Morena y el pragmatismo a ultranza

No se trata de ganar a toda costa, dejando pedazos de dignidad en el camino

Nacional 23 de enero de 2024 PATRICIA BARBA ÁVILA

morena web

Además de la escandalosa decisión tanto del Consejo Nacional como del Comité Ejecutivo Nacional de Morena de aceptar un acuerdo de coalición con el dueño del PES, Jorge Hank Rhon, bajo los auspicios de la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila, están las cuestionables declaraciones de su secretaria general que después de estampar su firma en tal acuerdo, junto con la de Mario Delgado y Alfonso Durazo, afirmó que “decidimos no ir en coalición con el PES tras platicar con su dirigencia”. ¿Y por qué molesta y preocupa este tipo de expresiones que nos recuerdan la incongruencia e irrespeto por los votantes por parte de las corruptas cúpulas del PRI, PAN, PRD y MC? Precisamente porque parece que siguen pensando los flamantes dirigentes morenistas que están hablando con ciudadanos de segunda que pese a lo evidente se tragan lo que sea que se les ocurra barbotar.

 

Hay que recordar que el Partido Encuentro Social, originalmente clerical y actualmente, bajo el nombre de Partido Encuentro Solidario, propiedad de la familia Hank Rhon, fue en alianza con Morena en 2018 no sin enfrentar críticas justamente por los vínculos religiosos del PES en un país laico donde la ley constitucional expresamente prohíbe la inclusión de clérigos, aunque se disfracen de políticos, en la política nacional. En aquella ocasión, sin embargo, comprendimos que era sumamente importante garantizar el triunfo de AMLO y demás candidatos para iniciar un proyecto de nación diametralmente opuesto al encabezado por Salinas y sucesores hasta Peña Nieto diseñado para entregar la riqueza nacional a las codiciosas garras de los capitales privados nacionales y extranjeros.  No obstante, lo inexplicable y que ha causado enorme malestar tanto en militantes como en simpatizantes, es la tendencia de la cúpula morenista a impulsar a verdaderos oportunistas que han saltado del PRIAN para encaramarse en el lomo de un partido que gracias al enorme arrastre que representa Andrés Manuel López Obrador, se ha convertido en marca ganadora de elecciones.  Esta falta de respeto por los principios del propio partido y de millones de militantes y simpatizantes generó en 2021 la pérdida de alcaldías en el D.F. y varias curules en el congreso que ha dificultado la aprobación de reformas necesarias en el marco de la 4T.

 

El caso del Estado de Coahuila fue un síntoma del exacerbado e inmoral pragmatismo que ha venido caracterizando a la cúpula de Morena.  Como sabemos, bajo la excusa de que se necesitaba asegurar el triunfo en el Estado de México, a la manera de mercachifles decidieron ignorar la voluntad de miles de ciudadanos coahuilenses que al imponérseles a un auténtico impresentable, el recientemente fallecido Armando Guadiana, se opusieron enfáticamente. Hablamos no sólo de más del 50% del Consejo Estatal de Morena en esa entidad sino de un amplio segmento de votantes que realizaron múltiples manifestaciones de repudio y decidieron apoyar al entonces Subsecretario de Seguridad Pública Ricardo Mejía Berdeja a quien expresamente le solicitaron rectificar su decisión de declinar a favor de Guadiana pese a que el ex senador no esperaba ganar la encuesta para la candidatura y se enteró de que “había ganado” (Mario Delgado dixit) por lo que rápidamente regresó de Qatar donde andaba disfrutando del mundial de futbol. Tristemente, no sólo hubo intelectuales, militantes y simpatizantes que justificaron el evidente desaseo implícito en la imposición de un personaje que representaba fielmente los anti-valores contra los cuales nos hemos manifestado millones de ciudadanos dentro y fuera de Morena, sino que, incomprensiblemente (para la que suscribe y muchos más), el propio presidente apoyó tal imposición en contra de la voluntad del pueblo coahuilense. 

 

En virtud de lo anterior, no es de sorprender que a la cúpula morenista nacional y local en B.C. y a la propia gobernadora, cuyo “asesor” y pareja es, por cierto, un panista de cepa, se les haya hecho fácil invitar a Morena a un auténtico paradigma de la corrupción más escandalosa del PRI, el dueño del PES Jorge Hank Rhon, un furioso detractor del propio AMLO.  Aquí lo que se suma al malestar que produjo tal decisión es la pretensión de la propia cúpula de que de repente decidieron (SIC!) dar marcha atrás a tal despropósito, como si la firma de todos ellos estampada en tal acuerdo de coalición ante el Instituto Electoral de BC no representara la continuidad de un comportamiento vergonzoso que ha convertido a Morena en un receptáculo de tránsfugas del PRIAN que mágicamente, después de vestirse de guinda, se transforman en patriotas después de blanquearlos dejando atrás sus corruptelas.  No cabe duda de que la decisión de anular tal acuerdo no resultó de la conciencia de que estaban incurriendo en un acto de violación del propio estatuto y de los principios fundacionales de Morena, sino muy posiblemente de una llamada de atención tanto de Claudia Sheinbaum como del propio AMLO ante el cúmulo de airadas protestas y la indignación que generó tal dislate.

 

Huelga decir que las reformas constitucionales que urge realizar para modificar instituciones tan corrompidas como la Suprema Corte de Injusticia o la desaparición del gobierno paralelo de la poderosa cúpula empresarial representado por la CRE, COFECE, IFETEL y el INAI, dependerán de que en estas próximas elecciones la coalición Morena-PT-Verde logre la mayoría calificada en el congreso. Sin embargo, con decisiones tan cuestionables como impulsar como candidatos a verdaderos ambiciosos vulgares provenientes del PRIAN, la dirigencia morenista coloca a los votantes proclives a apoyar la 4T en una situación imposible: o votar por impresentables disfrazados de guinda, o anular su voto o, peor aún, sufragar por la inmoral e indefendible oposición en una reacción de enojo, aunque ello signifique el regreso de los que estuvieron a punto de destruir a México.

 

Hacemos votos porque, así como ocurrió con Clara Brugada, a la que muy acertadamente se le designó candidata a la jefatura de gobierno del D.F. dejando atrás a otro impresentable, Omar García Harfuch, esta otra decisión de anular el convenio de coalición con el clan Hank Rhon signifique el enderezamiento de un partido que deberá recuperar el título de “la esperanza de México”. Ojalá que todavía estemos a tiempo.

 

Prefiero morir esclavo de los principios que de los hombres. Emiliano Zapata Salazar

Te puede interesar
mision web

Misión cumplida

Espacio Libre México
Nacional 28 de febrero de 2024

Voy a poder decir cuando entregue la banda presidencial: AMLO

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email