Es un honor estar con López Obrador, el mejor presidente que hemos tenido

La guerra sucia contra la cuarta transformación seguirá creciendo

Nacional 27 de febrero de 2024 Jesús Marín

amlo web

Los gringos tan hipócritas, tan defensores de la libertad de expresión, de su “libertad de expresión”, es decir la que beneficia a los intereses del imperio. Los gringos sí puede invadir Panamá, Irak y financiar el genocidio de Palestina en nombre de la democracia del imperio. 

Lejos ya la veracidad del periodismo gringo de los años setenta, cuando un par de periodistas del periódico Washington Post, con el escándalo del “Watergate” cuyos reportajes, avalados con pruebas sólidas, documentos de la presidencia de Nixon, pruebas grabadas, hizo derrocar a su gobierno, llevándolo a juicio político y a una sentencia penal, misma que fue revocada y perdonada por el presidente Ford que tomó el cargo, al ser su vicepresidente. Dicho trabajo periodístico los hizo acreedores al ya no tan prestigioso premio Pulitzer.

Tampoco estos periodistas gringos y mexicanos, defensores del “periodismo y la libertad de expresión” según los intereses económicos de los gringos, no han dicho nada sobre el juicio de extradición del periodista australiano Julián Assange por ejercer su libertad de expresión y dar a conocer la gran filtración de documentos clasificados que denuncian y exponen los atropellos, asesinatos y delitos que cometen su gobierno y  sus agencias gringas, como el Pentágono, Casa Blanca, la CIA, en nombre de la “democracia gringa” en todo mundo.

Ahora este periodista, enfermo y acosado, está en un juicio para ser deportado a los Estados Unidos donde le esperan más de cien años de prisión por espionaje y por afectar la seguridad nacional gringa. Y denunciar sus crímenes de guerra.

Los gringos, policías de represión del mundo, guardianes de la democracia. Una democracia apoyada por sus intereses corporativos, han iniciado una guerra sucia contrs el presidente de México Andrés Manuel López Obrador y por ende contra los mexicanos, contra nuestra nación, que amamos a nuestro país y vamos a defender nuestra autonomía y dependencia, aunque le pese a la ultra derecha mexicana y su representante, una verdadera vender patrias, Xóchitl Gálvez.

Ya son centro de reportajes tendenciosos y mentirosos, de poderosos medios corporativos gringos y nacionales, con fuente velada de la DEA que quiere retomar el control del narcotráfico en el país. Reportaje sin presentar prueba alguna. Desmentidos por sí mismos, al declarar que no hay prueba ni testigo creíble pero aun así lo publicaron, difamando y calumniando no solamente al presidente sino a México.

Ellos, los gringos, su gobierno, sus poderosos medios corporativos, con apoyo de la DEA, han iniciado una campaña de mentiras y difamación. Primero acusaron a los cercanos al presidente. Con una investigación desechada y cerrada ese mismo año del 2006. Acusan que en su campaña hubo cuatro millones de soborno y apoyo a su campaña por parte de los Zetas, cuando aún no existían los Zetas. Y las pruebas que presentan en el reportaje son testimonios de oídas, chismes de testigos anónimos.

Y se demostró que Felipe Calderón y su capo Genaro García sí tuvieron tratos y sociedad con los cárteles, la prueba es que el ex secretario de Seguridad está preso en una prisión de máxima seguridad en gabacho, esperando una condena que podría ser de cincuenta años.

Ahora otro reportaje de New “Fake” Times, involucra malévolamente a los hijos del Presidente, los acusan de recibir dineros de los cárteles, argumentan que hay videos y testigos anónimos. 

El Departamento de Estado de Biden ya negó todas esas acusaciones. Ahora la misma periodista que difamó al presidente y a sus hijos, amenaza con otro reportaje de la reunión del Mayo Zambada de reunirse con otro personaje cercano ya en el gobierno de Andrés Manuel.

El Presidente ha respondido de frente, directo, como es él. Ahora resulta que nuestro Presidente no puede salir a defender su dignidad ni honor. Y sobre todo cuando ponen en peligro la vida de sus hijos. Y la prensa vendida de México se desgarra las vestiduras, argumenta que el Presidente viola la privacidad de los periodistas y los pone en riesgos. 

Se les olvida que desde los gobiernos de Fox, Calderón y Peña Nieto, el asesinato sistemático de periodistas, la represión y silencio de la libertad de expresión fue callada y cooptada por cientos de millones de pesos del gobierno federal o por amenazas de muerte.

La guerra sucia contra la cuarta transformación seguirá creciendo, con los gringos por delante, con los traidores como Xóchitl y Claude X., Alitos y Mekos con los calumniadores de los medios corporativos como López Dóriga, Loret, brozo y toda esa sarta de miserables vendepatrias.

Hagan lo que hagan, difamen a nuestro Presidente, no podrán con este cambio. Y pese a quien le pese, aunque la botarga Xóchitl vaya a España a buscar el abrazo de Carlos de Salinas de Gortari, se tome fotos con el asesino y genocida Felipe Calderón, se arrodille ante el Papa, ante Satanás, la compañera Claudia Sheinbaum Pardo será el próximo presidente de México y este despertar de conciencia no será acallado y la transformación seguirá, aun pese a traidores como Mario Delgado, Marcelo y Monreal. Es un honor estar con López Obrador. Es un honor estar con Claudia.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email