi, cuando quemaron los libros de intelectuales, las obras de arte, contrarias al pensamiento fascista y genocida de los nazis.

Este ignorante edil Ochoa Rodríguez, ignora que son otros tiempos, las redes sociales no se callan, las redes sociales denuncian, el pueblo despertó. Estamos en la Cuarta Trasformación y pese a ser el último bastión del Prian, debemos luchar contra esta clase de horror y atropellos. El cambio de un México no se detiene y aun Durango, con sus sumisiones y agachamientos, se van a transformar y tipejos de esta calaña, como Ochoa Rodríguez y los Villegas y los Otniels, van de salida, tarde que temprano, los veremos en la cárcel.

Por lo pronto el gremio bibliotecario de Durango ante el inminente desmantelamiento de la red de bibliotecas del municipio de Durango, suscribe lo siguiente:

“Todo gobierno que busque el desarrollo de la sociedad necesariamente debe tener entre sus prioridades el libro y la lectura.

No es posible el desarrollo integral sin educación y no es posible la educación sin la lectura y el libro, Así mismo el libro no es nada sin un mediador capacitado que siembre y cultive el hábito de la lectura en la infancia, la juventud y la adultez.

Las bibliotecas públicas por décadas han combinado libros y mediadores -los bibliotecarios- junto con un espacio totalmente libre para que el usuario si quiere vaya a pensar.

La biblioteca pública es el servicio público más democrático qué jamás ha existido, ahí el demos (pueblo) tiene el poder y el poder es gobierno. No es casualidad que las potencias mundiales del presente y del pasado sean quienes han tenido las bibliotecas más grandes, mientras que las naciones qué desprecian el conocimiento y los libros privan a sus ciudadanos de crecer intelectualmente y por ende de desarrollo en todos los sentidos.

Por lo anterior resulta incomprensible que las bibliotecas de la capital de Durango estén al borde de su extinción, nos preguntamos si las y los integrantes del Honorable Cabildo, en verdad quieren el desarrollo de los duranguenses si aprobaron reformas bajo las cuales se eliminan a todos los mediadores capacitados (bibliotecarios) de las bibliotecas y por consecuencia el cierre de recintos al público.

No sabemos si es broma que una biblioteca se cerrará para poner una cafetería, porque si es verdad, quien así lo piense y avale es un peligro para sí mismo, para su familia y para la población.

Si el Honorable Cabildo cree que el tocar a las bibliotecas le va a generar ahorros económicos, quizá no se dio cuenta que mover al personal actual le dejará solos los espacios y si acaso contratara nuevo personal le aumentará al doble el gasto. Porque también los bibliotecarios que ya despidieron ni dos salarios mínimos ganaban.

Cerrar una biblioteca es como cerrar una escuela o un hospital, la diferencia es que una escuela atiende a estudiantes y un hospital a enfermos pero la biblioteca los atiende a todos.

Por eso solicitamos a las y los integrantes del Honorable Cabildo que se permitan pasar a la historia no como enemigos de nuestros hijos y nuestro futuro al privarlo de la lectura y el libro, si no como defensores del desarrollo intelectual de la niñez duranguense, como defensores del libro y la lectura, porque cuando nuestros hijos y nuestro futuro son afectados no olvidamos, y el año que entra es 2024, (es un año electoral y cambio de poderes, de partidos y de políticos).

Los más de 400 bibliotecarias y bibliotecarios de Durango junto con nuestros usuarios y familias estaremos atentos a cómo se desarrollen los acontecimientos los siguientes días y estamos dispuestos a hacer lo necesario en favor de nuestros compañeros del Municipio de Durango.”

Así es como se construye un estado fascista. Se elimina la cultura y el arte. Se eliminan los libros y a los intelectuales. Se eliminan a los maestros y a la literatura. Adolfo Hitler al parecer es el guía espiritual de Ochoa Rodríguez, era un genio malvado, este pobre mediocre presidente municipal de Durango es un tipo que no sabe que gobernará dos años al municipio, si es que menos. No es Hitler, no tiene unos SS ni una Gestapo, ni fundará un tercer Reich. Que se ubique este gris y funesto panista. El PAN agoniza, el PRI está muerto. Se maneja que Villegas se afiliará a Morena, en caso de que Adán Augusto resulte presidente de México.

El peor enemigo del pueblo de Durango, de la ciudad de Durango, es su presidente municipal, Antonio Ochoa Rodríguez, que asco y que vergüenza.

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email