Eje central del Plan de gobierno de Villegas: Aispuro no se toca

Local 03 de abril de 2023 JESÚS MARÍN

aispuro web

En seis meses del maravilloso gobierno de Esteban Villegas, han quedado claros tres puntos inamovibles como ejes centrales de su plan de gobierno: 

1. Aispuro es intocable.

2. Aispurio no se toca.

3. Aispurio es y será impune, por los siglos de los siglos.

Parece ser que el maravilloso paraíso de paz y progreso que diariamente nos bombardean y nos venden los chayoteros, al puro estilo de propaganda nazi donde una mentira repetida mil veces se convierte en una inamovible verdad.

En miles de fotitos, aparece Villegas sonriente, rodeado de acarreados, entregando moñitos rosas, fotos donde se ve benignamente a la pareja real de Zambrano entregando dones y dádivas a su amado pueblo duranguense que se le derrumba ante la realidad que vivimos. Del incremento en seis meses de los feminicidios. Del crecimiento del narcomenudeo. 

Su gran equipo de chayoteros, rastreros hasta el asco mismo, periodistas lamehuevos, lo chulean, lo santifican, declaran que en seis meses ya es el mejor gobernador de los últimos 460 años de fundación que cumpliremos el siete de julio. Es Jesucristo convertido en San Esteban Villegas.

Estos periodistas chayoteros, con más enjundia que vergüenza, escriben loas y alabanzas de Villegas, incentivados porque les van a liberar los más de doscientos millones de pesos para el pago discrecional de sus chayotes. Jugosos sobres amarillos.

Esos mismos periodistas chayoteros, son los mismos que alabaron a José Rosas Aispurio hace seis años. Y son los mismos que callaron sus desfalcos y callan su autoría intelectual en las muertes de las mujeres por meningitis.

Periodistas sin ética, ni amor por el oficio más hermoso del mundo, se venden como las meretrices que son, al mejor postor. Ahora su padrote y amo, su chulo, es el gobernador Villegas. Villegas es el amo y señor del chayote, como lo fue hace seis años José Rosas Aispurio.

Pero no todo es vida y dulzura en estos seis meses de idilio entre la prensa chayotera y Esteban Villegas. Recientemente un medio informativo a nivel nacional saca una nota que ha pasado desapercibida en Durango.

En su sección de política nacional, el periódico Milenio, publica datos y cifras alarmantes, que contradicen el paraíso que según Villegas y su corte de lacayos periodistas, anuncian todos los días en redes y medios de comunicación locales, su titular es claro y contundente:

“En Durango, aumentan 57% los feminicidios y 12% el narcomenudeo en últimos seis meses”.

No acababa la pareja real de declarar que en Durango a la mujer se le protege, mima y se le da la tarjeta madre, y una lindura de retóricas, vacías y huecas. ¿Quién miente, gobernador Villegas? 

Durango es el quinto estado con más feminicidios en el país. En seis meses del gobierno de Villegas, han sido asesinadas diez mujeres por ser mujeres. Asesinadas por nacer mujeres, por violencia de género.

¿Por qué no sale Villegas a presumir que somos el quinto estado más peligroso del país para ser mujer? Calladito. Igual que con los asesinatos de las 34 mujeres por la corrupción y negligencia de Aispurio por la meningitis.

Dónde el idílico paraíso que pintan los medios chayoteros, dónde ese maravilloso héroe y sensible gobernador. Su burbuja se les agrieta a seis meses de su administración, con estas abrumadoras cifras. 

Somos el estado más jodido, pobre y endeudado. Sin empleos ni industria. Con un corrupto desfalco de 24 mil millones de pesos. Villegas vive en su mundo de fantasía. A ver cómo defienden a su gobernador maravillas, los columnistas y reporteros maiceados.

Durango, en la quinta entidad a nivel nacional por mujeres asesinadas por ser mujeres, en feminicidios. Nos supera cuatro entidades: San Luis Potosí, Jalisco, Hidalgo y Guerrero.

El semáforo delictivo sitúa a Durango como uno de los más peligrosos para las mujeres. En el nefasto gobierno de la rata mayor del PAN se asesinaron siete mujeres en los seis años de Aispurio. En los seis meses del mesías Villegas, van once mujeres. Son seis meses. Nos faltan sesenta y seis meses con Villegas. ¡Dios nos agarre confesados!

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email