El Poder Judicial en la mira

La reforma de AMLO y el clamor popular

Nacional 19 de junio de 2024 José G. Martínez
mira web

Casi desde principios del sexenio, el presidente Andrés Manuel López Obrador insistió en la necesidad de que el Poder Judicial se reformara así mismo, que ellos pusieran las bases de una reforma al interior de ese poder, que ellos mismos hicieran una reflexión a conciencia con miras a humanizar, democratizar y hacer que la justicia sea equitativa para todos los mexicanos.

Ese podrido Poder Judicial no prestó oídos al justo llamado del Presidente, por el contrario, soberbios como son, argumentando independencia, hicieron más evidente su corrupción, su impunidad y su afinidad por los políticos de derecha, sin recato alguno, reafirmaron su postura de ir de la mano con los grupos de poder económico y en una actitud de reto al Presidente reafirmaron también ser descarado santuario de los partidos de oposición, donde éstos se refugiaron después de haber sido sacados por el pueblo del Poder Ejecutivo.

La idea del Presidente era que la misma Suprema Corte de Justicia de la Nación se auto reformara, pedía que en base a la Constitución, ejercieran una justicia igualitaria para todos los mexicanos, a sabiendas que históricamente han protegido principalmente y como imperiosa prioridad a los grupos de poder factico en México.

Esto no sucedió, al contrario, a la llegada de Norma Lucía Piña a la presidencia de la SCJN, se mostró arrogante y retadora ante el Poder Ejecutivo, soberbia ante la representatividad del presidente de la república Andrés Manuel López obrador, incluso en un acto protocolario del aniversario de la promulgación de la Constitución de 1917, el 5 de febrero de 2023, Norma Piña se quedó sentada en un acto sin precedentes ante el anuncio de la presencia del Presidente de México.

En política las formas son fondo, eso fue un claro reto a la figura presidencial, una invitación a la competencia de las vencidas, luego se multiplicaron los amparos promovidos por los opositores a las obras insignia de la Cuarta Transformación, hallando eco y apoyo total en el Poder Judicial.

Pero no tan solo eso, se quitaron la máscara y se dedicaron sin discreción alguna a proteger magnates para que no pagaran al Gobierno Federal miles de millones de pesos que estos adeudaban a la Secretaría de Hacienda.

¿Qué logros a favor de los ciudadanos de bien ha hecho la señora corrupta Norma Piña?

Aquí enumeramos algunos:

Absolver a Rosario Robles, tan así que salió de la cárcel sin mancha ni pena después de la Estafa Maestra que nos costó más de 5 mil millones de pesos.

Perdonar al ladrón exgobernador de Tamaulipas, Francisco Javier Cabeza de Vaca.

Descongelar las cuentas millonarias de la esposa de Genaro García luna, ex secretario de Seguridad de Felipe Calderón y procesado por narcotráfico en los Estados Unidos.

Descongelar las cuentas millonarias de Cárdenas Palomino, cómplice de Genaro García Luna.

Liberar en cuatro ocasiones a Uriel Carmona, liberar a Juan Collado, frenar las reformas electorales, frenar la reforma energética, liberar a narcotraficantes, asesinos y feminicidas en todo el país, despilfarrar el dinero de todos los mexicanos con sus insultantes sueldos y prestaciones que sumadas llegan mensualmente a mas de 800 mil pesos, violando la Constitución que prohíbe que los funcionarios públicos ganen más que el Presidente de la República.

Hay evidencias que la presidenta de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, Norma Piña, operó a favor de la oposición, incluso descaradamente llegó a tener reuniones privadas con el dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno Cárdenas.

Ante la negativa del Poder Judicial al llamado del Presidente en el sentido de que ellos mismos se reformaran, Andrés Manuel envió la iniciativa de reforma a la Cámara de Diputados, misma que no fue aprobada dado que Morena no contaba con la mayoría calificada en las cámaras. La oposición logró frenar dicha iniciativa de reforma, de ahí el llamado a llevar acabo el Plan C, que consistió en lo que ya todos sabemos: lograr en las urnas la mayoría calificada en el Congreso.

Tal petición del Presidente y de la ahora virtual presidenta Claudia Sheinbaum fue escuchada, valorada y aceptada por mas de 35 millones de mexicanos que dijeron, ok, ahí está el Plan C, ahí está nuestro voto de confianza para que se lleven a cabo esas reformas constitucionales que el país necesita y por el cual estamos depositando nuestro voto mayoritario.

Ahora la pulverizada oposición y los grupos de poder factico, están pidiendo ser escuchados, están pidiendo que haya consenso, que haya mesas de dialogo. No señores, ese consenso y esas mesas de dialogo ocurrieron ya en las pasadas elecciones, y el consenso fue mayoritario a favor de las reformas constitucionales, no puede pesar más la opinión de unos cuantos en esas mesas de dialogo donde se sentará la oposición vencida, que los casi 36 millones de mexicanos que ya dieron el sí a la reforma del Poder Judicial.

Ahora hasta los corruptos ministros de la Suprema Corte salen a reconocer que el Poder Judicial es perfectible, aquí los lloriqueos de este corrupto ministro Jesús María Aguilar.

La reforma al Poder Judicial se convirtió el pasado 2 de junio en un mandato popular que debe ser respetado, y que estamos seguros que así será porque decía mi abuela, a chillidos de marrano, oídos de matancero.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email