Tortura y cárcel

El infierno que vivió Javier Herrera Valles. El primero en denunciar a García Luna en 2008.

Nacional 26 de febrero de 2023 Espacio Libre México

web javier

Un duranguense, el comandante Javier Herrera Valles, fue el primero en denunciar a Genaro García Luna en el año de 2008, ante el propio presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa. Esta acción, lejos de ser atendida desde el más alto nivel, desencadenó un infierno para el denunciante, quien sufrió tortura y cárcel por tres años y diez meses.

Javier Herrera Valles, fungía como coordinador de Seguridad Nacional de la entonces Policía Federal Preventiva (PFP), cargo del que fue despedido, comenzó a ser acosado y hostigado con amenazas. En la primera misiva dirigida el 15 de febrero de 2008 a Felipe Calderón narró “una serie de graves irregularidades operativas y en la PFP” por parte de García Luna, secretario de Seguridad Pública y que documentó con la entrega de un anexo.

Meses después, el 18 de noviembre fue detenido violentamente acusado de estar vinculado con los Beltrán Leyva y el Cártel de Sinaloa.

En una carta en poder de Espacio Libre y entregada al periodista Marino Montoya Contreras por parte del propio Herrera Valles, el comandante describe que estuvo analizando la forma de asegurar que le fuera entregada directamente a Calderón para evitar fuga de información, “ya que consideraba que era de vital importancia que fuera leída por usted y tomara las medidas pertinentes”.

Relata que el lunes 25 de febrero en el transcurso de la mañana se la entregó a Miguel Vázquez, secretario particular de Juan de Dios Castro Lozano, subprocurador de Derechos Humanos, Atención a Víctimas y Servicios a la Comunidad de la Procuraduría General de la República (PGR), solicitándole se la diera a Juan de Dios con la petición de que fuera el amable conducto para hacérsela llegar a Calderón.

“Posteriormente fui recibido por Roberto Gavaldón Arbide, secretario particular de Rodolfo Elizondo Torres, secretario de Turismo, con la misma petición, con la entera confianza de que se la entregarían, ya que los dos son paisanos, amigos de mis padres desde hace muchos años y miembros del Partido Acción Nacional, compartían los mismos ideales de luchar por un México mejor”.

Y agregó que el martes 26 de febrero recibió una llamada telefónica de Miguel Vázquez quien en nombre de Juan de Dios Castro, le recomendaba que no le entregara la carta a Calderón “porque me podía ir muy mal y meterme en problemas ya que el Ing. Genaro García Luna era uno de los “consentidos” del C. Presidente de México y el Lic. Roberto Gavaldón Arbide nunca atendió mis llamadas telefónicas, enterándome posteriormente con sorpresa que el mismo día lunes 25 de febrero, dicho documento, incluidos los anexos estaban en poder del Ing. García Luna”.

Afortunadamente la carta fue recibida el martes 26 de febrero por el secretario particular de Calderón, César Nava Vázquez, misma que fue enviada por la legisladora federal María Elena Bernal, esposa del entonces dirigente nacional del PAN, Abel Vicencio Tovar, quien con anterioridad la tenía en su poder y entendió la importancia del documento.

Herrera Valles le dijo en su misiva a Felipe Calderón: “mis padres en su juventud se conocieron en mi tierra natal Durango, Dgo. como militantes del Partido Acción Nacional, luchadores incansables por obtener una verdadera democracia y contribuir a tener una “Patria Ordenada y Generosa”, quienes siempre nos inculcaron el amor por nuestro querido México y la fortaleza a no callar y luchar contra las injusticias, como las que comete el Ing. Genaro García Luna, que deteriora cada día más el ánimo de los integrantes de la PFP, quien por su falta de capacidad sacrifica innecesariamente” la seguridad del país.

Con esta relatoría se demuestra que el entonces presidente Felipe Calderón siempre estuvo enterado de lo que hacía su mano derecha, Genaro García Luna.

Se le hicieron al ex mandatario panista múltiples advertencias desde 2008 sobre los nexos de García Luna con los cárteles del narcotráfico, particularmente esta misiva de Herrera Valles que llegó hasta las manos de Calderón.

“En febrero de 2008 yo le mando una carta al presidente en donde le comunico las irregularidades operativas, yo pensando ingenuamente que no sabía. Entonces no puede decir que no tenía conocimiento (...) La segunda carta se la hice llegar en mayo. El presidente siempre estuvo enterado”, dijo el actual secretario ejecutivo del Consejo Estatal de Seguridad Pública de Campeche, Javier Herrera Valles, en el programa Martes del Jaguar con Layda Sansores, gobernadora de Campeche.

Ese mismo año el ex presidente presuntamente ignoró la alerta que Herrera Valles, entonces coordinador regional de Seguridad de la Policía Federal, le hizo llegar una carta enviada en donde señaló una serie de errores técnicos cometidos intencionalmente por García Luna, tanto al frente de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) como en la titularidad de la Agencia Federal de Investigación (AFI).

“Señor Presidente lo más preocupante para la Seguridad Pública de nuestro país es que el Ing. García Luna continúa sin dirección en la Policía, mintiéndole a usted y a la sociedad haciéndole creer en una coordinación entre PFP y AFI que no existe, siendo ampliamente comentado por los diferentes medios de comunicación, su pugna con el Secretario de Defensa Nacional y el Procurador General de la República”, decía la carta que le hizo llegar Herrera Valles al ex mandatario de Acción Nacional (PAN).

El comandante no tuvo la respuesta que esperaba, sino todo lo contrario. Fue encarcelado. El ex comandante pasó 3 años y 10 meses en prisión antes de que las autoridades finalmente reconocieran que no tenían elementos para mantenerlo detenido.

Por estos antecedentes, el periodista Marino Montoya Contreras presentó ante el Congreso del Estado de Durango una petición para que dicha representación inicie las gestiones con la finalidad de que Herrera Valles sea declarado Héroe Nacional.

En su petición, Montoya Contreras advierte que Javier Herrera Valles padeció tortura y cárcel junto con dos de sus hermanos “por intentar detener a la bestia Genaro García Luna y a su protector Felipe Calderón Hinojosa de que hundieran al país en un baño de sangre que hasta la fecha persiste”.

Relata que el entonces comandante regional de la Policía Federal de Caminos y sus dos hermanos -agentes de esta corporación-, sufrieron tortura, mientras que él padeció cárcel por cuatro años por intentar detener a Genaro García Luna de quien conocía sus nexos con el crimen organizado.

Montoya Contreras refiere que el comandante intentó hacer saber al presidente de la República, Felipe Calderón Hinojosa, mediante tres cartas enviadas por tres personas distintas, “siendo traicionado por una de ellas, Rodolfo Elizondo Torres, duranguense igual que el comandante Javier Herrera Valles, ya que este personaje entregó la carta a Genaro García Luna. La otra persona emisario de esta carta fue el licenciado Juan de Dios Castro Lozano quien le dijo que no escribiera ese tipo de cartas”.

Luego que se enterara Genaro García Luna, éste empezó el acoso laboral contra Javier Herrera Valles, a la tortura y encarcelamiento por casi cuatro años acusado de pertenecer al crimen organizado”, describe.

Así, Marino Montoya expresa que por estos antecedentes, ahora que ha sido girada ejecución de justicia contra Genaro García Luna en un país extranjero, “considero que el comandante Javier Herrera Valles es merecedor de ser considerado Héroe Nacional”.

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email