Por el bien de México es Claudia

Nunca más chacales gobernando México

Nacional 19 de septiembre de 2023 JESÚS MARÍN

web claudia

Durante ochenta años, la perversión más perversa del PRI fue hacernos creer a los mexicanos que la política solamente era para los políticos. Y que la única verdad era su política. Y que, en vez de salvar al país, lo fueron destruyendo, lo fueron repartiendo, lo fueron vendiendo. Y que nuestro voto no tendría voz ni fuerza en la forma de gobernarnos. Que votar era un acto inútil. Y que nuestros votos no servirían para nada. Ser mexicano era quedarse callado. Nos endilgaron que los pobres somos pobres por huevones y los ricos son ricos por que trabajan duro. Y nuestro destino era mirar televisión, comer productos chatarras y beber hasta morirnos de tristeza o peor, de diabetes.

Nos adoctrinaron a ser apolíticos, a ser parte de una borregada sumisa y adormecida. A votar sin pensar. A votar a cambio de una torta de jamón añejo y una bolsa de frijoles rancios. A resignarnos que no podríamos cambiar el destino de nuestro país y no podríamos cambiar el destino de nuestra vida. Ser esclavos de maquila. Ser carne de cañón. Y morir de viejos en la miseria, era ser buen mexicano, mientras ellos compraban casas en Miami. En Madrid. En los lugares más exclusivos del mundo, con el dinero que se robaban impunemente.

Y cuando decidimos cambiar nuestro destino, cuando decidimos pedir libertad y e igualdad. Cuando quisimos cambiar al mundo, a México, ese puñado de jóvenes soñadores que cantaba amor y paz y clamaban la imaginación al poder, esa generación de jóvenes de los sesenta, sus padres, sus abuelos, sus hermanos, fueron arteramente asesinados en el 68. En la matanza de Tlatelolco. 

Desde entonces el PRI tomó la costumbre de matar, asesinar desaparecer, exterminar, cualquier brisa de esperanza, acallar cualquier grito de libertad e igualdad. 

Acabaron con esos soñadores, pero la semilla se sembró en la mente, en los corazones de los sobrevivientes, en las madres que buscaron a sus hijos desaparecidos. En los indígenas que se levantaron pese a ser masacrados. En los estudiantes que desaparecieron. 

Siguió una brutal represión de una dictadura perfecta. Se entregó la educación y la cultura a las televisoras locales. Se prostituyeron los llamados “intelectuales”. Ya no hubo otro José Revueltas. Otro hermoso mexicano como don Heberto Castillo. Ya no hubo otro Lázaro Cárdenas ¿Dónde los hermanos Flores Magón para iluminarnos?

La lista de asesinos y corruptos se instaló en Los Pinos desde los setenta hasta el 2018, cuando renació la esperanza, cuando volvimos a creer en un Dios.

Se distribuyeron miles de millones de pesos en la prensa oficial, en la televisión al servicio de los patricidas. Nos mantuvieron resignados. Nos mantuvieron ciegos, sordos. 

Nos hicieron creer que no se podía cambiar de gobierno. Nos hicieron creer que no hay un paraíso para nosotros, los pobres, los jodidos, los prietos, los patarajada, los obreros, los maestros, los niños, los abuelos, las mujeres y niñas.

Nos hicieron creer que ser de izquierda, era ser de Satanás. Y la pedofilia iglesia vaticana, ejerció el miedo por medio de la palabra de su Dios de la codicia. Ejerció el temor de ese Dios, Dios del becerro de oro, de príncipes y papas corruptos. No conformes con inventarnos la patraña de una Virgen María morena, nos controlaban el pecado. Nos ponían candados en el pensamiento en aras de que si resistíamos en silencio, sin berrear, al morir, iríamos a un paraíso. Nos inyectaban de ignorancia.

Durante cuarenta años nos mantuvieron atemorizados, sin cerebro, sin voluntad, conformes e idiotamente felices. Se nos educó con las telenovelas, con el Chavo del Ocho. Se nos drogó con el fútbol y convirtió el acto de leer un libro, en un acto proscrito.

Se nos contaron mentiras como la historia oficial. Nunca nos informaron de las masacres de estudiantes, de los crímenes de Estado. De los vende patrias. 

