El reconocimiento a Cienfuegos no le exime de su responsabilidad histórica

Nacional 16 de octubre de 2023 JOSÉ LUIS SALDAÑA

web cienfuegos

Esta semana se sirvieron varios tamales de chile y de mole en el panorama político nacional. El presidente Andrés Manuel López Obrador viajó a Veracruz para festejar el bicentenario de la creación del Heroico Colegio Militar. Durante la ceremonia AMLO entregó de manera personal un reconocimiento al general en retiro Salvador Cienfuegos Zepeda, de quién muchos mexicanos opinamos que tiene una responsabilidad en el caso Ayotzinapa, si no de manera directa, si por lo menos de omisión, toda vez que él fue secretario de la Defensa Nacional en el sexenio de Enrique Peña Nieto (2012-2018) y como tal sabía de todas las acciones importantes en materia de seguridad que sus subordinados hacían o dejaban de hacer.

Sobre esto, varios periodistas y articulistas de diferentes medios, principalmente de izquierda se mostraron preocupados por decir lo menos, debido a que el presidente está tratando de lavarle la cara a los miembros de la élite de las Fuerzas Armadas, inclusive en su conferencia matutina del 13 de octubre de 2023 calificó a Julio Hernández López “Astillero” y Carmen Aristegui como “comunicadores progres buena ondita, que nunca han estado con nosotros, esos y la otra derecha, o el otro conservadurismo, el menos hipócrita, el más franco, abierto, si me dicen con cuál me quedo, con el más franco, los que no hacen política robalera, ya saben ustedes que el róbalo es el único pescado que anda en dos aguas y nunca hay definiciones”.

De los dos aludidos ninguno necesita que alguien los defienda, para eso cuentan con espacios propios en medios de comunicación, además que su opinión pesa en varios sectores de la sociedad mexicana, sin embargo considero como comunicólogo que el cuestionar al Presidente por entregar un reconocimiento a uno de los personajes más obscuros del régimen anterior por los motivos que hayan sido, ya sea porque fue director del Colegio Militar o por su trayectoria marcial, no exime al sujeto de sus responsabilidades históricas con la sociedad y en especial con los familiares de las víctimas.

Muchos compañeros ideológicamente comprometidos con la 4T o con López Obrador directamente se han ido a la yugular de Astillero y defienden la idea que plantea que ese tipo de acciones realizadas por AMLO son necesarias para que su sucesor cuente con el apoyo de las Fuerzas Armadas y así evitar una transición conflictiva que pueda desembocar en un distanciamiento y a futuro, en un posible golpe de Estado.

Esta hipótesis podría ser cierta o no, pues como hemos visto en otras latitudes como es el caso de Chile, Venezuela, Bolivia y Brasil, los golpes de Estado se dan sin importar la cercanía de sus gobernantes con el pueblo, y en esos escenarios las Fuerzas Armadas intercedieron en favor del poder económico.

Ahora bien, el Presidente no estaba obligado a entregar de manera personal dicho reconocimiento, por lo que pudo haber asistido a la ceremonia y retirarse previo a la entrega, o bien, pudo haber relegado ese hecho en concreto al actual secretario de Defensa, Luis Cresencio Sandoval.

Así, lo más irritante de lo expresado en conferencia matutina por el Presidente o parafraseando al propio Andrés Manuel “lo que si calienta” como comunicador es el hecho de que uno no pueda hacer críticas al poder sin ser tildado de adversario. Muchos de nosotros tenemos una ideología de izquierda, estamos comprometidos con los movimientos sociales y con el mejoramiento de la sociedad, pero eso no significa que extendamos un cheque en blanco a los gobernantes que salen de las filas de la izquierda ideológica, partidista o social. Nunca estará en nosotros el servilismo por el bien de un supuesto proyecto y menos a sabiendas de que lo dicho o hecho es contrario al bienestar de las personas, y si bien con la entrega del reconocimiento al general Salvador Cienfuegos Zepeda no murió ni se encarceló injustamente a nadie, sigue el tenor de querer lavarle la cara y las manos manchadas de sangre a personajes siniestros de la historia de México, pero ahora desde un gobierno de izquierda.

