Villegas y Ochoa: los 'fakeministas' rosas

Engañaron a las mujeres duranguenses con fallida Tarjeta Madre y el programa ‘Con ellas'

Local 31 de julio de 2023 COLECTIVO ROSAURA REVUELTAS

web fakeministas

Después de su primer año de gobierno, no llega la tarjeta madre de Esteban Villegas. La propuesta que le copió a Alfredo del Mazo en el Edomex, parece un engaño más del programa electoral del gobernador duranguense. Tampoco debe sorprendernos: a raíz de la pandemia, el exgobernador Aispuro Torres aprovechó para no entregar uniformes escolares a educación básica y eso pasó también el primer año de Villegas sin que las sociedades de padres de familia en general protestaran.

Esa pasividad de la sociedad duranguense tampoco es culpa suya: la búsqueda de mejor calidad de vida en una ciudad como Durango sin posibilidades de desarrollo y los empleos mal pagados hacen que la ciudadanía esté enfocada en necesidades urgentes que ignoran su papel en lo colectivo y buscan llevar comida a la mesa todos los días. Asociaciones Civiles, Consejos Ciudadanos y Organismos No Gubernamentales parecieran más preocupados por lavarle la cara al gobierno estatal y municipal que realmente asumirse como un canal de cambio entre la sociedad civil y la administración pública.

Por otro lado, después de saturar la plaza Cuarto Centenario con tenis rosas como parte de su campaña electoral ofreciendo un hoy fallido programa “Con ellas”, hoy Antonio Ochoa compacta al Instituto Municipal de las Mujeres con 6 dependencias más en un sólo ente: El Instituto Municipal de Desarrollo Humano y Valores. Colectivos feministas como “Sí hay mujeres en Durango” alzaron la voz y convocaron a rueda de prensa aunque el apoyo mediático fue escaso. Pasamos del gobierno municipal más feminista de la historia a más de 60 despidos en el último mes.

La maquinaria de votos que les dio el triunfo electoral a la coalición PRI-PAN en junio del 2022 está apoyada en la enorme burocracia municipal y estatal. Hoy los primeros sacrificados son los trabajadores de las dependencias extintas. Cuando el priísmo se come a sus propios hijos no hay eco ni denuncias formales. La protesta de los justos se hace pequeña ante la pasividad general. De ahí el apoyo continuo respecto a los movimientos sociales. Cuando Andrés Manuel López Obrador ganó la elección en el 2018, burócratas de confianza de todos los niveles exigieron respeto a sus lugares de trabajo y no ser removidos por el cambio sexenal. Cuando ganó Esteban Villegas muchos apostaron por esa continuidad y perdieron. Aún así, el villano para muchos de ellos sigue siendo ‘Lopitos’.

Se esperaría una respuesta masiva de Morena, pero sólo la Senadora Margarita Váldes exhortó a la administración a replantear sus arbitrariedades y resarcirse, lo que evidentemente no ha sucedido. La sociedad duranguense tiene en sus manos la protesta social y reclamar el agravio de las dependencias desaparecidas, pero el tejido social está tan podrido que la apuesta municipal y gubernamental está en el olvido.

Calles sin pavimentar en las colonias de la periferia, incremento de los puntos de venta, pésimos servicios públicos, parques perrones que no son viables, trabajadores municipales y estatales despedidos y próximamente amenazas con no pagar prestaciones de fin de año a trabajadores de la SEP y de la UJED. El despertar de la conciencia política de la ciudadanía duranguense es ahora porque tal vez mañana sea demasiado tarde.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email