Proyecciones: triunfo abrumador de Claudia; Samuel va por las juventudes despolitizadas

De chile, de mole y de manteca

Nacional 27 de noviembre de 2023 José Luis Saldaña

web claudia

“La naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerles de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos”

“A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras, ya que de las graves no pueden: la afrenta que se hace a un hombre debe ser tal que no haya ocasión de temer su venganza”

“El que no detecta los males cuando nacen, no es verdaderamente prudente”

“Puede combinarse perfectamente el ser temido y el no ser odiado”

                                                             Nicolás Maquiavelo

La semana pasada se vivió una jornada electoral que afectará el desarrollo de la democracia en el mundo latinoamericano, toda vez que la ultraderecha se hizo con la presidencia de Argentina a través de la figura de Javier Milei. 

Esta victoria del conservadurismo debe ser analizada con mucho cuidado en los gobiernos de izquierda o partidos progresistas del continente, principalmente de aquellos que tendrán elecciones importantes el próximo año como lo son El Salvador, Panamá, México, Uruguay y Venezuela.

En nuestro país se ha proyectado un triunfo abrumador por parte de la aun precandidata de Morena, la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo, esto debido al buen trabajo desempeñado por ella al frente del gobierno de la Ciudad de México, pero principalmente por la gran aceptación que tiene el presidente Andrés Manuel López Obrador en todo el territorio nacional.

Sin embargo esa ventaja puede verse amenazada por el efecto comunicacional que llevó a Milei a la presidencia de Argentina, el cual consta en la estridencia, la extravagancia, el aventurismo pragmático y el histrionismo mostrado en medios de comunicación, principalmente en las redes sociales y en los programas televisivos consumidos por las juventudes. Sector demográfico decisivo en la victoria del mal llamado “libertario”.

Como lo señaló Maquiavelo “la naturaleza de los pueblos es muy poco constante: resulta fácil convencerlos de una cosa, pero es difícil mantenerlos convencidos”, bajo esa premisa es que se mueve el gobernador con licencia de Nuevo León, Samuel García, quien precisamente llegó a ser gobernador con una campaña “transgresora” y “fresca” dirigida a los jóvenes neoleoneses a quienes convenció de que él era la mejor opción para gobernar, a pesar de los señalamientos de presunta corrupción y machismo, así como su falta de experiencia en la administración pública.

Su campaña sigue dirigida a esas juventudes despolitizadas que viven en el aquí y ahora, que solo buscan la satisfacción instantánea y que viven en un mundo ajeno a lo que sucede en la vida política de sus ciudades, estados y país en general.

Ahora bien, si los pronósticos son acertados y la Dra. Sheinbaum logra la presidencia, deberá hacer una limpia al interior de Morena y entre las élites en general, pues como bien señala Maquiavelo “A los hombres se les ha de mimar o aplastar, pues se vengan de las ofensas ligeras, ya que de las graves no pueden: la afrenta que se hace a un hombre debe ser tal que no haya ocasión de temer su venganza”.

La precandidata de Morena, de llegar a la presidencia, no debe olvidar las afrentas que le han hecho personajes de la talla de Marcelo Ebrard y Adán Augusto López al interior de su partido; debe seguir con el ejercicio comunicacional de las “mañaneras” y atajar toda posibilidad de sublevación por parte de los dueños de los corporativos de medios de comunicación a nivel nacional, especialmente del presidente de Grupo Salinas, quien se identifica con Milei y quien ha insultado en redes sociales a varios integrantes del gabinete del presidente AMLO y a diputados y senadores por igual, además de las campañas de desprestigio en contra de las políticas públicas propuestas por el gobierno federal.

La dirigencia nacional de Morena debe verse en el espejo de Argentina, Ecuador, Perú, Bolivia, Brasil y España, países en los que la corrupción, la falla en los procesos de comunicación para informar los avances del gobierno y las alianzas con los sectores conservadores han metido en graves apuros a los presidentes y gobiernos de esos países.

El enfrentamiento entre el Poder Judicial y el Ejecutivo nacional, es una dinámica a la que nunca nos habíamos enfrentado de manera directa y que pudiera poner en riesgo el desarrollo democrático de nuestra sociedad; Maquiavelo señala que “el que no detecta los males cuando nacen, no es verdaderamente prudente”.

El nuevo gobierno tiene que renovar de manera inmediata a todo el Poder Judicial de la Federación y refundarlo en un nuevo pacto social, que impida que dicho poder pueda inclinar los dados en favor de grupos de interés creados por el capital nacional o extranjero.

Además de lo anterior, el Comité Ejecutivo Nacional (CEN) de Morena debe impulsar el programa de formación política en todos los estados de la república, principalmente en la formación de cuadros jóvenes, para que no sean presas de las campañas mediáticas estridentes y manipuladoras de la derecha.

Por su parte, el nuevo gobierno federal deberá crear un sistema nacional de medios de comunicación (Radio, Prensa, Televisión y Redes Sociales), que hagan contrapeso real a los medios masivos de comunicación tradicionales que inundan de desinformación al público que los consume. Una especie de Telesur o de Al Jazzera que sea plural pero que no permita la manipulación mediática de la oposición.

Así, tenemos que, de llegar a la presidencia, la Dra. Sheinbaum deberá mostrar, al interior y exterior de su gabinete, que es una persona firme, pero a la vez conciliadora, y poner en práctica lo que decía Maquiavelo, “puede combinarse perfectamente el ser temido y el no ser odiado”, y limitar de tajo el avance de la ultraderecha en nuestro país, así como de la clase política que ve el servicio público como una mina de oro de libre explotación.

Si queremos que la izquierda logre estar vigente de manera prolongada en la vida pública de nuestro país, y conserve la simpatía y el favor de la sociedad mexicana, sin el temor de que un personaje como Milei ponga en riesgo los avances que tanto han costado en los últimos cinco años y por los que hemos luchado desde 1940, considero que se deben poner en práctica eso principios de acción política en el próximo sexenio.

Y mientras Sandra Cuevas expone las jugarretas del Frente Amplio en la Ciudad de México, el PRI de “Alito” se agandalla las mejores posiciones en el Senado y Cámara de Diputados en la coalición del Frente, Marcelo y Adán Augusto desdeñan sus puestos como coordinadores de campaña y Xóchitl se enreda con los nombramientos de Max Arriaga y Santiago Creel, nos vemos la próxima semana, en la que lo más seguro es que haya de chile, de mole y de manteca.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email