La verdad tras el odio a López Obrador

Por haber expuesto a los saqueadores y corruptos en toda su hipocresía, política y moral. Les quitó su careta de dignidad y honradez

Nacional 30 de octubre de 2023 Martín M. González

web amlo

Un hombre sabe quién es. Un verdadero hombre de principios e ideales conoce sus límites y abismos. Cuáles son sus virtudes y defectos. De dónde proviene, qué valores familiares.

Un verdadero hombre reconoce entre el bien y el mal. Entre la justicia y la injusticia. Entre la ética y la canallada. Será fiel a lo inculcado en la familia o a sus ambiciones y perversiones.

Se podrá engañar a los demás, a los otros. A la conciencia nunca. En la intimidad con uno mismo, uno sabe la clase de hombre que es. Uno puede mentir al mundo, pero frente a uno mismo, no hay caretas ni máscaras. 

Cada uno sabe el grado de su maldad y de sus bendiciones. Uno duerme según la conciencia que se tiene.

Aprende de la vida, de la virtud y del pecado, viviendo, amando. Aprendiendo de libros y filósofos, de profetas y dioses. Nadie se engaña a sí mismo.

El odio irracional de los conservadores, de los opositores a Andrés Manuel López Obrador no es gratuito, ni por obligarlos a pagar impuestos, por quitarles privilegios y negocios millonarios, parar su enriquecimiento inexplicable, devolver la riqueza de México a los mexicanos.

El odio por nuestro Presidente es por haberlos expuesto en toda su hipocresía, política y moral.

Por quitarles su careta de dignidad y honradez que por años manejaron, dándose golpes de pecho en la misa de los domingos.

El odio, la rabia que sienten, porque nuestro Presidente los evidenció en toda su mierda moral. En toda su pobreza espiritual. En sus ambiciones mezquinas. En su ausencia absoluta de valores y ética.

Mostró al mundo su corrupción, sus asesinatos, sus desfalcos, su riqueza mal habida, bien robada. Les despojó de esa careta de honorabilidad. De esos rostros adustos de honradez, con Dios en la boca, Satanás en sus acciones, dando a conocer las hienas y canallas que son.

Exponerlos en toda su basura humana, en toda su canallada, no se lo perdonarán nunca al presidente de México, a López Obrador, que despertara la conciencia política a los mexicanos, nos hizo ver cómo fuimos manipulados, engañados, saqueados.

Ellos no perdonaran que ‘López’, ‘Lopitos’, como le dicen, entre el ardor y el odio, nos despertó de nuestra esclavitud, de nuestro borreguísimo.

Su feroz odio, su enloquecido odio y ceguera es por exponerlos ante la sociedad, ante Dios, ante sus familias y amistades, en toda su corrupta conducta hipócrita. Por denunciarlos como las ratas que han saqueado a México por décadas. Por la miseria que son como seres humanos.

Qué vergüenza para sí mismos, para sus familias, para sus hijos y nietos que todo México se da cuenta de lo corruptos, asesinos y ratas que son. Nadie debería estar orgulloso de tener gente así en su familia. Ese es el verdadero motivo del odio a nuestro presidente.

Y nada podrá detenernos ya. Con Claudia la Cuarta Transformación deberá seguir. Hasta desenmascararlos, denunciándolos, hasta que paguen con la cárcel, con la vergüenza de ser lo que son. No más máscaras.

Por ello el odio a nuestro Presidente, porque estas sartas de hienas y canallas, de asesinos y corruptos, de vendepatrias, ya no pueden escudarse en su fachada de honestidad y honradez. Han sido denunciados, con pruebas y datos, como los vendepatrias que son. Han sido expuestos en toda su ralea de traidores.

Ya no pueden escudarse en que son perseguidos políticos. Les queda el odio, la mentira, la difamación. No sostiene sus calumnias ni sus infamias. Nadie les cree porque destruyeron a México, a ese México que saquearon por años. A este México, que López Obrador nos devolvió y reconstruye.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email