Guillermo Sheridan: El aviador de Krauze

Nacional 02 de octubre de 2023 JORGE LUIS JUÁREZ MARTÍNEZ

web krauze

En México, el término coloquial “aviador” implica ser defraudador laboral. En el sector educativo, los aviadores son el personal que no cumple las funciones asignadas pero que sí reciben su salario. Es decir, los aviadores pueden desempeñar dos o más “trabajos” no porque la ley lo permita, sino porque pertenecen a los grupos de interés que impunemente lo permiten. 

 

En Durango tenemos aviadores en diversos medios de comunicación. En tiempos de Esteban Villegas, algunos de esos defraudadores pertenecen al sector educativo y al mismo tiempo son capacitadores de formación política en el PRI para más tarde ser los portavoces de las noticias locales. Cualquiera diría que es un ejercicio contradictorio pero en Durango ese estilo de vida es permitido porque la podredumbre local burocrática que se ampara en esa simulación.

 

No obstante, los aviadores locales no son el tema de la columna de esta semana. Tampoco los aviadores universitarios regionales porque sería cuento de nunca acabar. El caso ahora implica a Guillermo Sheridan, el mayordomo de Enrique Krauze en Letras Libres. Y es que el aviador que había sido ya señalado como defraudador educativo en la UNAM, sólo podía serlo siendo parte de los grupos de poder de la máxima casa de estudios.

 

Sí, la UNAM y los grupos de poder que no permiten abiertamente el ejercicio natural del sufragio para elegir a funcionarios administrativos para las direcciones de las Facultades y para la Rectoría. Grupos de poder que hacen ejercicio de nepotismo y corrupción para colocar a familiares y a sus mayordomos académicos en puestos clave sin poner a concurso las plazas de docentes. 

 

Por eso, aunque se haya demostrado que alguien como Sheridan sólo ha impartido clases en dos semestres por 20 años y se pase viviendo de permiso en permiso tanto en la Facultad de Filosofía y Letras así como en el Instituto de Investigaciones Filológicas, es gracias al grupo de poder  al que pertenece. Sheridan se anidó en la UNAM y gracias a los negocios de su patrón, Enrique Krauze, salta de cargo en cargo ya sea en Europa o en EUA. De ahí su desprecio natural por el mexicano de a pie así como del pueblo en general por la burbuja de privilegios en la que se ha sostenido. Sheridan pertenece a los grupos académicos que han vivido a costa del erario sin justificar una sola letra.

 

 

La llegada de AMLO en el 2018 terminó con una parte de sus privilegios. Los grupos de poder dentro de la UNAM se amparan en la autonomía mientras desprecian a los alumnos y abandonan a los profesores por asignatura. Grupos de poder que violan los reglamentos internos para seguir teniendo bajo la nómina a Sheridan, Ciro Murayama y Lorenzo Cordóva pero que no se pronuncian por abrir el espectro democrático universitario.

 

Académicos clasistas que se burlan abiertamente de lo que significa ser mexicano y del pueblo en general, así como se burlan de Andrés Manuel López Obrador. En el 2017 el grupo de Enrique Krauze, Fernando Ramírez y Guillermo Sheridan comandaron la Operación Berlín en la Ciudad de México y hoy se lanzan contra la precandidata de Morena, la Dra. Claudia Sheinbaum a través de la plataforma de Latinus con el mercenario mediático de Carlos Loret de Mola a la cabeza.

 

El colmo de la desfachatez: Sheridan que apenas sabe sumar, insinúa plagio en la tesis de la Dra. Sheinbaum en Físíca Aplicada. Parecería una broma de mal gusto pero la fórmula de la Operación Berlín no cambia: calumniar a través de una intensa propaganda a pesar del costo político que eso conlleva. Los kamikazes de Xóchitl Gálvez a su servicio son los mismos mercenarios mediáticos de los medios tradicionales de siempre, sin entender que la ciudadanía ya identifica ese modus operandi y su discurso de odio.

 

Hace meses desmenuzaron la tesis de AMLO y ahora la de Sheinbaum en su desesperación por asumir que pueden ser igual que ellos. En el camino, diversos portales desnudaron La Casa Roja y el plagio del 25 % de la tesis de la “Ingeniera”  Xóchitl Gálvez. Por eso AMLO señala que moralmente están derrotados. La acusación de plagio sólo se estancó en twitter donde los porros digitales de Claudio X González no paran de difamar y atacar. Y es por ello precisamente, que no debemos dejar de exhibir sus tropelías. La victoria electoral en el 2024 no está ganada. Sería un error confiar en la ventaja actual. Tenemos trabajo por hacer. Por ahora es preciso señalar que no mentimos, no robamos y no plagiamos, para que la oposición y sus aviadores nunca lo olviden.

 

 

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email