Los tamales de mole se sirvieron en la entrevista realizada por el periodista Carlos René Delgado Ballesteros, del Financiero Bloomberg, al Dr. Hugo López-Gatell Ramírez, en la cual el comunicador trató de acorralar en varias oportunidades al ex subsecretario de salud del gobierno federal para que aceptara según él, el fracaso de la 4T en el tema del manejo de la pandemia, así como aceptar la responsabilidad de las muertes ocasionadas por Covid-19, y en un momento de osadía le dijo al Dr. López-Gatell que su nombre era para él (René Delgado) sinónimo de corrupción.

Sin embargo el aspirante a candidato de Morena a la jefatura de Gobierno de la CDMX, le propinó una serie de descalabros y descontones al entrevistador, como ejemplo dejo la trascripción de un momento de la entrevista, la cual pueden consultar en https://youtu.be/J4LUP1T8H_o

RD- ¿por qué desprecia tanto a la sociedad doctor? 

HLG- Ah, ojo ¿usted dice eso?

RD- Yo lo digo.

HLG- ¿Dónde están sus pruebas?

RD-Pues lo que está usted diciendo, dice usted que fueron manipuladas, que fueron de algún modo llevadas por los medios de comunicación, esto es una profundo desprecio. (sic)

HLG- René ¿sabe cuánto se invierte en propaganda al interior de los medios corporativos? Seguramente usted conoce que los medios corporativos, no lo voy a acusar a usted porque no tengo los específicos, pero con los medios corporativos, la sociedad lo sabe y si no lo sabe lo comento, operan en estas cargadas, se le llama nado sincronizado en el terreno del periodismo y lo que hacen es que contratan despachos, los grupos grandes, los grupos corporativos, despachos de opinión política y de opinión pública, siembran narrativas, crean este tipo de apodos de epítetos de descalificación, los lanzan, y luego se lavan las manos y dicen ¡uy! Están polarizando al país.

RD- ¿Usted va a reconciliar la ciudad?

HLG- Yo lo que le voy a decir es esto.

RD- La pregunta es ¿va a reconciliar?

HLG- Si, mi convicción que ha sido de siempre, no necesito cambiar, el otro día me decía una periodista muy afamada ¿cómo va a cambiar para que le crean? Lo que le digo es no me confundan con ustedes, yo no necesito cambiar para que me crean, yo necesito seguir siendo quien soy porque esa es mi palabra honesta, y en eso está mi convicción de que la sociedad es plural, la sociedad tiene personas pobres que fueron atendidas prioritariamente durante la primera fase de la transformación, pero también la sociedad tiene una extensa clase media en donde hay el deseo de progresar económica y socialmente a través de la educación, a través de crear un patrimonio honesto y cuando uno piensa en un gobierno, es mi convicción el gobierno debe tratar con justicia a todas y todos no solo los afines, los gobiernos son para el conjunto de la sociedad y eso incluye esa vigorosa y honesta clase media, que no es lo mismo que las cúpulas que explotaron al país a partir de la corrupción.

RD- Usted parece víctima doctor.

HLG- Yo no soy víctima, yo soy parte de una sociedad que ha vivido 40 años subsumida en la corrupción ¿o la va a negar?

RD- No, pero usted trabajó en el sexenio pasado.

HLG- No, yo no trabajé, yo era un funcionario público, digo si ser un investigador en un instituto nacional de salud es trabajar para un gobierno corrupto pues nadie podría trabajar en el gobierno mientras gobiernan los corruptos.

RD- Pero es que se dan unos baños de pureza, usted para no generalizar, este, que verdaderamente sorprende.

HLG- ¿Le ofende, usted, para usted la corrupción no existe?

RD- No, desde luego que me ofende.

HLG- ¿Existe la corrupción?

RD- Claro que existe.

HLG-¿Le puede poner nombre y apellido?

RD-¡SI!

HLG- ¿A VER, DIGAME?

RD- Hugo López Gatell

HLG- ¡AH! ¿Esa es corrupción? Presénteme su evidencia, con gusto la escuchamos.

Y mientras los integrantes de la Suprema Corte de Justicia de la Nación tratan de defender sus fideicomisos y privilegios ante la opinión pública y en el mundo las principales capitales se llenan de gente en apoyo al pueblo palestino y en contra del conflicto armado, nos leemos la próxima semana, en la que lo más seguro es que haya de chile, de mole y de manteca.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email