Cuba no es como la pintan: Internet, ¿prohibición o emboscada?

“Admirable el uso de la informática en Cuba” - Herman Van Hoof (Representante de la UNESCO en Cuba)

Internacional 13 de febrero de 2023 Dra, Celeste Sánchez Romero

celeste web

La prensa occidental ha intentado confundir las limitaciones técnicas y económicas provocadas por el bloqueo estadunidense, con supuestas prohibiciones que el Estado Cubano impone caprichosamente a los cubanos para coartar sus libertades o comodidades. La eliminación de las restricciones en materia de tecnología se ha venido dando desde antes del 2008 –año en que Fidel Castro renunció definitivamente a la presidencia-, en buena parte gracias a la colaboración de países como China y Venezuela. Sin embargo esta coincidencia, los medios capitalistas la han usado para elucubrar un supuesto “proceso de liberación de la Isla”, lo que para ellos en realidad significa que ésta pierda su soberanía ante el régimen neoliberal que domina al mundo con políticas que sólo han provocado una realidad cruel de desigualdad.

Afortunadamente, Cuba demuestra estar lejos de ello.

Entre la lista de “predadores de la información” de la organización Reporteros Sin Fronteras (RSF), figura Raúl Castro. En el informe de dicha organización sobre la 12ª Conferencia Internacional sobre la Informática –realizada en La Habana en 2007, con la participación de más de 600 delegados de 58 países-, se manipuló la información del discurso del ministro de Comunicación Ramiro Valdés, afirmando que consideraba el internet como una “herramienta de exterminio global” y que era necesario controlar esa “arma salvaje”. Cuando en realidad se refirió al uso bélico que le da EUA, añadiendo a sus campos de batalla el ciberespacio, para difundir propaganda a favor de la invasión de Afganistán e Irak, por ejemplo. Reconoció que paradójicamente a esos riesgos, estas tecnologías “son imprescindibles para  seguir avanzando por las sendas del desarrollo”.

Lo que pude constatar en mi visita a La Habana el mes de agosto, es que las limitaciones reales que tiene el internet son el costo y la velocidad. Su conexión no es como la del resto del mundo, debido a que Estados Unidos le prohíbe conectarse a la red de fibra óptica que bordea el archipiélago cubano. El entonces viceministro cubano de Telecomunicaciones, Boris Moreno, señaló: “No nos inquieta que los ciudadanos cubanos se conecten desde sus domicilios pero existen problemas de carácter técnico y de recursos que el país no posee”. De las personas que conocí aleatoriamente en La Habana, muchas tienen acceso a internet ya sea en su trabajo, en su casa o en casa de algún amigo o familiar. El ciudadano común puede contrarat el internet por horas al mes y casi se usa exclusivamente para informarse o intercambiar correos electrónicos ya que el ancho de banda no permite el tráfico de archivos pesados. Sin embargo, comentan con esperanza que pronto mejorará la conexión porque está el proyecto de conectarse con la red de Venezuela.

En lo que no se escatima el uso de internet es en los ámbitos de educación, salud e investigación. En 2008 la Organización de las Naciones Unidas para la Educación (UNESCO) calificó de “admirable” la utilización de la informática en el sector de la educación en Cuba. (Granma 26 de Abril del 2008). Y se gana a pulso el calificativo, siendo que el bloqueo y las sanciones económicas por parte de los EEUU no dejan otra opción a la Isla más que conectarse vía satélite, haciendo la conexión mucho más lenta y casi cuadriplicando su precio.

Según información de la 12ª Conferencia Internacional sobre la Informática antes mencionada, en Cuba, casi dos millones de niños y adolescentes disponen de salas de informática equipadas; existen más de 600 clubes informáticos comunitarios gratuitos a los que asisten más de un millón de personas en todos los municipios de la nación. Invito a la reflexión citando a la periodista cubana Rosa Miriam Elizalde en su ensayo “Cinco estrategias en el 2006: El Ejército de Estados Unidos está a la ofensiva en Internet”: “¿Por qué un país bloqueado y pobre invertiría millones de dólares en instruir desde muy temprana edad en el conocimiento de la informática? Si el gobierno está interesado en limitar y censurar el acceso a Internet, ¿para qué entrena en el uso de las computadoras más modernas a más de 2 millones de niños y adolescentes, incluyendo aquellos que viven en parajes perdidos de las serranías? ¿Qué sentido tendría abrir en todos los municipios de la Isla Clubes de Computación –centros comunitarios gratuitos- para aprender el uso de las máquinas, computadoras, con acceso a Internet? ¿Por qué estos datos sencillos, verificables por cualquiera, jamás aparecen en las reseñas periodísticas que machacan insistentemente sobre las supuestas restricciones de Cuba al acceso a Internet? La respuesta es simple: el criminal, como siempre, quiere hacer pasar a la víctima como asesino. El principal freno para el acceso libre de los cubanos a Internet no es de Cuba, sino de Estados Unidos.”

Un saludo afectuoso a mis hermanos cubanos que se mantienen en contacto conmigo casi a diario por internet y que han podido leer, compartir y comentar estos artículos: Lázaro Castillo,  José Antonio Oliva, Omara Pérez, Marisol José, Luís Alberto Ramírez y la Dra. Sirced Salazar.

Publicado en el periódico “Órale!!! Que chiquito” el 3 de setiembre de 2012

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email