Millones de mexicanos llegamos a creer que nuestro destino manifiesto era morir jodidos y pobres. De nada serviría votar. De nada serviría protestar y alzar la voz, exigiendo nuestros derechos a la vida, a la esperanza, a un futuro mejor. A comer tres veces al día. Y los que lo hicieron fueron salvajemente asesinados.  Salvajemente desaparecidos.

Así vivimos desde que el asesino genocida de Luis Echevarría Álvarez se asumió como presidente en 1970. Cuarenta y siete años de lavado de cerebro, de descuartizamiento del alma del mexicano. De formar mexicanos pobres y apaleados. De someter por medio de la violencia y del miedo, al pueblo, hasta ese histórico año del 2018 cuando nuestra historia cambió, por un solo hombre y la voluntad de más de treinta millones de mexicanos. 

Ya nada nos puede contener, nada ni nadie puede reprimirnos y gritamos libertad. Gritamos ese hermoso himno, “sí se puede”, cantamos ese hermoso himno “es un honor estar con López Obrador”.

Esta vez nada ni nadie nos detiene. Cambiamos la historia del país para bien de los más desprotegidos, de los más explotados, de los pobres y oprimidos.

Vencimos a la corrupción, los asesinos del PRI y del PAN. Ni los fraudes, ni el robo de urnas, ni la puta prensa vendida, ni los millones de los empresarios. Ni los asesinos de Calderón y Peña Nieto, pudieron con la fuerza y la esperanza del pueblo mexicano.

¿Quién puede detener la fuerza de un mar embravecido? ¿Quién puede contener el canto de un pueblo que ha despertado, de un pueblo que era ciego y reencontrado la luz?

Un solitario luchador por más de veinte años vino a demostrarnos que sí se puede, que los mexicanos podemos soñar, podemos cambiar nuestro destino Y merecemos vivir con todos los derechos, tener una vida digna, tener un futuro y esperanza. Envejecer en paz y protegidos

A este hombre, odiado y atacado por los verdugos de México. Odiado por los asesinos de México. por los esclavistas de nuestra raza. Odiado por los vendepatrias, le bastó cinco años para cambiar la historia de México. 

Cinco años para hacernos soñar, para gritar con orgullo, es un honor estar con López Obrador. Cinco años en que ha reconstruido al país, contra ochenta años de saqueos. Ochenta años de genocidios y masacres. 

En cinco años, este hombre, despreciado por la clase rapaz, por los racistas y privilegiados, por las hienas y chacales, por los canallas y traidores, lo odian por su modo de hablar, por si combinan o no sus calcetines. 

Lo odian porque este maravilloso hombre ha cambiado el rumbo de México en cinco años, lo que ellos no hicieron en ochenta años de pillaje y sangre. No soportan que sea un gobierno decente. No soportan un gobierno justo y que más de cien millones de mexicanos lo apoyemos

Andrés Manuel López Obrador les ha demostrado lo que significan los ideales y no las ambiciones. Lo que vale la palabra de un hombre cabal. De un hombre que ama a México, más allá del cielo y de dios. Lo que un hombre inteligente y astuto, ha reedificado el honor y el orgullo de sus mexicanos, esos mexicanos pata rajadas, esos indios, prietos y olvidados a quienes ha puesto como lo más importante de su filosofía.

No soportan que haya reducido la pobreza. Dar esperanza a doce millones de ancianos, cansados, sin seguridad ni pensiones, los ha revindicado, les ha dado lo que un país rico como somos, merecen.

La lucha es feroz, encarnizada contra ese puñado de traidores y canallas, contra ese frente de ratas y corruptos, pero cada día, somos más los mexicanos que defendemos los ideales de este gran mexicano. Cada vez somos mas los mexicanos dispuestos a dar la vida, por mantener la esperanza. Por hacer de nuestro país, de nuestra nación, un México justo para todos los mexicanos, 

Cada vez los odiadores se van quedando solos. Rabiosos de rabia, dolidos de odio. Ni todo el odio, ni todo el poder del dinero, ni toda la corrupción, van a detenernos. 

Ahora somos dueños de nuestro destino. Ahora sí soñamos. Ahora sí hay esperanza y un futuro digno a nuestros hijos, a nuestras mujeres, a nuestros ancianos.

Gracias señor presidente López Obrador por devolvernos nuestro corazón y dignidad. Por el bien de México es Claudia.

 

 

Te puede interesar

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email