Sota, Reina y Rey en la mano de Morena para la Ciudad de México

DE CHILE, DE MOLE Y DE MANTECA

Nacional 25 de septiembre de 2023 JOSÉ LUIS SALDAÑA

web cdmx

Desde que se nombró a la Dra. Claudia Sheinbaum Pardo como Coordinadora Nacional de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación, la siguiente incógnita a despejar en el seno de Morena es quién será el o la abanderada para competir por la jefatura de gobierno en la Ciudad de México, pues es por todos conocido que es el puesto político de elección popular más importante después de la presidencia.

Desde que la Dra. Sheinbaum era Jefa de Gobierno se especuló que había 4 perfiles que podrían estar presentes en la sucesión gubernamental, estos eran Martí Batres Guadarrama (hoy jefe de gobierno sustituto), Omar Hamid García Harfuch (ex secretario de seguridad de la Ciudad de México) Rosa Icela Rodríguez Velázquez (ex secretaria de gobierno en la Ciudad de México) y Clara Marina Brugada Molina (ex Alcaldesa de Iztapalapa).

Martí Batres y Rosa Icela se bajaron de la contienda, el primero para suplir a Sheinbaum Pardo al frente de la Ciudad de México y la segunda para terminar con la tarea que le dio el presidente Andrés Manuel López Obrador al frente de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana.

Así quedaron solo dos nombres sonando en los círculos internos de Morena y en los medios masivos de comunicación; sin embargo en ese lapso se barajearon los nombres de Cuauhtémoc Blanco, Mario Delgado y el propio Ricardo Monreal; el ex futbolista y aun gobernador de Morelos ya se bajó de la contienda por la presión mediática en su contra, el presidente de Morena está a la expectativa de lo que le indique Claudia Sheinbaum y Monreal se autodescartó al ver que la gente le retiró su apoyo, esto confirmado tras quedar en último lugar de la encuesta de Morena.

Todo parecía indicar que la contienda sería entre Brugada y Harfuch, sin embargo esta semana la nota la dio el subsecretario de Prevención y Promoción de la Salud, Hugo López-Gatell Ramírez, quien levantó la mano para contender por la Jefatura de Gobierno, dando así un giro inesperado al proceso político electoral de la Ciudad de México.

Si revisamos las carreras políticas, administrativas y de popularidad tenemos que cada uno de los contendientes tiene fortalezas, debilidades, oportunidades y amenazas que serán decisivos a la hora del proceso interno de Morena.

En un juego de cartas los tres aspirantes serían la Sota, la Reina y el Rey, cada una tienen un peso importante, y a la vez depende de las otras para poder hacer una mano de mayor peso.

Con esa analogía iniciamos un breve análisis de la Sota, que si bien parecería que por sumarse de último minuto le correspondería a López-Gatell, esta le será adjudicada a García Harfuch, pues la definición de sota es un escudero, aristócrata o cortesano, lo cual le viene como anillo al dedo pues es por todos sabido que es el alfil de la propia Sheinbaum para continuar con su proyecto de seguridad en la Ciudad de México, en la cual según datos oficiales logró reducir los delitos de alto impacto en 60%, sin embargo su carrera en la función pública inició de la mano de Luis Cárdenas Palomino y Genaro García Luna, además que su participación en el caso de Ayotzinapa no ha sido del todo claro, lo que le ha generado grandes críticas dentro y fuera de Morena.

Pasamos con la Reina, que en este caso sería Clara Brugada, de ella destaca su participación en la política de la Ciudad de México, siendo electa como diputada local, diputada federal y alcaldesa, su caso es muy especial pues la primera vez que fungió como delegada fue en el periodo 2009-2012 en el que fue designada por la Asamblea Legislativa tras la renuncia al cargo de Rafael Acosta Ángeles mejor conocido como “Juanito”, además en 2018 fue electa como alcaldesa por Iztapalapa y en 2021 se reeligió y ganó la votación con el 57.7 por ciento del total; durante esta última etapa logró la construcción de la línea 2 del cablebús, el trolebús elevado y la apertura de 12 centros culturales.

Sin embargo a Brugada se le critica mucho su forma clientelar de hacer política, y a pesar de haber reducido los índices delictivos en 50% en su delegación, no es bien vista entre las personas que se auto perciben dentro de la denominada clase media.

Por último la carta del Rey, le sería asignada a López-Gatell, quien al igual que la Coordinadora Nacional  de los Comités de Defensa de la Cuarta Transformación comparte ascendencia Judía, y tiene una afiliación de izquierda desde su nacimiento, pues su familia paterna, específicamente su abuelo luchó en España en contra de Francisco Franco; Hugo López-Gatell cobró relevancia con la llegada de la pandemia, pues fue él quien se encargó de las políticas epidemiológicas y de mantener informados a los mexicanos a través de conferencias de prensa vespertinas; como debilidades López-Gatell tiene la poca experiencia dentro de la administración Pública y su nula experiencia en cargos de elección popular.

Es evidente que no existe un As dentro de Morena que ayude a tener la Flor Imperial, pero si es necesario para los militantes y simpatizantes delinear qué tipo de perfil quieren al frente de la Ciudad de México, pues de ello dependerá en gran medida el rumbo que tome la carrera presidencial para 2030.

Nos quedan como experiencia las elecciones de Marcelo Ebrard y de Miguel Ángel Mancera como Jefes de Gobierno y por ende, actores políticos relevantes dentro de la vida interna de la Ciudad de México y del país, esos espejos nos tienen que ayudar para evitar una ruptura en las filas morenistas, así como el retroceso en los derechos adquiridos y también de la entrega de la ciudad a grupos del crimen organizado como sucedió con Mancera.

Desde mi perspectiva, la verdadera lucha se debería de dar entre Clara Brugada y Hugo López-Gatell, pero sabemos que los medios de comunicación impulsarán la candidatura de García Harfuch, pues al final del día, siempre es más fácil que los grupos de poder se entiendan con las fuerzas del orden público que con una líder social o un médico que priorizó el bienestar general sobre el capital de los potentados.

Y mientras los ciudadanos chiapanecos esperan que las autoridades locales y federales los rescaten de las manos del crimen organizado y la UNAM revisa plagios en trabajos del pasado, nos leemos la próxima semana, en la que lo más seguro es que haya de chile, de mole y de manteca.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email