De mí

Cultura 31 de julio de 2023 ALEJANDRO PARRAL PARRAL

web de mi

Me orillaste al sendero más oscuro. Me veía entristecido, sentía la pesadez de los sentimientos en cada rincón de mi cuerpo y cabeza, rompí cada parte de mi cabeza tratando de pensar qué fue lo que hice mal ¿En qué falle?, ni lo supe, solo mi cuerpo se aferraba a la cama, como si largos y fuertes ladrillos de concreto pesados me encerraran y sostuvieron a ella.
Moría por dentro, me sentía displicente ante la vida, todo lo veía negro, mi total capacidad de razonamiento se fue junto contigo, con la imagen idealizada que tenía de ti, me encontraba encasillado en penumbra que acompañaban las grandes noches de agonía, sollozos de mi alma acompañaban a mis lágrimas en mis cristalinos ojos.
No había visto el sol brillar tan poco y la luna parecer tan aterradora, odiaba la noche y sobrevivía con el pasar del día, no vivía, mi interior más visible me imploraba piedad, me encerraba en recuerdos y momentos fríos, no podía parar, parar de odiar, lamentar y martirizar mi cuerpo junto con mi ser, -oh vaya que fui tonto- mi vida pendía de un hilo, un hilo que se encargaron de dejarlo hecho un lazo tan delgado como un simple y frágil cabello.
Te sostuve, pero, ¿quién me sostiene a mí? Mi madre me observaba hecho uno con el sofá, pedía por mí y por mi bienestar. Dolió, incluso más que otras ocasiones; la esperanza de una utopía me mantenía, pero las punzantes falsas verdades se encargaban de fracturarme una y otra vez, recordaba esos dulces besos que me hacían ver la vida como una gran y perpetua renovación de felicidad.
Tus cálidos y necesitados abrazos me arropaban bajo hermosos momentos inolvidables y placenteros, luego me di cuenta de que no solo yo me equivoqué, tu orgullo y altanería me dejaban ver tus más oscuros y bajos secretos, me abrumaban, pero no te dejaría, ya no. Quise morir por ti y revivir por mí, me llenaban el alma de caricias, pero en algún día esas caricias se volvieron cortadas, creadas por tu miedo e inseguridad.
Me dolió y aunque digas que no queda nada de amor yo sigo invirtiendo en montón por los dos.

Te puede interesar
lobo web

La Casa Lobo

YOUSSEF MANARA
Cultura 14 de mayo de 2024

Propuesta cinematográfica que rompe el molde cotidiano

Espacio Libre México

Ranking

Suscríbete al newsletter para recibir periódicamente las novedades en tu email