Los impresentables del Gobierno Municipal de Ochoa

Local 27 de junio de 2023 Marino Montoya

web toño

Antonio Ochoa, a quien le gusta le digan ‘Toño’ Ochoa, mucho de enchular las calles, de enchular Durango, por lo que lo podemos llamar ‘El Chulo’, tiene una serie de funcionarios que se sienten la divina envuelta en huevo.

Por ejemplo, ya le tronaron a El Bocho, en Desarrollo Rural. Ochoa Rodríguez se vio obligado a remover del cargo a Daniel Salazar como director de dicha dependencia y nombró en su lugar a Jesús Héctor López Morales.

El alcalde anunció varios cambios en el gabinete. Lo cierto que es un Gobierno Municipal fallido.

Tiene 500 millones de pesos en cartera y no ha hecho una obra ni sobra.

Y bueno despilfarra el tiempo en francachelas y desaparecer de manera constante de sus funciones.

Es tal la anarquía y desparpajo en el Gobierno Municipal que ya todos los funcionarios portan carros nuevos.

Y un caso patético: el del secretario del Ayuntamiento. Que alguien le explique a Bonifacio Herrera Rivera qué significa el Artículo 8 de la Constitución General de la República, ya que solo atiende con cita. Tiene dos oficinas y en todas pide cita.

Le recordamos que el citado artículo de la Carta Magna cita puntualmente que “Los funcionarios y empleados públicos respetarán el ejercicio del derecho de petición”.

Necesitamos pedir orientación a Doña Irma, cómo se le hace para que lo atiendan con cita, solo atiende a sus cuates.

Al rato Bonifacio Herrera, con este pobre perfil de servidor público, va a salir ladrando que quiere ser diputado, no lo merece, es inservible el miserable.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email