El barco opositor se hunde

Temporada de chapulines

Nacional 02 de octubre de 2023 DANIEL ANTONIO LARA PALACIOS

web barco

La aplanadora electoral en la que se ha convertido Morena trae consigo una reflexión: las encuestas son un método efectivo para saber las preferencias de la gente, pero no todo lo que cuenta para efectos de la selección de candidatos es la popularidad o el nivel de conocimiento, de tal suerte que más allá de la unidad necesaria para que el movimiento se consolide, los perfiles de quienes van a ser los candidatos deben ser blindados de origen.

Los problemas de la oposición prianista son muchos, los espacios de acción política de peso se han reducido sustancialmente para ellos, hay muchos cuadros y pocos puestos para repartirse, al darse cuenta de su influencia reducida en la creación y ejecución de la vida pública, se ven obligados a buscar espacios en lugares donde sí pueden tener influencia.

Ante el repudio social a las siglas del PRI, del PAN y del PRD, se crean membretes distractores como ‘Sí X México’, ‘Va X México’, ‘Frente Amplio por México’, etcétera; su desprestigio les juega en contra y por más que tratan de recomponerse y reinventarse en términos mercadológicos, la gente ya sabe que representan el pasado, lo indeseable de la política, tuvieron sus oportunidades de servir al pueblo y sirvieron a los privilegiados, a los oligarcas y a sí mismos.

El barco opositor se hunde y el tiempo les juega en contra, estando a menos de un año de la elección sus opciones se agotan, las pugnas internas por los pocos puestos los obligan a tragarse su odio por Andrés Manuel López Obrador y la Cuarta Transformación y algunos cuadros prianistas, cual chapulines, saltan de la catástrofe prianista, para sumarse a la bonanza de Morena, no por convicción sino por conveniencia, ambiciosos vulgares los llama el Presidente.

El problema viene cuando el partido les abre las puestas, los recibe con alfombra roja y los postula para ser candidatos, los casos de derrota morenista se cuentan ya en varias elecciones a gobernador, como fue el caso de Nuevo León con Clara Luz Flores, Coahuila con el desprestigiado senador Armando Guadiana Tijerina, Durango con Marina Vitela, todos ellos cuadros del PRI que saltaron a tiempo del barco, pero su pasado los hizo descartables para la ciudadanía.

Con la próxima selección de candidatos para las elecciones del año que entra, Morena debe evaluar que los perfiles que la ciudadanía prefiere son de luchadores sociales en la Izquierda, con una historia en el movimiento, con pasado obradorista y no oportunista.

El riesgo de descalabros electorales es alto si se apuesta por el pragmatismo, los cuadros de la 4T deben ser seleccionados en concordancia con los estatutos del partido, y no por la necedad de ganar a toda costa, sino por la victoria conseguida con convencimiento y principios firmes, los chapulines están a la orden del día, buscando brincar al barco ganador, pero cargan consigo dinamita que puede hundir a la transformación desde dentro si se les deja entrar, 2024 está a la vuelta de la esquina y el futuro del país está en juego.

La dirigencia y militancia debe estar atenta a la farsa opositora que buscará en los próximos años y décadas convertir a Morena en el nuevo PRI, se debe blindar de kamikazes electorales las filas de la 4T para consolidar los cambios y evitar que vuelvan esos a los que costó tantos años y sacrificios echar en 2018.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email