Quien traiciona una vez, siempre será un traidor

Marcelo será el traidor ahora y siempre, se apostará en Morena para dar el zarpazo, clavar el puñal cuando lo crea conveniente.

Nacional 21 de noviembre de 2023 MARTÍN M. GONZÁLEZ

web ebrard

¿Qué se puede esperar de un traidor? De un hombre que ya se mostró en toda su canalla ambición. Un hombre que dio pruebas sólidas de su deslealtad, un hombre enormemente soberbio. Enormemente ególatra. Enormemente traidor. Es confiarle tu destino a un chacal. Es vivir con el enemigo agazapado. Es tener dentro del partido a una persona indigna y falta de confianza, que en la menor oportunidad clavará el puñal a la espalda de nuestra próxima presidenta Claudia Sheinbaum.

Marcelo a la menor oportunidad consumará la traición. Se siente un rey en el exilio, una víctima de la injusticia, despojado de su triunfo como candidato a la presidencia de México por Morena; una víctima por la democracia y de la dictadura de López Obrador.

Marcelo Luis Ebrard Casaubón no quiere reconocer el triunfo de Claudia. No quiere reconocer su abrumadora derrota ante las encuestas para elegir al próximo presidente de la nación, que será Claudia.

Marcelo será el traidor ahora y siempre, se apostará en Morena para dar el zarpazo, clavar el puñal cuando lo crea conveniente. Marcelo solamente es fiel al propio Marcelo.

Educado en la corriente neoliberal de Salinas de Gortari y Manuel Camacho, se niega rotundamente, embriagado en la soberbia y altivez, jamás aceptará que no tiene arrastre y nunca, pero nunca será Andrés López Obrador, y que gracias a él, Marcelo es quién es. Marcelo es malagradecido y traidor. No respetará jamás el bastón otorgado a Claudia como continuadora de la cuarta transformación. Lo dijo, nunca se someterá a esa “señora”.

Quere imponer condiciones y exigir privilegios. Se siente un pequeño César en su imperio imaginario. Quiere formar un partido, el Camino de México, dentro del propia Morena, violando los principales estatutos del partido, violando la ética y el honor.

El perdió, no ganó. Y tampoco en el 2030 será candidato de Morena para la presidencia, ya perdió todo su capital político y todo su prestigio de hombre inteligente. A Marcelo nadie lo respeta. Su camino es la traición y la ignominia. Ya tiene el estigma de la traición.

El peor enemigo dentro del futuro gobierno de la presidenta Claudia, será Marcelo. Ya mostró su verdadera cara, de ambición y codicia.

Marcelo, al igual que Bruto, prepara sus puñales. Ojalá que nuestro presidente López Obrador no abandone a la futura presidente. Y la aconseje de este canalla. Claudia no estás sola. Más de treinta millones de mexicanos te apoyamos.

Hubiera sido preferible que Marcelo abandonara Morena y se fuera al Movimiento Ciudadano, se integrará la derecha conservadora, al neoliberalismo, a donde de verdad pertenece. Pero no se arriesgó a perder otra encuesta, sufrir la mayor humillación a nivel nacional, seguramente hubiera perdido ante Samuel García, quien encabezará la candidatura por la presidencia de Movimiento Ciudadano, con su 6% de votación a su favor.

Marcelo pretende fundar un partido dentro de Morena. Soberbio y estúpido, al afirmar que representa la segunda fuerza del movimiento.

Claudia lo atajó, en Morena no hay tribus, no hay fuerzas. Marcelo no ganó una elección, Marcelo quedó segundo lugar en una encuesta, misma que perdió ante Claudio de manera abrumadora. Marcelo no es la segunda fuerza, ni ahora ni nunca lo fue.

En su soberbia y altivez, se exhibe como un general victorioso, dice haber doblado a Morena, dialogado de igual a igual con Claudia. Es un rey sin corona y trono.

Tarde que temprano Marcelo volverá traicionar, está en sus genes priístas. La traición es el camino de Marcelo.

Te puede interesar
web prian

El PRIAN será sepultado en 2024

MARTÍN M. GONZÁLEZ
Nacional 04 de diciembre de 2023

Es una lucha entre la dignidad de un pueblo que ya despertó y un grupo de traidores que no quiere perder sus privilegios

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email