Hegemonías políticas

Del presidencialismo del PRI al poder ciudadano de hoy

Nacional 06 de febrero de 2024 Juan Pablo Hernández Rosales

pri web

Hoy nos centraremos en el tema de hegemonías políticas y vamos partiendo con lo que es ésta grandiosa palabra: la hegemonía es la capacidad que tiene el Estado de controlar la política a través de su poder económico, militar y normativo sin utilizar la fuerza.

Podemos situarnos en el siglo pasado en donde un partido político mantenía una hegemonía dentro del Estado, en este caso era el Partido Nacional Revolucionario (PNR) que surge para atender la crisis política desatada por el asesinato de Álvaro Obregón en 1928, el partido cumplió su función sistémica de contribuir a la estabilidad política, pero con una característica de ser un partido muy autoritario ya que era liderado por un caudillo.

Tenemos la coyuntura de que este partido tuvo una evolución y cambio de nombre a Partido de la Revolución Mexicana, pero este no fue un simple cambio de nombre, sino fue una transformación profunda en dos vertientes: el partido dejó de servir a los intereses de un caudillo, pasó a ser un instrumento de la presidencia y dejó de ser un partido de caudillos para transformarse en uno de organizaciones, un partido corporativo con cuatro sectores: obrero, campesino, popular y militar.

Con el paso del tiempo se da la creación del PRI y la candidatura de Miguel Alemán a la presidencia de la República que se dieron simultáneamente en la asamblea partidaria (enero de 1946). En las etapas del PNR y PRM se dan pasos en el rumbo de la construcción de un partido hegemónico, pero el paso esencial se da en la transformación del PRM en PRI (1946).

El Revolucionario Institucional inició su carrera sin mayores contratiempos. El último sobresalto de esta etapa fue en la elección de 1952 donde la clase política se dividió y a partir de ahí se inició la consolidación del Sistema de Partido Hegemónico, aparejada con el famoso sistema presidencialista.

Los ciclos en la historia son prácticamente impredecibles y es por eso que no sabemos lo que nos pueda esperar en este próximo proceso electoral, difícilmente regresaremos a estos tiempos hegemónicos, pese a que la oposición al Presidente menciona que están volviendo estas prácticas, en los hechos lo vemos completamente diferente.

Podemos ver un régimen de gobierno más paritario y sobre todo con la participación ciudadana, cosa que no se había tenido en gobiernos anteriores, pese a que hubiera una ley de paridad y género para llevar cargos y puestos políticos, no se daba mas que para cumplir cuotas, cosa que ha cambiado y se le ha dado mucha importancia a esto, tanto que el próximo mandatario federal será mujer.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email