Xóchitl Gálvez, dinosaurio de corazón y mentalidad

Producto de un plan de Claudio X. González y Carlos Salinas

Nacional 09 de julio de 2023 MARTÍN M. GONZÁLEZ

web xochitl

No hay que tomar a la tan ligera la candidatura a la presidencia de México de Bertha Xóchitl Gálvez Ruiz. Esa señora, mentirosa y mitómana, partidaria del PAN, del PRI, elegida por el dedazo de Claudio X. González. Es una mentirosa patológica. Chistosa. Ocurrente. Foxista de hueso colorado.  Mal hablada.

Es un plan diabólico de los empresarios como Claudio X. González y de Carlos Salinas de Gortari. Si el pueblo pide pan y circo, a dárselos.  

Están fabricando un candidato títere, como fue Fox, como fue Peña Nieto. Quieren engañar al pueblo haciendo creer que esta ridícula señora, botarga ella misma, sin necesidad de disfrazarse, es de pata rajada, pobre e indígena. Es raza pues. 

A postular a una dizque igual que nosotros, los chairos, los prietos. Una “indígena” que de indígena no tiene nada. Pobre jamás ha sido, su padre, el único médico del pueblo, dueño de la única farmacia, se enriqueció explotando su profesión y venta de medicamentos. Esta señora X, primero dice que su padre le pegaba a su señora madre hasta con la mano de petate. Ahora dice que murió siendo priista hasta su último suspiro. Y se ríe boje por no decir idiotamente. Ni ella se la cree que será candidata de la oposición, ah pero ya se siente la primera presidenta. Nada que ver con Claudia.

Ojalá que estos pendejos que la están inflando fallen estrepitosamente. Y solo los muy, pero muy pendejos, votarían por ella. 

Ni es independiente. Ni es inteligente. Es arribista. Es conservadora y aspira a la clase alta, aunque ésta la mire con lástima y la utilice como su servidumbre. Ni tampoco es defensora de los derechos humanos. Es defensora de los privilegios de la casta de empresarios y ricos. Mucho menos es indígena. No pertenece a ninguna etnia. No habla ninguna lengua madre indígena. Ni es parte de ninguna tradición ni cultura de los pueblos indígenas. 

Esa señora X declaró cuando estaba al frente del Instituto Indigenista de su patrón y amo Vicente Fox, entre risas y carcajadas, que a lo indios no había que darles educación, que así estaban felices.

Esta señora X que se dice trotskista, marxista, leninista, comunista, de izquierda (ni zurda es), que luchó en la sierra madre junto a Fidel Castro y al Ché. Es panista. Es burguesa. Es aspirante a ser de la crema y nata de los derechairos.

Esta señora X afirma que vendía gelatinas, descalza, sin haber comido, bajo la lluvia, mientras su hermanita secuestraba gente. Su carnalita lleva once años en presidio.

Esta señora X es una dinosaurio de corazón y mentalidad. Ya se vistió así. Ya se encadenó. Ella no es del pueblo. Ella es la servidumbre de la clase pudiente, que ahora como burla a los mexicanos la postulan a presidenta.

Ella afirma que será nuestra próxima presidenta. Eso sería una vergüenza a nivel internacional que una persona como ella, sin valores ni ideales, mitómana y mentirosa, que se vende a la mejor oferta. Que un día se dice de izquierda. Otro es indígena. Otro día se amarra con cadenas. Es un insulto a la inteligencia de los mexicanos.

La otra vergüenza del PRIAN, de Vamos por México, de la oposición, del PAN, del moribundo PAN, es el mediocre eterno perdedor, Santiago Creel, que de señor constitución, pasa a señor telenovela. A señor lagrimitas y mocos. A señor de las pulseritas. 

Da pena y vergüenza, verlo aspirar a ganar la candidatura, cuando su propio partido lo humilló, lo sobajó, al preferir postular a la señora X. Este mediocre señor, jamás de los jamases ha ganado ningún puesto por votación. Nunca, todos sus cargos, diputaciones y demás porquerías de su vida política, se los han dado por dedazo. Puras pluri. Es un vividor profesional del presupuesto.

Creel pretende que con insultar al presidente, al presidente de México, de todos los mexicanos, les gusten o no. Elegido por treinta millones de votos. La mayor votación en la historia de México como nación por un candidato. El único presidente legítimo que México ha tenido. Ese mismo presidente López Obrador que lo derrotó abrumadoramente al competir para jefe de Gobierno de la Ciudad de México, a quien Fox quiso desaforar y por cobarde se retractó al ver la furia popular.

Ahora de una manera patética, furioso y chillona, con lágrimas de dinosaurio, vividor del sistema, pretende pelear por cuarta vez una candidatura para la presidencia de México.

Santiago Creel Miranda ha sido derrotado por Felipe Calderón, por Josefina Vázquez Mota y por el pillo psicópata Ricardo riquín canallín. Y ahora será derrotado por la señora X.

Creel lloraba por su mediocridad. Llora por su crónica de una muerte política anunciada. Como secretario de Gobernación no se dio cuenta de los amarres y chanchullos de Gracía Luna. Fue cómplice del narco transas del Genaro. Hizo negocios millonarios, antes de irse, otorga contratos millonarios en permisos para la operación de los casinos de las televisoras. Por más que llore, chille, rebuzne, tire madres contra AMLO, se cuelgue cadenitas, se vista de la pantera rosa, nunca dejará de ser el mediocre corrupto que es. Panista de pura cepa.

 

 

 

Te puede interesar
web prian

El PRIAN será sepultado en 2024

MARTÍN M. GONZÁLEZ
Nacional 04 de diciembre de 2023

Es una lucha entre la dignidad de un pueblo que ya despertó y un grupo de traidores que no quiere perder sus privilegios

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email