El INE, secuestrado por descarados violadores de la democracia

Lorenzo Córdova y coequiperos se coordinan con el PRIAN

Opinión 12 de marzo de 2023 DANIEL ANTONIO LARA PALACIOS

ine web

Las cuotas partidistas se hacen presentes hoy más que nunca en el órgano de ejecutivo del Instituto Nacional Electoral (INE), se hace más que obvio que algunos consejeros responden a los intereses de la oligarquía enquistada en el PRIAN; y no solo eso, sino que descaradamente se coordinan con la oposición para intentar dañar los grandes avances democráticos conseguidos por el pueblo de México en 2018.

Lorenzo Córdova y sus coequiperos más cercanos han tomado un rol antagónico a la Cuarta Transformación, impugnan el llamado “Plan B” de reforma electoral olvidando los principios de la institución a la que representan tales como, certeza, legalidad, independencia, imparcialidad, objetividad y máxima publicidad.

La certeza en los procesos electorales ha sido históricamente en México prácticamente nula, las autoridades en esta materia deberían velar por dar a la ciudadanía los elementos para confiar en los resultados de una votación, contribuyen a la falta de legitimidad en los resultados, como ejemplo las últimas elecciones a gobernador en el Estado de México en donde hubo una gran operación de Estado para beneficiar al hoy mandatario Alfredo del Mazo, en un gran fraude electoral, con compra de votos al por mayor y el uso de las instituciones estatales para la coerción del sufragio.

Sin contar que en 2018 el ánimo popular en favor de Andrés Manuel López Obrador no se vio reflejado en el resultado final, a pesar de la aplastante victoria, mucha gente quedó con la sensación de que la victoria fue más amplia de lo que dijeron las autoridades electorales.

La desconfianza en el árbitro electoral viene de una serie de actuaciones facciosas que se revelan en la descarada coordinación con los esfuerzos opositores emprendidos por Claudio X. González Guajardo, con reuniones secretas de las autoridades electorales con los presidentes de los partidos de oposición, el descarado uso de los colores y tipografías del Instituto Nacional Electoral para las marchas opositoras, con esto se mancha la imagen del INE, y se violan los principios de independencia, imparcialidad y máxima publicidad.

Esto se usa ante la falta de credibilidad del PRIANRD. Pocos de los que marcharon en las dos exitosas marchas en “defensa del INE” acudirían a manifestarse si se usaran los colores del PAN, menos del PRI y todavía menos si se tratara de los colores del PRD.

En la recta final de su periodo al frente de la autoridad electoral, los consejeros salientes se quieren ir de la forma más estridente posible, peleándose con Morena, con el presidente de la República y, lo más preocupante, con la nueva ley electoral. Recordemos que la autoridad electoral no hace las leyes, sino que está encargada de cumplirlas, por lo que no está en sus funciones contradecir la ley votada en las cámaras del Congreso de la Unión legítimamente electo y recientemente publicada en el Diario Oficial de la Federación. Rompiendo así Córdova con el principio de legalidad al que debe apegarse la autoridad electoral.

Lorenzo Córdova, en feroz retirada, busca romper con toda institucionalidad, lanzando dardos envenenados hacia todo lo que huela a 4T, tachando al representante de Morena ante el Instituto de analfabeta, y al presidente de la República de mentiroso, por pedirle cuentas de los fideicomisos que administra ilegalmente la autoridad electoral; olvida que el árbitro electoral debe ser discreto, jamás se le ha escuchado referirse de esa forma tan majadera en contra de algún prianista.

Cómo estará de enajenado el consejero Presidente, que hasta el artífice del fraude electoral en 2006 como presidente del entonces IFE, Luis Carlos Ugalde, se pronunció ante las declaraciones incendiarias de Córdova Vianello tuiteando “Una cosa es defender al INE, otra volverse activista y opositor. En esta última faceta Córdova se excede y daña al instituto en un momento en que se procesa la elección de nuev@s consejero@s.”. Raro es que el fraudulento de Ugalde no haya notado que Lorenzo le viene jugando al activista y opositor desde el principio del sexenio.

Triste es que el legado de Córdova y secuaces al frente del INE sea la violación de todos los principios de la institución, estando a los pies de los oligarcas cuando debe representar los intereses de la democracia y del pueblo mexicano, secuestrando a la institución para los intereses del capital; lo bueno que ya se van, pero nadie se sorprenda de verlos en el futuro en los mítines del PRIANRD abiertamente, no tras bambalinas, como ha sido desde que llegaron al órgano electoral.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email