Coahuila 2023: ¿Qué es lo que no se entiende?

En aras de una quebradiza “unidad” llaman a votar por el plan B del PRIAN: Armando Guadiana, sin entender que la derecha, históricamente, ha infiltrado partidos que amenazan sus intereses

Nacional 02 de mayo de 2023 PATRICIA BARBA ÁVILA

web coahuila

Sin duda alguna, lo que ha venido ocurriendo dentro de Morena es una muestra inequívoca de que los que no aprenden de la historia, se condenan a repetir los mismos errores que han costado la desviación, en este caso, de partidos que fueron fundados con los ideales más elevados y que eventualmente se corrompen por diversos factores, entre ellos, una visible falta de politización tanto de sus militantes como de sus simpatizantes que permiten la violación de estatutos y lineamientos en aras de un pragmatismo exacerbado que disfraza ambiciones ilegítimas y la intención de destruir todo aquello que amenace los intereses de las élites en el poder económico.

 

Hay que recordar lo ocurrido con el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) cuyas raíces genuinamente marxistas fueron hechas a un lado a instancias de Felipe González que en 1974 fue nombrado Secretario General. Como se sabe, bajo su gestión este partido firmó los Pactos de la Moncloa en octubre de 1977 y que significaron un acuerdo para implantar en España la receta del Consenso de Washington. La similitud con lo ocurrido con el PRD (Partido de la Revolución Democrática) no puede ser más clara. Constituido en 1989 tras el escandaloso fraude perpetrado por Salinas de Gortari con la complicidad de los panistas Luis H. Álvarez y Diego Fernández de Ceballos, este instituto político nacido de la unión de varias organizaciones de izquierda en una amplia Alianza Democrática que impulsó la candidatura de Cuauhtémoc Cárdenas, se fue deteriorando en virtud de decisiones y movimientos principalmente de los “chuchos” Jesús Ortega y su compinche Jesús Zambrano. Con la salida de Andrés Manuel López Obrador en septiembre de 2012 para formar  el partido-movimiento Morena, el PRD inició una vertiginosa alineación al PRIAN y en diciembre de 2012 ya con Peña Nieto como presidente tras el fraude en la elección de julio de ese mismo año, diputados perredistas como Mario Delgado, suscribieron el Pacto por México (Pacto para joder a México).  

 

Como no muchos comunicadores saben o, si lo saben, deciden ignorarlo, el actual presidente de Morena acusa un evidente perfil neoliberal y corrupto (de acuerdo con el Presidente, son sinónimos). Sólo para recapitular: en 2011 el Foro Económico Mundial nombró a Delgado como “una de las jóvenes promesas” a nivel internacional. Fortalecen tal perfil los siguientes hechos: el haber estudiado en el ITAM, la escuela neoliberal por excelencia fundada por Bailleres; el haber promovido la Reforma “Educativa” en el marco del Pacto por México en diciembre de 2012; el haber apoyado la construcción del nuevo aeropuerto internacional en el Lago Nabor Carrillo de Texcoco siendo diputado de Morena; el haber sido impuesto en la presidencia de este partido por el TEPJF presidido por el calderonista Reyes Rodríguez Mondragón; el haber impulsado a auténticos tránsfugas del PRIAN como candidatos “morenistas” (SIC) tanto en la elección de 2021 en la que se perdieron alcaldías y curules, como para la elección de 2023 específicamente en Coahuila donde desoyendo a los propios militantes de Morena en esa entidad como al propio pueblo coahuilense, impuso a un empresario de minas de carbón con serios señalamientos de corrupción e impulsor de prácticas como el fracking y las execrables corridas de toros y, claro, con una clara cercanía con el cártel de los Moreira y de personajes como Xóchitl Gálvez, la panista acérrima odiadora del Presidente López Obrador.

 

Pero, por si todo esto no fuese lo suficientemente alarmante pues implica actos contrarios al fortalecimiento de la Cuarta Transformación, todos los que en nombre de la “unidad” (a costa de pisotear principios) desconocen o parece no importarles, que detrás de la imposición de Guadiana como candidato de Morena en Coahuila están intereses que trascienden las fronteras del país y que han promovido los golpes de estado contra Evo Morales en noviembre de 2019 y Pedro Castillo en diciembre de 2022. Se trata de las codiciosas y venales corporaciones mineras y energéticas interesadas en minerales tan importantes como el litio y en los yacimientos de gas shale (el que se extrae partiendo la roca con chorros de agua) existentes en Coahuila y que, además, es uno de los factores involucrados en el conflicto en Ucrania -nunca lo llamaré “la invasión de Rusia a Ucrania”- por tratarse de una distorsión de los hechos. Es decir, el actual candidato apoyado y promovido por los propios morenistas y pueblo coahuilenses, Ricardo Mejía Berdeja, enfrenta no sólo al criminal cartel de los Moreira alineado a los peligrosos carteles trasnacionales, sino a una furiosa campaña impulsada por el propio Delgado y sus aplaudidores que repartiendo favores a medios convencionales y “alternativos” (SIC SIC) ha logrado convencer a miles de militantes y simpatizantes que el oponerse a sus numerosas violaciones del propio estatuto de Morena, es “traición a la 4T”.

 

Claramente hay una confusión en un importante sector de militantes y simpatizantes que piensan que su lealtad se debe al partido y no a la Nación, especialmente si su partido ha sido claramente desviado de los principios que le dieron origen para apoyar intereses totalmente ajenos al bienestar popular. Es muy grave que no se tome en consideración que Andrés Manuel López Obrador dejará la presidencia en poco más de un año y que pese a la impresionante tarea de politización que lleva a cabo de lunes a viernes en cada mañanera, todavía persiste en sectores de la sociedad la tendencia a tomar como el evangelio lo que dicen o promueven dirigentes que, transformados en auténticos caciques, se cuelgan del prestigio de grandes estadistas como el propio AMLO para promover su propia agenda alineada, justamente, a la de los enemigos del Proyecto de Nación lopezobradorista.

 

Nuestro presidente ha repetido hasta el cansancio que “la historia es la maestra de la vida” y que debemos estudiarla y analizarla para evitar repetir errores que han significado serios retrocesos en el avance de la auténtica democracia impulsada a costa de grandes sacrificios de militantes y líderes genuinamente comprometidos con el bienestar popular y un progreso igualitario que comprenda no sólo el territorio nacional sino las demás naciones hermanas de la Patria Grande. Es decir, las frases como “con el pueblo todo, sin el pueblo nada” y “el pueblo quita y el pueblo pone” con las que nuestro primer mandatario intenta modificar la forma en que se solía concebir la política y tan ajenas al comportamiento de ambiciosos vulgares como el propio Delgado y la cohorte de aplaudidores que  justifican sus corruptelas, deben ser la inspiración para todos aquellos que consideramos una obligación ética y política el poner freno a estos afanes contrarios a la Cuarta Transformación y esto incluye de manera importante, a varios youtubers que vendiéndose como “alternativos” lamentablemente privilegian más la monetización y las loas de sus seguidores que la comunicación fundamentada en la honestidad intelectual para que realmente se traduzca en una genuina vocación de servicio social.

 

Indudablemente, lo que ocurra en el proceso electoral en Coahuila principalmente, y también en el Estado de México, determinarán la continuidad o no de la Cuarta Transformación. La pelota está en la cancha de militantes y simpatizantes genuinamente lopezobradoristas y de izquierda.

 

 

Ser o no ser, esa es la cuestión. Hamlet (William Shakespeare)

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email