Así vivirá AMLO en su quinta de Palenque, Chiapas

¿Cómo es el lugar? Contado por el propio Presidente

Nacional 05 de julio de 2024 Jesús Francisco Sánchez Jesús Francisco Sánchez
quinta web

A dos meses y 26 días de concluir su mandato como Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador prepara su retiro: “Ya voy a terminar, me voy a jubilar, estoy haciendo un trabajo y me estoy preparando psicológicamente. Estoy buscando cómo entusiasmarme como estoy entusiasmado ahora. Porque también, qué privilegio, qué dicha enorme, servir. No hay nada que valga más que eso”, declaró.

Explicó que tendrá otra rutina y otra acción, y estará dedicado a escribir sobre el Humanismo Mexicano y que publicará el libro en tres o cuatro años. “Ya voy a estar en otra cosa, entonces necesito otra rutina, otra acción y por eso voy a escribir para aportar a los jóvenes un texto sobre el Humanismo Mexicano. (...) Voy a estar apasionado escribiendo, porque voy a escribir sobre la grandeza cultural de México”, agregó.

Y se irá a vivir a una quinta que le heredaron sus padres en Palenque, Chiapas.

“La quinta de Palenque -que no es un rancho, es una quinta-, 15 mil metros cuadrados, es una hectárea y media que me dejaron mis padres, mi madre hizo la casa, sembró los árboles, ya son grandes, yo he sembrado, ya no hay espacio, se llenó de árboles”, describió.

Detalló que tiene 20 ceibas, entre ellas de 80 a 100 años y de 15 años hacia arriba, ya que se dan muchísimo, es el árbol sagrado de los mayas y signicaba el sostén del cielo y la fertilidad del suelo. Agregó que la quinta tiene caobas que es la reina de la madera en el trópico así como cedros, árboles flor (flamboyanes, guayacanes, maculises) y árboles de copas altas.

Recordó que un día escribió un ensayo que publicaron en Reforma sobre la quinta, por los pájaros que llegan. Al respecto relató que ya tenía mucho tiempo que no había guacamayas en todo Tabasco ni en Chiapas, a veces encontraban algunas en el Río Usumacinta en los límites con Guatemala, pero era muy raro. Y a veces llegan saraguatos y tucanes”.

“Empezaron a llegar a la casa de mi mamá, ya hay guacamayas de nuevo, es algo bellísimo. Llegan las guacamayas a posarse a los árboles de la quinta y un día les voy a contar cómo antes se alimentaban de una fruta que se llama guapaque, que es un árbol que da esa fruta y tiene una frutita y una semilla; resulta que la guacamaya le quita la pulpa con el pico, tiene el pico tan duro que rompe la semilla y lo que le gusta es la almendra que tiene la semilla”.

Los rancheros antes recogían la pulpa de las frutas que las guacamayas iban cortando con el pico y se hace un dulce de guapaque riquísimo, explicó.

“Tengo todo eso para disfrutar….”.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email