Los “cuentos chinos” de Villegas, gobernador de Durango

A cinco meses del anuncio de que 2024 será el año de Durango, seguimos igual o peor. “Este año nada volverá a ser como antes; lo que viene, marcará nuestras vidas. Durango lo soñó y Durango lo merece... ¿ESTÁS LISTO?”, dijo en la más pura demagogia ramplona

Local 21 de mayo de 2024 JESÚS MARÍN

chinos web

A inicios de este año, con pompa y circunstancia, el gobernador Esteban Villegas anunció que este año del 2024 sería el año de Durango. Se vería un crecimiento económico y social como nunca se vio en los ochenta años de historia política del PRI.

Anunció la creación de miles de empleos, la inversión extranjera se elevaría a niveles estratosféricos. Decenas de compañías gringas y especialmente chinas vendrían a instalarse en Durango, pagando salarios altos y bien renumerados. Seríamos la Suiza del norte. Ni los gringos crecerían económicamente como Durango. Su soñar en grande sería de ensueños de gloria y riqueza. Seríamos una chulada de estado. Y Esteban pasaría ser un héroe, el salvador de la miseria de los duranguenses.

Cinco meses han pasado y seguimos igual de jodidos o más, con promesas y promesas que el “ya soñado gran futuro viene, viene y nunca llega”. Dijo que ya era tiempo de “soñar en grande”. Y que saldríamos de la pobreza y jodidez extrema.

La única “china” que se ha visto por la capital alacranera, es la Gabriela Hernández, la China, hija del cacique Ismael Hernández Deras, que contiende por el Senado de la república.

A cinco meses del extraordinario y magno anuncio, del resonar de campanas y el soltar de miles de palomas, Durango sigue igual de jodido.

Eso sí, a cada rato aparece Esteban anunciando que ya “merito” vienen empresas chinas a instalarse. Que ya falta “poquito” para que esas empresas chinas se instalen y ofrezcan salarios y fuentes de empleo dignas. Y los mediocres medios chayoteros y corporativos locales, le aplauden a rabiar, publican sus onanismos económicos y de crecimiento.

Mientras las masturbaciones chinas de Esteban, están a punto del orgasmo que nunca florecen, se la pasa viajando a China, gastando los millones en su viajecito, con su corte de lángaros en primera clase, en avión, ni modo que se vaya caminando o de raid (el boleto más barato cuesta entre 45 y 110 mil, bajita la mano), hospedándose en hoteles de lujo, como si su sola mágica presencia en China lograra que los empresarios chinos se pelearan por venirse a Durango.

Lo único destacado en estos cinco meses que han transcurrido desde el soberbio anuncio que nos hizo Esteban de prometer que este año Durango seríamos un estado próspero y rico, sin pobreza y con inversiones y riquezas, nunca vistas. Envidia de Nuevo León y Jalisco.

Lo destacado son dos lamentables casos: el reciente caso de corrupción del eclipse total de sol con la renta del espacio público del mirador de los Remedios a un grupo gringo, del cual, la Fiscalía y el propio Villegas, no han abierto el pico ni ejercida la ley. Y el recién lamentable caso del feminicidio ocurrido en la tienda de Coppel, cuya rápida solución es más que sospechosa.

Y nada, puros cuentos chinos, como menciona el excelente reportaje: Durango, los cuentos chinos de Esteban Villegas. Hasta el momento no hay fecha para que una empresa china venga a instalarse al estado. Que denuncia el regidor Jorge Silverio A. Y que se puede ver en: 

https://web.facebook.com/watch/?mibextid=xfxF2i&v=1139166787132932&rdid=oy8xo74hpFDcq0lQ

Cuentos chinos, no hay nada concreto. Ni real. Anuncios y anuncios, pero no hay nada solido de que venga empresas chinas. Al contrario, están cerrando empresas locales, maquilas, ante la falta de liquidez monetaria, ante el desastre económico que es el gobierno actual del Prian, tano municipal y estatal.

Anuncia Esteban la llegada de 60 a 90 empresas chinas, pero no dice cuándo ni cómo, ni bajo qué circunstancias ni ventajas o desventajas, puras especulaciones en el imaginario del gobierno de Villegas. Todo es a un futuro incierto, el presente sigue siendo jodido para Durango. De sueños no se come.

China tiene más de 1500 millones de población. Es la nación más poblada del mundo y ya es la primera potencia económica del mundo.

Mantiene una guerra comercial y económica con los Estados Unidos, cómo es que los chinos vienen a este pobre estado nuestro a invertir. No hay lógica que teniendo miles de chinos, mano de obra muy barata, casi en esclavitud, a su disposición, venga a ocupar la duranguense y pagándoles salarios a nivel competitivo. No hay lógica alguna.

Cómo es posible que vengan desde tan lejos a instalarse en un estado que no cuenta con infraestructura industrial, que no tiene carreteras para comunicarse ni a la frontera norte, ni a los puertos más importantes del Pacifico. 

Y se instalarán en Durango para acabar con la poca agua que tenemos, ya de por sí, nuestros mantos acuíferos sobre explotados.

Esteban y sus secuaces van por los negocios personales, ¿qué habrán negociado con los chinos para convencerlos? Si es que vienen. ¿Cuánta tajada se llevarán, si es que de verdad viene esas inversiones y empresas chinas a instalarse?

¿Le convendrá a Estados Unidos tener a los chinos tan cerca de ellos? Se le olvida a Esteban y a sus “asesores” que México es parte del Tratado del Libre Comercio, es socio de Estados Unidos y Canadá y por si no lo sabe Esteban, Durango es un estado de México, puros cuentos chinos como denuncia el regidor Jorge Silverio Alvarez.

Por mientras Esteban seguirá con sus masturbaciones orientales, eso sí, gastando el dinero a manos llenas en sus negocios personales y viajes. Total, conque siga pidiendo dinero prestando, ¿cuál es el problema? Jodidos los duranguenses que tendremos que pagar la creciente deuda de Durango. Endeudarse en grande, es el verdadero plan no tan secreto de Esteban.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email