La Dirección de Comunicación Social de Villegas como negocio familiar

Política y Poder

Local 04 de diciembre de 2023 MARINO MONTOYA

web negocio

El director de facto de prensa del gobierno de Esteban Villegas en Durango -sin nombramiento formal-, Víctor Hugo Hernández Fuentes, ejerce el presupuesto para medios como negocio familiar.
En el presupuesto cobra él como funcionario y beneficia a su padre, Víctor Rubén Hernández Guerrero, un mocho de temporada que lo mismo se baña con la derecha que con la pseudoizquierda. Fue el más ferviente aplaudidor del alcalde panista Rodolfo Elizondo Torres, como corresponsal de El Siglo de Torreón, pero también fue jefe de prensa del alcalde de la capital del Partido del Trabajo, Marcos Cruz Martínez, de donde se decidió mi salida del Canal 10 por amenazas del hermano Juan Cruz Martínez al gerente de Canal 10, Alejandro Stevenson Bradley con tomarle el canal como lo había hecho el primer alcalde del PT, Gonzalo Yáñez. Y no salirse hasta que le quitaran la concesión de la estación.
Un miércoles por la tarde acababa de salir de una reunión con el gerente del Canal y apenas había dado vuelta a la esquina donde tenía mi vehículo cuando recibí una llamada, bastante molesto, de Stevenson Bradley, quién me increpaba sin motivación, para terminar con la “amenaza” que me parecía un debate entre yo y Juan Cruz. Yo nunca he sido panista, pero fue tan arrebatado el regaño que no me dio tiempo de contestar.
Al día siguiente nos reunió a los tres reporteros que quedábamos y me dijo: -¿Qué vas a hacer? Renunciar, respondí. Y se le dibujo una sonrisa, mientras otro de mis compañeros le espetaba, “díganos que nos va a correr.”
El tercero de los reporteros dijo: -Yo aquí me quedo, yo no tengo a donde ir.
De eso me enteré años después.
Marcos Cruz Martínez es uno de los hijos putativos del ex presidente Carlos Salinas de Gortari.
Para muestra un botón: En cierta ocasión don Eduardo Fhurken Pinelli, secretario de Desarrollo Económico durante el gobierno de Maximiliano Silerio Esparza, fue a una gestión a Los Pinos, y mientras él y su acompañante, Billy Acevedo, se tardaron en entrar seis horas, el invasor de tierras Marcos Cruz Martínez entró y salió ocho ocasiones.
Como buenos acomodaticios hoy militan en Morena.
Nunca como ahora se había tratado tan mal a la prensa chica de Durango.
Por ejemplo, el compadre de Esteban Villegas Villarreal -Hernández Fuentes- no tuvo empacho en actuar como orador oficial en el aniversario del natalicio de Francisco Zarco Mateos.
El trato a la prensa chica por parte del junior de la prensa ha obligado a varios compañeros de la Comarca Lagunera a cambiar de trabajo por falta de cobertura por parte de quien no sabe lo que es una carrera periodística.
Recientemente el periódico Razacero publicó una nota dando a conocer que Víctor Hernández Junior le otorgó a su padre convenios de publicidad por 300 mil pesos mensuales, documentando que a la fecha un millón 250 mil pesos.
Pero ahí no termina el negocio familiar, el jefe de prensa sin nombramiento, de las arcas del gobierno mantiene a sus tíos: a Armando Hernández Guerrero, con convenios para la revista Marca. A su otro tío que vende síntesis informativas, también lo favorece con jugosos presupuestos.
El funcionario de marras se sienta a la diestra del gobernador en todos los eventos privados con funcionarios. 
Su otro tío Miguel Ángel Hernández Guerrero no canta mal las rancheras.
En el sexenio pasado fungió como segundo de a bordo de la ex presienta de Coparmex, Mayté Vivó para realizar el proyecto de Desarrollo 20-40 sin que sepa dónde quedó el trabajo ni en que concluyó, si es que lo hicieron.
Hoy el jefe de prensa represor y abusivo en su trato para la prensa chica del estado de Durango, se apresta a hacer carrera política, pues pretende llegar a una diputación local. Si así como trata a la prensa va a tratar a la población en general repetirá su prepotencia.
Anteriormente cuando fue coordinador de prensa del Congreso, borró de la lista de convenios a los periodistas que no se le subordinaron que chabacano que ejerce su padre.
Durante mucho tiempo le dejó las primeras páginas de la Semana Ahora al asesino del fundador del Yunque. Según narró a la revista Proceso, su padre se oponía a que el Yunque perteneciera a un partido político y por eso lo mandó matar.
Señaló el hijo del padre del fundador del Yunque que su padre fue asesinado en una delegación y a los 10 minutos llegó el articulista estrella de La Semana Ahora, cuando vivía al otro extremo de la Ciudad de México, por lo que dedujo que se encontraba cerca del lugar del crimen.
Según esta versión lo habrían matado para usarlo como ariete de los partidos políticos, sin importar la ideología para treparse al poder, sin importar las ideas de los institutos políticos les diera cabida.
Este descastado ha terminado con la carrera de varios periodistas, principalmente en La Laguna.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email