Las encuestas y las tácticas de manipulación

Nacional 21 de noviembre de 2023 DANIEL ANTONIO LARA PALACIOS

web encuestas

Las encuestas son ejercicios estadísticos que, si son ejecutados con una metodología adecuada, pueden representar una fotografía de la realidad del momento en que se levantan, son acciones confiables en la medida que se apeguen a la ciencia de los números, y se mantengan limpias del juego político; desde que se comenzaron a hacer encuestas en México se vio el potencial de impactar en la realidad para cambiar el resultado de una elección por medio de la publicación de encuestas falseadas o con metodología dudosa.

Nuestro país es ejemplo de un sistema político manipulado, las encuestas, instrumentos que deberían ser usados para describir la realidad, fueron y siguen siendo utilizadas para conseguir cambiar la opinión publica en un sentido que beneficia un estado de cosas, grupos políticos específicos han sacado provecho de encuestas mal realizadas o abiertamente falseadas para imponer una narrativa que prolongó su estancia en el poder.

El caso específico de la elección para la presidencia de la república en el año 2006 es un ejemplo de como toda la elite política y económica se abalanzo sobre el candidato favorito, Andrés Manuel López Obrador (postulado por el PRD) para intentar desprestigiarlo con una campaña de guerra sucia desde todos los frentes posibles, uno de esos frentes fueron los ejercicios demoscópicos, mismos que fueron disminuyendo sistemáticamente la ventaja que llevaba el político tabasqueño frente al panista Felipe de Jesús Calderón Hinojosa, desde un principio se buscó generar la narrativa de que el perredista iba perdiendo su ventaja frente al postulado por el blanquiazul.

A partir de que se dio a conocer que el candidato del PAN seria Calderón, las encuestas lo evaluaban con un 25 por ciento de las preferencias electorales, a 19 puntos de AMLO que encabezaba las preferencias con un 44 por ciento; a lo largo de todo el proceso electoral las encuestas fluctuaron de forma muy extraña, mostrando picos a la baja en el caso se López Obrador y al alza en el de FCH solo en puntos muy específicos, luego regresaba Manuel a liderar por casi 20 puntos. 

Siempre se buscó generar la narrativa de que el candidato del PRD estaba siendo alcanzado, la guerra sucia se acrecentó con la intervención del entonces presidente Vicente Fox Quesada, el vox pópuli beneficiaba a Andrés Manuel, pero los medios en conjunto con el Consejo Coordinador Empresarial y al Partido Acción Nacional crearon una campaña de desprestigio ilegal que repitió hasta el hastío la frase “López Obrador es un peligro para México” al tiempo que las encuestas recalcaban que Calderón estaba repuntando.

El Instituto Federal Electoral (IFE) encabezado por Luis Carlos Ugalde, se hizo de la vista gorda con todas las intromisiones ilegales que se dieron en el proceso electoral, los privados tenían prohibido contratar tiempos en televisión que llamaran a la acción política en favor o en contra de cualquiera de los candidatos, pero el alto empresariado mexicano, las grandes empresas mediáticas y el PAN se pasaron la ley por salva sea la parte, no emitieron sanción alguna o recomendaciones ni ordenaron la suspensión en la transmisión de los spots ilegales hasta que el daño al candidato del PRD estaba hecho.

Hay múltiples ejemplos de la manipulación de las encuestas, la casa encuestadora GEA-ISA es conocida por errar en todas sus predicciones siempre favoreciendo las candidaturas del PAN y del PRI, en el caso de la elección de 2012 favoreció a Enrique Peña Nieto durante todo el proceso electoral dándole desde 20 hasta 30 puntos de ventaja, al final la distancia quedó oficialmente en el 6.5 por ciento, ciertamente el PRI de Peña ganó esa elección con la compra masiva de votos, que nuevamente la autoridad electoral no vio, ese error tan grande de la casa encuestadora provoco la disculpa pública de Ciro Gómez Leyva, en ese entonces titular del espacio de noticias estelar de Milenio.

La única forma de obtener los resultados más aproximados a los de los comicios es revisar los resultados que publica Parametría o El Financiero que tienen por lo general promedios de error en torno al uno por ciento.  

Ahora que viene el proceso electoral de 2024 es necesario reflexionar sobre lo que implica la manipulación de las encuestas para usos politiqueros, ya que causan efectos en la intención del voto, que de acuerdo con la teoría del espiral del silencio, la minoría silenciosa se termina convenciendo de lo que la mayoría (sea esta artificial u orgánica) piensa y dice abiertamente, los medios de comunicación deberían servir a sus audiencias pero terminan sirviendo a los intereses de sus dueños, igual que las encuestas.

La adulteración de la voluntad popular por parte de las casas encuestadoras es un tema que muchos niegan, pero en este punto de la historia de nuestro país, es un tema pertinente en el análisis, no es fácil asumir que se es sujeto de manipulación, aceptar que nos mienten, usan nuestros miedos, usan las métricas para cercenar el hambre de cambios, para sostener un sistema injusto y mientras las personas no sean conscientes de lo que pasa, no pueden hacer nada con respecto a la desinformación que se difunde todos los días en los grandes medios, la forma de vencer a la manipulación es con la politización de las masas, la participación de todos en la vida política; si no hacemos política alguien más la hace por nosotros, y muy probablemente no la lleva a cabo en favor de nuestros intereses.

Te puede interesar
AMLO WEB

El legado de AMLO

DANIEL ANTONIO LARA PALACIOS
Nacional 13 de febrero de 2024

México ya despertó y va al siguiente nivel de la transformación

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email