Los casos de Noroña y Mayer; y el regaño de 'El Fisgón'

El debate en Morena: entre los principios y la eficacia

Nacional 05 de julio de 2024 José Luis Saldaña

de chile

A un mes de la jornada electoral, Morena presentó un poco de su lado obscuro y sacrificó a varios compañeros de lucha (que no militantes) para darle cabida a personajes opacos que previo a la pre pre campaña, se habían mostrado como “verdaderos próceres” del obradorismo, pero al no ser beneficiados con el voto de la ciudadanía, mostraron el cobre, el código postal y el linaje priista que corre por sus venas.

El primero en ser arrojado al cenote de las chicanadas fue Gerardo Fernández Noroña, quien reclamó a la dirigencia de Morena, al presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO)) y a la virtual presidenta electa Claudia Sheinbaum Pardo, que respetaran los pactos previos, pero fue ninguneado desde Palacio Nacional y medianamente escuchado por la futura mandataria.

Lo que molestó a Noroña fue que le dieran la coordinación de la cámara de diputados a Ricardo Monreal (quien quedó en quinto lugar), pero que según lo pactado, le correspondería una candidatura plurinominal. Estos cambios se debieron a que Marcelo Ebrard (segundo lugar en las encuestas) fue nombrado Secretario de Economía del nuevo gabinete (a pesar que le correspondía la coordinación de la bancada morenista en el senado) y Adán Augusto López (tercer lugar en la interna) le correspondía la coordinación de la cámara baja, pero por los movimientos le tocó la del Senado.

Revisando lo anterior, se podría deducir por “sentido común” que si los nombramientos se recorrieron un lugar, al que le correspondía coordinar a los diputados era a Fernández Noroña, sin embargo esto no fue así. AMLO comentó que el acuerdo sólo aplicaba a los afiliados a Morena, a lo que Noroña reviró asegurando que ese tipo de señalamientos dividen a los miembros del movimiento cuatroteista entre los de primera y segunda clase.

Muchas personas salieron a defender a Noroña, otros salieron a defender los dichos del presidente y de manera muy hábil sacaron a relucir la falta de experiencia del rijoso profesional (léase Noroña) en la administración pública, así como su intento fallido de fundar un partido político en 2013.

Cada quién debe hacerse cargo de sus propias decisiones, y Fernández Noroña debe cargar con sus culpas, pero también se debe tener memoria a mediano y corto plazo en la política; recordemos que de todas las corcholatas que participaron en la interna de Morena, el único que aceptó los resultados y se sumó desde el principio a la campaña de la Dra. Claudia Shienbaum fue precisamente Gerardo Fernández Noroña.

Otro de los sacrificados fue Luis Morales, un comerciante otomí que se hizo viral gracias a un video que subió a las redes sociales virtuales, en el que expone que la candidatura plurinominal que había “ganado” mediante una tómbola, le fue arrebatada para entregársela a Sergio Mayer, dejándolo a él como suplente del ex integrante del grupo Garibaldi.

Una vez más, el caso es digno de todo análisis, sin embargo, resalta nuevamente, que a pesar de que son reglas internas de Morena, los acuerdos no se cumplen, en lo personal, desconozco la trayectoria del señor Luis Morales, pero si la cúpula de Morena lo invitó a participar en el proceso de la “tómbola” y quedó como ganador, no es justo (esta es la palabra clave) que se le retire la asignación, pues como dice el dicho popular, “el que da y quita, con el diablo se desquita”, los dirigentes del partido deben recordar que el poder es temporal y que no siempre gozarán de la simpatía de AMLO ni de la Dra. Sheinbaum.

Y siguiendo con el tema pero cambiando de actor, tenemos que uno de los referentes ideológicos de la 4T, se subió al ring de las chicanadas y las mentadas para defender a Sergio Mayer, me refiero a Rafael Barajas “El Fisgón”, director del Instituto Nacional de Formación Política de Morena, caricaturista, escritor y conductor del programa televisivo El Chamuco TV.

