Miedo y desinformación, estrategia contra los libros de texto

Lucharán a dos de tres caídas sin límite de tiempo, en esta esquina La Nueva Escuela Mexicana, en esta otra la Vieja Oligarquía Mexicana.

Nacional 07 de agosto de 2023 José Luis Saldaña

web libros

Con el inicio del ciclo escolar a la vuelta de la esquina, Ricardo Salinas Pliego, dueño de Grupo Salinas, decidió iniciar una cruzada en contra de los libros de texto gratuitos y de la Nueva Escuela Mexicana, utilizando como arma principal la señal de televisión de la cual es concesionario, a través de los programas en vivo, principalmente los noticiarios.

Javier Alatorre, presentador estrella de noticias en Televisión Azteca aprovechó su espacio en el noticiario nocturno de Fuerza Informativa Azteca (FIA) para despotricar en contra de los nuevos libros de texto gratuitos que se distribuirán en todo el territorio nacional a partir del próximo ciclo escolar 2023-2024, insistiendo en que los mexicanos deberíamos tener cuidado con el virus del comunismo, “México está en peligro por un virus que se creía erradicado, el virus comunista. Su resurgimiento está en la educación comunista que la Secretaría de Educación Pública busca imponer a las niñas y a los niños de México” aseguró Alatorre.

El mensaje del Ajusco hizo eco en los medios de comunicación tradicionales y en las redes sociales, al unísono las voces de la derecha comenzaron a opinar sobre el peligro de ideologizar a los infantes de nuestra sociedad con el pensamiento comunista, y aseguraron que el gobierno pretende manipular las mentes de los niños y prohibirles de tajo el pensamiento matemático, la lógica, ciencia, ética e historia. 

Sin embargo, pecan de omisos y tergiversan la realidad, pretendiendo espantar a los incautos con el petate del muerto mientras se abrazan del difunto, con la ya conocida y desgastada estrategia de manipulación a través del miedo y la desinformación.

Muchos especialistas se han puesto los guantes y han tomado esquina ideológica en el ring mediático, al puro estilo de la lucha libre y los relevos australianos, hemos visto y escuchado pruebas a favor y en contra del contenido de los libros y de la Nueva Escuela Mexicana, algunos de ellos ya leyeron los mentados libros, otros solo opinan desde lo que les comparten en redes sociales o en la televisión, algunos presentan teorías pedagógicas y otros solo hablan desde la anécdota.

Pero como lo dijo el dramaturgo Bertolt Brecht “la crisis se produce cuando lo viejo no acaba de morir y lo nuevo no acaba de nacer”, y si bien es cierto que, desde Palacio Nacional se decretó este momento de nuestra historia como la “Cuarta Transformación”, faltan muchas cosas por transformar y para ello se deben generar las condiciones favorables para que las nuevas formas hagan mella en las conciencias de los ciudadanos y puedan cambiar de paradigma.

Para lograr lo anterior es fundamental remover los cimientos de la educación y la cultura en México, pues durante más de 30 años fuimos adoctrinados en el modelo capitalista que prepara ciudadanos como mano de obra calificada que se insertará en el mercado laborar cobrando poco y produciendo mucho.

Así los planes de estudio se basaron primordialmente en la memorización de información y la obtención de calificaciones por puntos, sin desarrollar entre los alumnos el pensamiento crítico y la lógica, pues todo estaba basado en la repetición, ¿cómo olvidar las miles de planas escritas para aprender las palabras esdrújulas, graves y agudas, o las planas interminables para aprenderse de memoria la tabla del 7, la cual al día de hoy causa muchos dolores de cabeza entre los jóvenes y adultos?

En México ya existían algunas escuelas con un sistema de enseñanza similar al que propone la Nueva Escuela Mexicana, se les conoce como Escuelas Libres, en las cuales los maestros y los alumnos solo tenían los planes de estudios de la Secretaría de Educación Pública (SEP) como guías respecto a lo que los niños debían aprender, pero la metodología corría completamente a cargo de los docentes y de las circunstancias y entornos propios de la institución y de los alumnos.

Como ejemplo dejo parte de lo que se puede encontrar en el portal de una escuela privada en la ciudad de Cuernavaca Morelos llamada Ocachicualli: 

“En Ocachicualli, fomentamos una educación creadora que estimula el pensamiento crítico y la creatividad de nuestros estudiantes. A través de enfoques pedagógicos innovadores, como el aprendizaje basado en proyectos y el uso de herramientas digitales, brindamos a los niños un espacio para explorar, experimentar y expresar sus ideas de manera original. Nuestros docentes capacitados en metodologías creativas promueven el desarrollo de habilidades como el pensamiento lateral, la resolución de problemas y la colaboración. Valoramos el proceso creativo y animamos a los estudiantes a ser curiosos e imaginativos.” 
(https://ocachicualli.edu.mx/)

Además de las escuelas de educación básica podemos encontrar este tipo de modelo pedagógico en una de las Universidades Públicas de mayor prestigio a nivel nacional y latinoamericano, me refiero al Sistema Modular que utiliza la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, de la cual soy egresado, y que, como explica María Isabel Arbesú García en el documento “El Sistema Modular Xochimilco” el principal objetivo de éste es que:

El sistema modular propone una nueva forma de ordenar los conocimientos y con ello, define la enseñanza a partir de su vinculación con la realidad. Se organiza la enseñanza con base en problemas de la realidad, donde éstos se convierten en objetos de estudio, conocidos como objetos de transformación, los cuales se abordan de una forma interdisciplinaria y mediante la investigación científica. Esto permite que el docente y los estudiantes conozcan, discutan y experimenten, por ellos mismos, los diversos elementos que intervienen en el proceso de construcción del conocimiento. Esta actitud facilita que dicha construcción no sea sólo por medio de la memoria, como normalmente se hace, sino a través de otras vías como la experiencia y la aplicación a la realidad, entre otras más.
(https://biblioteca.xoc.uam.mx/docs/tid/arbesu.pdf)

Así pues podemos comprobar que este tipo de modelos pedagógicos ya se utilizan en nuestro país tanto en el ámbito privado como en el público, y que no impiden el desarrollo cognitivo de niños ni de adultos.

Pero este debate que a leguas tiene motivaciones de golpeteo político previo a los comicios federales del próximo año, también es una batalla económica por el presupuesto federal que se quitó a las empresas privadas que se encargaban de maquilar los libros de texto gratuito.

Pero no todo es malo en la disputa por la educación y el futuro de México, si ustedes quieren tener una mejor opinión pueden familiarizarse con los libros de primaria y secundaria y con los modelos pedagógicos de Paulo Freire, Jean Piaget, María Montessori y revisar la propuesta de la Universidad Autónoma Metropolitana y su Sistema Modular.

Quítese el miedo a términos como “Comunidad, Plenaria, Trabajo Comunitario o Asamblea” aprenda que significan y póngalos en práctica, en una de esas las adopta como algo natural de su vocabulario, pero más importante, de su actividad diaria.

Y mientras son peras o son manzanas y se distribuyen o no lo libros, y la economía mexicana crece a un ritmo de 3%, nos leemos la próxima semana, en la que lo más seguro es que haya de chile, de mole y de manteca.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking
chinos web

Los “cuentos chinos” de Villegas, gobernador de Durango

JESÚS MARÍN
Local 21 de mayo de 2024

A cinco meses del anuncio de que 2024 será el año de Durango, seguimos igual o peor. “Este año nada volverá a ser como antes; lo que viene, marcará nuestras vidas. Durango lo soñó y Durango lo merece... ¿ESTÁS LISTO?”, dijo en la más pura demagogia ramplona

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email