El adiós al compadrito Churumbel

Luis Angel Martínez Diez

Local 25 de septiembre de 2023 Jesús Marín

web churumbel

Qué se puede decir de un hombre que gozó la vida intensamente. Un hombre de una sola pieza y de un honor incorruptible y palabra que respetó y cumplió toda su larga vida. Un hombre sin dobleces ni medias tintas. Fue un hermoso loco incendiario. Un hombre de pasiones y locuras. Sin trono ni muros. Viajero incansable. Aventurero e idealista. Revolucionario cuando se necesitaba serlo, un poeta y escritor en toda la extensión de los términos. Político y analista político.

Narrador de crónicas y mitos. El mismo creó un mito sobre su persona, mezclaba la realidad con su desbordaba mítica imaginación. Su foto saludando al comandante Fidel Castro en la portada de uno de sus libros.

Sus historias que narraba sus viajes por Europa, en tardes bohemias, de poesía, vino y canciones. Contaba que participó en un complot para asesinar al General Franco en sus pasos por la tierra de la madre patria. Hombre de galanura y trato encantador. Galante con las mujeres y caballero con los caballeros. De sangre española, de ahí, su otro nombre: el Churumbel.

Su ya mítica historia de amor, entre el Churumbel con la legendaria Diva de Hollywood, Ava Gardner, en su solitario departamento en París. Hombre de izquierdas. Amigo de los poderosos de la política duranguense. Nunca pasaba desapercibido donde se presentara.

Le gustaba ser el protagonista, el héroe o el villano, amado u odiado. Su pasó por la dirección del Instituto de Cultura del Estado fue polémico en el gobierno del nefasto Ismael Hernández. Sus puertas como director del ICED siempre abiertas a los creadores de toda índole de Durango. 

Luchó por presupuestos dignos a la cultura y el arte, apoyaba proyectos por más locos que fueran. Miembro destacado de la Sociedad de Escritores. Encantador cuando quería. Enamorado del amor y las bellas mujeres, sin pelos en la lengua, al soltar, sus comentarios y opiniones, lo metían en cada lío. Bohemio hasta lo insufrible. Poeta de la vida misma. 

Lo despide el gobernador Hernández por sus polémicas declaraciones y lo vuelve a contratar, tras el deplorable actuar del cineasta que nombró en un arrebato tan usual en el gobernador. Lo vuelve a contratar a finales de su sexenio. 

Su proverbial y cálido ‘compadrito’, su ‘hermanito’, al tratarlo. Al arte y la cultura apoyó toda su vida, como creador y funcionario. Llevó a Durango a nivel nacional y más allá de las fronteras. Bajo su gestión se publicaron colecciones de libros de autores duranguenses. Ha sido la gestión donde se publicaron autores diversos, sin distinción.

Hoy, en esta triste tarde del 22 de septiembre, circuló la noticia de su muerte. Una fotografía de su casa incendiada. Una muerte inmerecida, en una broma macabra de Dios, él que en su vida y acciones, en su pensamiento, era todo fuego, toda pasión. Todo incendio, todo volcán. Perece de manera trágica y terrible.

Este poeta, este amigo y escritor, amante del buen vino y de la buena vida, amante de bellas mujeres, amigo de los amigos y también de los no tan amigos, fallece de manera trágica. Descansa en paz, compadrito Luis Ángel Martínez Diez, el controvertido y polémico Churumbel.

 

Crónica del día en que el Churumbel tomó cargo como director del ICED

 

El Churumbel ha llegado y cierren las puertas...

 

El Instituto de Cultura del Estado tiene dos opciones: desaparecer o convertirse en Secretaría de Cultura..... Dicho por Martínez Díez, durante la conferencia de prensa a los medios..

 

Después de varios meses de tenernos con el Jesús en la boca, por fin se destapó al nuevo titular del Instituto de Cultura del Estado. El ungido, el que apenas se supo de la nominación ya era oficial, y según palabras de él, durante la amena conferencia de prensa que nos brindó la mañana del jueves, ha recibido un promedio de 130 llamadas telefónicas, entre su casa y la oficina, pidiéndole audiencia, un huesito o simplemente haciéndole saber que siempre, pero siempre estuvieron con el compadrito del alma.

Hasta el fans número uno del Quijote, luego luego se aprestó a pedir coperacha para poner un desplegado para que se le tome -esta vez sí, por favor, por favorcito, por su santa madrecita- en la nómina, después de dos fallidos intentos de colarse en el presupuesto, primero abanderando la causa de Lugo y luego la del PAN, el ing anda desesperado por su tan mala puntería a la hora de colarse.

Nada, que el winner, es el Martínez Diez, Luis Ángel pues, el compadrito para los compas, y zás, cayó como una baño helado, entre alguna gente del ICED.

Gritos de esos desgarradores se escucharon por los antiquísimos arcos, frases como “ahora sí nos llevó la ching.... Si ese individuo viene para acá, yo renunció”, luego luego las mafias ya establecidas empezaron a reunirse, a fraguar planes para evitar perder sus privilegios, caras temerosas, otras sumamente encabronadas.

El viernes 17 de septiembre se rumoraba la llegada del nuevo chipocludo y zás, algunas de las madames del Instituto, a encabezar un motín, a amenazar con lanzarse de cabeza, con plantearle al flamante gobernador Ismael su negativa de trabajar con semejante tipo, pero sólo quedó en eso, mero berrinche, meras patadas de ahogado. 

