Jorge Álvarez Máynez y Movimiento Ciudadano: La comedia naranja de la frivolidad

Política mexicana contemporánea

Nacional 23 de enero de 2024 JORGE LUIS JUÁREZ MARTÍNEZ

mc web

Excentricidades, lujos, superficialidades y trivialidades fueron elementos clave en la fórmula del binomio entre Mariana y Samuel que los llevó a la gubernatura de Nuevo León en el 2021 y que para este 2024 buscaron con ahínco optimizar de la mano de una población regia mayoritariamente despolitizada en busca de la presidencia de la república y tal vez cuadruplicar su fuerza en el mapa político mexicano.

Pero sus aliados ideológicos (PAN-PRI) se opusieron al darse cuenta de que incluso Samuel García podía arrojarlos al tercer lugar sin complicaciones por lo que sabotearon su propuesta interina y de manera increíble llego un momento en el que Nuevo León contó con dos gobernadores: la política comedia en su máxima expresión explotaba en Monterrey.

Dante Delgado tuvo que recular y aunque amenazó con que el “PRIAN” se las pagaría, con la designación de Jorge Álvarez Máynez confirmó que ahora sólo buscará mantener el registro, pues mediáticamente, Máynez no sólo no tiene el empuje del dúo Mariana-Samuel, sino que es el joven más viejo de la propuesta naranja. Es decir, militante por el PRD, Nueva Alianza -PRI, Delgado lo recluta para su partido con la idea de mandar un mensaje de relevo generacional, pero con políticos formados en la vieja escuela politiquera. 

No obstante, comenzando el 2024, MC apostó por romper con la realidad política de Maynez maquillando el relato con la pluma de Viridiana Ríos. Lo que hizo la académica de Harvard fue vergonzoso: apela a reescribir la historia creyendo que así, cambia la realidad. No es la primera vez que lo hace, pues últimamente ha estado lavándole la cara a Movimiento Ciudadano en sus columnas de opinión. Es curioso que no lo haga desde el diario español El País y sí desde Milenio, porque sabe que con los españoles debe guardar mucha seriedad.

Ríos se empeña en señalar que Máynez es el político joven que México necesita, cuando no sólo no ha aportado nada significativo en los 18 años de vida política, sino que incluso, hizo el ridículo cuando señaló que los muñecos de peluche denominados “amlitos” amenazaban con romper la equidad de la contienda electoral, previo a la fase de precandidaturas, cuando realmente el muñeco sólo es parte de la parafernalia obradorista. 

 Ahora, la dupla de Mariana y Samuel trabajan a marchar forzadas entre los “fosfo fosfo” y comerciales de cerveza para inflarlo mediáticamente y con ello anunciar que son la nueva clase política y que tienen una manera distinta de hacer las cosas. Ríos incluso insiste en que Máynez ha presentado propuestas a favor del aborto, pero en los hechos, ni Jalisco ni Nuevo León han legislado a favor del legalizarlo. Y no lo hacen porque su agenda no es precisamente fresca ni joven, sino porque están formados en la vieja forma conservadora de hacer política.

Asimismo, los promocionales de Movimiento Ciudadano en Nuevo León son parte del cobijo y del rescate gobierno federal. Las ocurrencias de Samuel García y Colosio Junior colmaron la paciencia de los regios por lo que la Secretaría de Gobernación tuvo que intervenir para rescatar al ciudadano regio. En medio de la frivolidad naranja lo que menos les importa es apelar a la verdad y al trabajo en conjunto con la federación. El problema con su narrativa no es sólo que tergiversan la verdad, sino que degradan la memoria. 

Apostar por normalizar conductas frívolas y aspiracionistas de parte de los grupos de poder debe ser tomado con seriedad en los centros de formación política. Si el tiktokeo o la banalidad es la constante en la forma de comunicación política por parte de Movimiento Ciudadano es entendible dentro su limitado marco moral. La asignatura pendiente para la izquierda neoleonesa no es sólo la pésima comunicación política respecto a las obras de rescate de la 4T en su región, sino que la dirigencia estatal no ha sido capaz de generar una propuesta sólida frente los jóvenes-viejos naranjas de siempre: Las caras de Álvarez Máynez, Samuel García y Colosio Junior con la ambición detrás de Dante Delgado. 

Ahora, en su desesperación, apela a que su electorado despolitizado retome el discurso calderonista del 2006 respecto a la mano dura contra el crimen organizado usando de ejemplo a Nayib Bukele con El Salvador sin comprender el proceso social que llevó a dicho país centroamericano a tomar esa opción. Sin embargo, lo hace apelando al voto de los sectores más conservadores y retrógradas del mapa mexicano. En medio de su publirreportaje, Viridiana Ríos señala que busca el voto del “ciudadano crítico”, aquel que está inconforme con AMLO y al mismo tiempo con el PRI y el PAN. Lo que omite es el plan de gobierno de Máynez, está más cerca de la derecha latinoamericana que de una opción fresca y diferente.

El 2024 nos brinda la oportunidad de que varios partidos políticos pierdan su registro y dejen de medrar del presupuesto público. El PRD y el PT son los candidatos naturales a evaporarse por la cantidad de votos venida a menos desde el 2021. La designación de Máynez como candidato presidencial naranja nos ofrece también la posibilidad de que Movimiento Ciudadano desaparezca. Si logra perder el registro, será un triunfo del ciudadano de a pie y uno de los síntomas de mejora por parte del sistema político mexicano. 

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email