No se cerrará ninguna iglesia, nadie les va a quitar sus casas

Los inventos mezquinos solo buscan desestabilizar el país

Nacional 04 de junio de 2024 Cirino Cortés
quitar web

Apenas acabó de salir la presidenta del Instituto Nacional Electoral (INE), Guadalupe Taddei, a dar los resultados parciales, y da como ganadora virtual a Claudia Sheinbaum.

Después de darle una revisada a los portales de noticias en las redes sociales, pude ver las caras desencajadas, los gestos y los ojos a punto del llanto de Carlos Alazraki, Pedro Ferriz de Con, Ricardo Alemán, Laura Zapata, y otros cuyos nombres no recuerdo; esos mismos rostros que unas horas antes se mostraban triunfantes -no sé bajo que argumentos-, y horas más tarde, al escuchar a Xóchitl Gálvez aceptar su derrota, se les veía muy afectados, tristes, a punto del llanto.

Es momento de mostrar nuestro fervor por esta aplastante derrota, pero no caer en triunfalismos que hieran a la oposición que hoy, tendrían que volver a replantearse cuales serían sus objetivos para lo que viene.

El Plan C de Andrés Manuel López Obrador podrá llevarse a cabo sin ningún problema. Habrá mayoría calificada y eso dará margen de sobra para llevar a cabo todas las reformas que tanto hacen falta para que la oposición deje se ser un estorbo en este proceso de transformación.

Al pueblo de México le digo: aquellos que votaron en contra de Morena y sus aliados, que no teman, ningún gobierno les va a quitar sus casas, ni ningún bien que hayan logrado a base de grandes esfuerzos, y al mismo tiempo no se cerrará ninguna iglesia; más allá de las creencias que cada uno profese; debemos saber, que el catolicismo está representado por el Vaticano, y esta sociedad no solo representa la fe de millones de seguidores en el mundo, sino que también es un estado, y cerrar una sola iglesia, constituiría una violación flagrante a los derechos universales, y ningún gobierno que se precie de demócrata, intentaría algo tan descabellado, eso sería como declararle la guerra a un país.

Los inventos mezquinos que se fraguaron, desde las grandes cúpulas neoliberales de este país, solo buscaron a través de su ruindad, desestabilizar al país, porque un hombre tocó las fibras más sensibles del poder económico mundial, y eso no es cualquier cosa.

Hoy estas grandes cúpulas están heridas de muerte, no hablo del ciudadano que confió en ellos, hablo de aquellos que a través de ese mismo poder retorcieron las leyes a su antojo, que se enriquecieron a costa del dolor y la sangre de esta sociedad que lo soportó todo por décadas enteras.

A los que hoy, a través de nuestro voto logramos este triunfo histórico, demostremos nuestra civilidad, recibamos las noticias que nos favorecen con toda la alegría del mundo, nosotros no vamos a caer en triunfalismos desubicados; el respeto por todos, será el ingrediente que enaltezca a una sociedad que se precie de civilizada.

Recordemos que los calificativos que la oposición nos endilgó con desprecio, soberbia, arrogancia, y racismo, los ha desnudado de cuerpo entero, y los ha colocado muy por debajo de la peor escala social, aunque hayan estudiado en Harvard, y vistan con los ropajes de las marcas más prestigiosas de los grandes almacenes ahí donde se desborda el glamour y empequeñece al hombre.

Mañana será un nuevo día, nos esperan nuestras labores diarias, vayamos a descansar -el que quiera- y sigamos construyendo un verdadero Estado de derecho.

Estamos en camino de construir una sociedad más justa y más igualitaria, eso es lo que este pueblo olvidado por décadas enteras se merece... ¡ENHORABUENA!

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email