El lunes 20, ya entrada la mañana, al puro estilo tarantinesco de “Perros de Reserva”, se vio por el patio central cruzarlo tres tipos, serenos los morros, de lente oscuro, dueños del terreno y con desplantes de ahora sí llegó lo pesado.

Por delante, el jefe de jefes del Instituto, el Luis Ángel, detrasito de él, apenas unos cuantos metros, el Fernando Andrade Cancino, y el rataman Víctor Hugo Galván, prestos a enfrentar al moribundo imperio. Llevando las armas frescas y el dedo veloz. Suavecito, díganos suavecito...

La Fonoteca, el escenario. Silencio absoluto, mesa de honor, mantelito dominguero, micrófono con el nivel de decibles que la oficialidad marca, es decir todo al viejo modo, al estilo antiguo, de pompa y circunstancia.

Toda la gente del Instituto ahí reunida, y un resto de colados, morbosos y aquellos que andan de lamehuevos buscando un puestecito. Todos recién bañaditos. Bien peinaditos, caray hasta desodorante se pusieron para la ocasión. 

Las mujeres victorianamente arregladas. De corsé y faja de rigor. Ni una pinche mosca se atrevía a revolotear. Tosecitas de nervios. Represión de gases.

¡Oh!, ¿y ahora quién nos podrá salvar? ¿El fin del mundo, mijos? El fin del mundo, el Anticristo. Gente persignándose, algunos rezando con rosarios imaginarios.

Órale, y que llegan los tres jinetes del Apocalipsis, y zás, la primer muestra de cambio, la desmitificación del acto: fuera mesa de pódium, fuera micrófonos, y se bajan al nivel del público, a nivel pueblo -más mezcla maistro o le remojo los ladrillos- el discurso muy al estilo andaluz del Churumbel (perdón ahora será Lic. Churrumbel). “Compadritos ya estamos aquí”, y lo de rigor: “que venimos a trabajar en equipo, que estoy a su disposición, vamos a sacar el wey de la barranca y arriba España, olé, torero, torero”, bla, bla, etc. y frases de esas, harto conmovedoras, pero nel, la turba seguía impávida, fría y cerrada. Temerosa pues.

Presentación del nuevo subdirector, el Arq. Fernando Andrade Cancino, algunos suspirotes de resignación plena. Y del primer actor, el hombre mundialmente conocido como el rataman (hombre rata para los que no mastican el inglis), como parte fundamental de su equipo de trabajo.

A ver levante la mano el que no haya visto al menos una vez la obra de teatro “El hombre de la Rata”. Y todos, como buenos alumnos y pa quedar bien con el nuevo jefe, levantando manita, cual tiernos corderitos.

Ahora levante la mano los que la haya visto dos veces. Menos manos pero todavía algunos barberos siguiendo el juego. A ver levante la mano el que haya visto la obra veinte veces.... una sola mano levantada. ¿adivinen de quién?

Y prosigue el monólogo del nuevo director. Al final, la ronda de preguntas, ¿alguna duda, alabo, calumnia, petición? Hablen o callen para siempre. Nadie, ni media palabra. Si les digo que los julianes no van a la guerra. Eso sí, algunas bocas fruncidas de rabia e impotencia y por ahí se rumora que ese día, aumentaron dramáticamente los casos de diarrea extrema. 

Muy al estilo del Churumbel terminó el acto de presentación: “¿A poco no están CONTENTOTES de que yo esté aquí, compadritos?”

Primero un aplauso, forzado, aislado, luego otro, al final, ya qué, el aplauderío descarado, la corte en pleno, la aceptación de la derrota, la resignación de los prisioneros de guerra... El Rey ha muerto, viva el Rey....

 

La dichosa conferencia de prensa o la presentación ante la sociedad de la quinceañera

 

Ya más calmadas las aguas, despuesito del viaje relámpago que hiciera el Churumbel a Chihuahua, como primera gira de trabajo, reunirse con los del Fondo, Tamaulipas, Chihuahua, Coahuila, Sonora, Nuevo León, donde se brindó un minuto de aplausos a Héctor Palencia, pues llegó con la novedad, que la próxima reunión de este circuito de cultura del noreste será en Duranghetto, pa el 15 de noviembre.

Ahí estábamos esperando las primeras declaraciones, ya como director del Instituto de Cultura de Luis Ángel Martínez Díez, primero, por razones de tiempo, atención a la raza de los medios electrónicos, luego nos tocó a nosotros, los dizque de prensa escrita. Galletitas y café, pero sobre todo, cordialidad y un ambiente relajado, sin pompa ni acartonamiento. Chulada de mujeres presentes ahí, de varios medios, destacando la increíble belleza de Bárbara Ramírez, sensual, vestida de negro, con su piel hermosísima de nácar, y una sonrisota angelical. Y luego las declaraciones importantiosas: la cultura debe ser prioritaria en el gobierno de Ismael....bla, bla, bla…

Debemos lograr que el Instituto se convierta en Secretaría de Cultura.... Hay que lograr que la infraestructura del Instituto crezca....Y no tengo idea de mi sueldo, pero me vale... los errores que cometí en el IMAC, claro que no los voy a cometer aquí, digo, para eso sirve la experiencia... Y rollos por el estilo...

 

Esperemos que cumpla con lo promete, pero sobre todo que se den las condiciones para que lo dejen trabajar... Así que al tiempo... 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email