Barajas aseguró en una reunión con Atilio Borón que, “tenemos también una serie de gentes que están pidiendo que se saque de una diputación a un diputado porque no les gusta, porque hizo unas declaraciones, pero que ahorita está aquí, yo nada más te digo una cosa, nos costó un trabajal sacar adelante el Plan C, si nosotros empezamos a correr a nuestros propios diputados a quién chingados le estamos haciendo el favor, es una estupidez del tamaño de una catedral, es decir, hay que afianzar, incluso, para qué lo echas del otro lado, para qué justificas que él pueda traicionar, si de todos modos me consideran un traidor pues yo voy a votar como se me da la gana, hay que cerrar filas alrededor de toda esta historia, y hay que, es importante, si, entender que, necesitamos hacer un frente amplio, en contra de un proyecto que es muy duro, que es el proyecto neoliberal, que es un proyecto avasallador en todo el planeta y no lo vas a vencer sin un frente amplio, tenemos que dar una lección de unidad y si tenemos que decirle a los compañeros que están friegue y friegue con que se vaya ese diputado porque ha, eso hay que decirles que le, que se callen, es decir que sean, que maduren, que crezcan, que sean responsables, nos, imagínate tú que de veras llegan a tener éxito y que se corre a este diputado que no les gusta, abres la puerta a una cacería de brujas después de trece, después de unos meses pierdes a cinco diputados y pierdes la mayoría calificada que tanto trabajo nos costó sacar adelante, entonces perdón, si necesitamos entender, que estamos todo tiempo bajo ataque, que estamos todo el tiempo enfrentando una maquinaria de desinformación que está muy aceitada y que es muy eficaz y si necesitamos madurar, si y dejar de un lado las tonterías.”

Al parecer “El Fisgón” olvidó las palabras que le dijo AMLO en la entrevista que les dio al Chamuco TV el pasado domingo 30 de junio, en la cual, el presidente les dijo que ellos (los moneros), pero en especial Rafael Barajas, tenían una misión, la cual es incluir principios a la gente o de lo contrario se perderá el equilibrio entre “principios y eficacia” (lo cual a mi parecer es una falsa dicotomía) para que no se vuelva un movimiento que solo busca el pragmatismo o la lucha del poder por el poder.

O tal vez, su cambio discursivo se debió a que el presidente los llamó “monjes” pues sus posicionamientos “idealistas”, no son compatibles con la realidad política, ya que para poder obtener resultados en necesario tejer alianzas, pero como dice el dicho “hasta entre los perros hay razas”, no pueden venir a decirnos que aceptemos a cualquier candidato por el simple hecho de forjar alianzas.

Y ahí es donde radica el principal problema, según “El Fisgón” debemos cerrar filas, pero no tendríamos que hacerlo, si desde el principio la dirigencia de Morena y sus aliados, hubieran presentado candidaturas a la altura de las circunstancias, desconozco que aportó Sergio Meyer a la campaña y al movimiento en específico, pero es evidente que la militancia y los simpatizantes no estamos cómodos con su nombramiento.

Estas inconformidades no son (por el momento) suficientes para generar un rompimiento entre las bases y la cúpula de Morena y la 4T, pero recordemos que tampoco es la primera, y como dice el dicho, “tanto va el cántaro al agua, hasta que se rompe”.

Rafael Barajas “El Fisgón” puede mandarnos callar metafóricamente, puede insinuar que atacar a un mal integrante es hacerle “el caldo gordo” a los intereses obscuros, pero sin ser profeta ni clarividente puedo asegurar que, él será de los primeros en plañir por las traiciones de estos opacos personajes, y saldrá a quejarse y pedirle “al pueblo” que cierre filas en favor de su facción.

Y mientras la biotecnología avanza a pasos agigantados para ahorrar energía en el uso de la Inteligencia Artificial, y los gringos se debaten entre votar por Trump o Biden, nos leemos en la próxima entrega, en la que lo más seguro es que haya de chile, de mole y de manteca.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email