El fin de la hegemonía de Washington y el nuevo Orden Mundial Multipolar

La caída del petrodólar y su sistema de pagos Swift

Internacional 08 de mayo de 2023 RICARDO LEX

web washington

Las malas decisiones de la administración del presidente Joe Biden, tienen a Estados Unidos al borde del colapso. La comunidad internacional se hartó de las imposiciones imperialistas del Tío Sam y su intervencionismo bélico en nombre de la paz, la libertad y la democracia.

El conflicto entre Rusia y Ucrania fue la gota que derramó el vaso. Las denuncias por más de 8 años por parte de Vladimir Putin ante el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidad (ONU), en dónde acusaba al gobierno ucraniano de ataques contra la población ruso-parlante en Donetsk y Lugansk, así como el intento de unirse a la OTAN rompiendo los acuerdos firmados en los tratados de Minsk, fue lo que lo orilló a tomar la decisión de iniciar la operación especial militar.

Una decisión que inició con el declive de Washington, ya que tenían errónea idea que armando a Ucrania y con sanciones por parte de sus aliados (OTAN), dejarían en la lona a Rusia. No pudieron estar más equivocados. Durante años la administración de Vladimir Putin se preparó para este momento: disminuyó su deuda, empezó a comprar oro como ningún otro país en el mundo para respaldar su moneda, recuperó empresas estatales que estaban en manos de inversionistas americanos y europeos, diseñó su propio sistema de pagos Mir para reemplazar el Swift de Estados Unidos, desarrolló su armamento militar siendo uno de los más avanzados del planeta y además construyó lazos de fraternidad y de negocios en países que Estados Unidos y la Unión Europea habían dejado en el olvido.

Hoy el Nuevo Orden Mundial ha comenzado y la propuesta de Rusia y China sobre un Mundo Multipolar, en donde todos los países sean vistos como iguales, ha sido bien recibida por la comunidad internacional, ya que esta propuesta plantea que cada uno de los miembros que se unan a su bloque tienen voz, voto y lo más importante: el libre desarrollo y la no intervención por parte de los miembros, dentro de las políticas internas de cada miembro.

La gran lección que tiene que aprender la administración de Joe Biden es que sus sanciones única y exclusivamente perjudican a su propia administración. Es una de las causas por lo que el planeta inició la desdolarización, ya que al utilizar el dólar americano como moneda de reserva e intercambio conlleva un riesgo para el comercio internacional, es por eso, que cada país está optando por usar su divisa o bien, el Yuan chino.

Que la divisa China empiece a tomar fuerza como divisa de intercambio es uno de los golpes más duros que ha recibido Estados Unidos, ya que lo único que ha logrado, con todos los conflictos que ha iniciado, es que su economía entre en recesión, su deuda esté a tope y que su sistema financiero colapse. Y es que, lo que ha logrado la administración de Xi Jingping ha sido histórico, ya que logró que dos países que eran enemigos declarados, Irán y Arabia Saudita, llegaran a un acuerdo y dejaran sus diferencias de lado, para sumarse al nuevo orden mundial. La influencia del gigante asiático ha crecido desmesuradamente en este año, ya que ha tenido una posición muy madura y de respeto que lo ha hecho asumir de manera consensuada el liderazgo, a tal grado que el presidente de Francia Emanuel Macron, se desmarcó ya de Estados Unidos.

Ahora el reto para la administración de Andrés Manuel López Obrador, quien ha hecho un  excelente trabajo en la política fiscal y macroeconómica de México, al ser un gran dependiente del comercio con el vecino del norte y su divisa, se ha convertido en un arma de doble filo ya que al perder su valor y el respaldo que le daba la OPEP y la OPEP Plus al utilizarla como divisa de intercambio para la compra y venta de petróleo y sus derivados, dejaría a México en una situación inclusive peor que la que está iniciando en Estados Unidos y la Unión Europea, por lo que es el momento correcto, para que la administración actual, cambie sus reservas de dólares por oro, ya que en un futuro cercano si la política de Washington no cambia, México tendrá el mismo destino que el de Estados Unidos y sus aliados.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email