El regreso de Marcelo Bielsa

Internacional 27 de noviembre de 2023 JORGE LUIS JUÁREZ MARTÍNEZ

web marcelo

En un deporte envilecido por intereses comerciales y cotos de poder, sobresale nuevamente, Marcelo Bielsa. El entrenador rosarino que apuesta por un fútbol ofensivo desde antaño, regresó a las eliminatorias sudamericanas 13 años después ahora con el representativo de Uruguay, siendo la experiencia chilena su último equipo antes de partir al viejo continente en el 2010.

Para nuestros lectores tal vez genere ruido saltar del análisis político regional al mundo del fútbol. Pero hacerlo para rescatar la figura y la influencia de “El Loco” Bielsa siempre vale la pena. Y es que si hay alguien que ha priorizado el desarrollo profesional del futbolista desde la educación dejando de lado las improvisaciones es precisamente Marcelo. 

Los números en las eliminatorias con Argentina previo al Mundial de Korea 2002 fueron impresionantes calificando por encima de Brasil. En el caso chileno apenas estuvo detrás de los gigantes sudamericanos pero el cambio de fondo estuvo en estructurar al fútbol andino hasta entonces estancado entre el negocio y redes clientelares entre directivos.

Esa es la herencia y la marca de Bielsa. En un fútbol acostumbrado a inflar los costos y alimentar la especulación, apostó desde siempre por la profesionalización a detalle de cada uno de sus equipos. Campeón con Newell Old Boys y Vélez Sarsfield en su país, saltó a México para dirigir al Atlas de Guadalajara y al América de la Ciudad de México. Pronto se dio cuenta de los usos y costumbres de los dueños del balón en México y en cuanto pudo partió al fútbol ibérico con el Espanyol de Barcelona.

El entrenador rosarino que priorizó el buen juego apostando por un fútbol ofensivo pero equilibrado alcanzó un grado de madurez después de su paso por la Selección de Chile. Entonces vino la oferta con el Athletic de Bilbao y el Olimpique de Marsella donde su legado aún se recuerda. No sólo disminuyó los gastos acostumbrados en importación de futbolistas, sino que comenzó a explotar los semilleros sacando a la luz talentos locales capaces de sanear las finanzas de su club. En su paso por la Liga Premier, devolvió al Leed United a la máxima categoría antes de volver al Río de la Plata.

 

Después del fracaso mexicano en el Mundial de Qatar 2022, Bielsa fue la opción para una parte de los directivos de Grupo Pachuca, pero la rivalidad con Grupo Televisa impidió una reforma a fondo del fútbol mexicano de la mano de “El Loco” prolongando no sólo la mediocridad del mismo, sino también los viejos vicios y manejos dentro del negocio futbolístico. El caso reciente fue el encuentro entre México y Honduras, donde el arbitraje tuvo que intervenir a favor del equipo mexicano para no perjudicar los intereses de la televisora de Chapultepec.

Mientras que, en el cono sur, el Uruguay de Bielsa aplastó a Brasil, Argentina y a Bolivia en la primera ronda de las eliminatorias sudamericanas dejando de lado a la generación que quedó cuarto lugar en el Mundial de Sudáfrica del 2010 y que fueran campeones de América en el 2011 pero que después no ganó nada más.

El trabajo de relevo generacional es posible ahora de la mano de Bielsa, ganándose las descalificaciones en el inicio de los que no querían cambios en las estructuras tradicionales del fútbol uruguayo. Curiosamente, los mismos de siempre, enquistados en zonas de confort sin cambiar lo mínimo posible pensando que aún así podrían obtener resultados diferentes. Las medidas de Bielsa provocaron la renuncia de auxiliares y preparadores físicos que no entendieron que la exigencia física viene de la mano también de un ejercicio pedagógico más que sólo futbolístico. 

El cambio de paradigma entre ver al fútbol sólo como deporte de fin de semana y profesionalizarlo como en el viejo continente para optimizar ganancias y al mismo tiempo entender el juego como parte de un equipo son algunas de las herencias de Bielsa para este deporte. Es el inicio para comprender que la fuerza de lo social sigue estando entre la gente desde el impacto de lo colectivo. Ese, es el legado de Bielsa.

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email