Un grotesco ridículo llamado Xóchitl Gálvez

El avasallador triunfo de Claudia fue una revolución pacífica Se votó por el bien de México, no la mafia de corruptos

Nacional 13 de junio de 2024 Jesùs Marín
ridiculo web

Todas las ocurrencias, bojedades, tonterías durante su campaña, Xóchitl Gálvez se supera a sí misma en el domingo electoral, el pasado domingo 2 de junio, cuando el pueblo de México habló fuerte y la aplastó con más de treinta puntos de ventaja.
Cuando uno pensaba que no se podía ser más canalla. Ni superar su máximo nivel de pendejismo, la derrotada (destrozada) derecha, la ultra humillada oposición, pasan del “INE no te toca”, de marchar por su oligarca democracia con su marea rosa, ahora su aberración es “el INE sí se impugna”. Pasan de defenderlo a difamarlo, porque no les favoreció.
Al contar coto por voto, casilla por casilla, se dieron cuenta que la victoria de Claudia aun fue superior a lo anunciado. 
No es democracia si no gané yo, declara la Xóchitl, masticando el chicle de cachete a cachete, aguantándose la risa bogue. Yo soy la verdadera presidenta de México y me robaron la elección, fue una elección de Estado, todo el poder de mis 15 millones de votantes, así lo ratifican. Y me vale madre Pitágoras. Quince millones son más que 36 millones.
Esos 35 millones que votaron por Claudia son unos mugrosos, prietos, pendejos y patas rajadas. Lo únicos votantes que cuentan son los blanquitos como yo. Y no son comedores de frijoles y de tortillas con chile, borregos del régimen del dictador de López Obrador.
No me importa que la Claudia tenga 35 millones de votos y yo, la Xóchitl tenga 15. Pero mis votos son de calidad, de gente católica y temerosa de Dios. Y con casa propia y carro del año. Somos gente bonita y que nos vamos de shopping a Texas. El doble de votos no vale, no sirve. Pregúntele a López Doriga y a mi patrón Claudio X González.
Pese a que democracia significa el poder del pueblo, los griegos eran unos pendejos por eso su civilización se extinguió. En esta elección el pueblo NO decide, y 35 millones de votos hayan votado contra mí, es un fraude. Se los aconsejó el Presidente.
Vamos a impugnar: queremos voto por voto, casilla por casilla. Fue un fraude pese a que apenas alcancé el 27.2% de la votación contra el 60% de Claudia Sheinbaum, virtual presidenta de México.
Sí, al principio anuncié mi triunfo, así lo pronosticaban mis encuestadoras de salida pagadas por mi gente. Hice mi ridículo bailecito del triunfo, yo la chingona de Xóchitl. Solté mi risita estúpida y mastiqué dos chicles nuevecitos para festejar mi triunfo electoral. Ah ya me vi pegando mi chicle en la silla presidencial.
Despuesito me di cuenta que la volví a pendejear. Y llamé a la Claudia para felicitarla por ser la nueva presidenta de México y le deseé lo mejor, pero advirtiéndole que a la primera que no me guste, como que me investigue por mis negocios corruptos, mis tráficos de influencias, me vestiré de botarga o me voy a encadenar a algún poste. Y acepté públicamente mi derrota abrumadora.
Ah, pero después me jalaron las orejas mis patrones, don Claudio, don Alito y don Marko, y tuve que salir, con mi cola de dinosaurio entre las patas, con mi risa estúpida, para amenazar con que voy a impugnar.
Por lo pronto voy a regresar al Senado. A cobrar esos 600 mil pesos de sueldo por los tres meses restantes de calentar el curul. Y a cobrar mi millón de pesos de liquidación. 
Claudia es nuestra Presidenta con más de 36 millones de votos, ¿qué parte de esa realidad no entienden los prianistas, la Xóchitl Gálvez, el junior Claudio X González, los 13 millones de odiadores, clasicistas y racistas? 
El pueblo votó, el pueblo unido decide, y no solo fueron los morenistas, fue la mayoría de los mexicanos, jóvenes, adultos y gente de la tercera edad. 
El avasallador triunfo de Claudia fue una revolución pacífica. Se votó por el bien de México, no la mafia de corruptos y ladrones que nos jodió durante los últimos ochenta años. 
Es la primera revolución sin disparar un solo tiro. Se dispararon más de 35 millones a favor de la libertad y de la democracia.
México a demostrado a Latinoamérica que si es posible vencer en las urnas a los asesinos y corruptos, a los esclavistas, a los oligarcas, a los medios vendidos y corruptos. México demostró el repudio por sus mentiras, por sus canalladas.
Con Claudia nos esperan seis años de crecimiento, de consolidar el desarrollo y la repartición de la riqueza para todos, primero los pobres y ahora también, primero las mujeres. Es tiempo de la mujer en México. Es tiempo de la esperanza.

Te puede interesar
amparo web

Corrupción

Espacio Libre MéxicoSe destapó un grave acto de co
Nacional 07 de mayo de 2024

de la Presidenta de Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) fundada por Claudio X González

Espacio Libre México

Lo más visto

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email